martes, 12 de febrero de 2008

Fredric Brown

Este es un escritor de ciencia ficción del que sólo he leído una novela bastante entretenida titulada Martians, go home! o Marciano, vete a casa en castellano. Esta novela es también de la década de los cincuenta, para mí época dorada de la ciencia ficción.

Pongo un microrelato de tres frases que le atribuyen y que me parece simplemente perfecto:

"Después de la última guerra atómica, la Tierra estaba muerta, nada crecía, nada vivía. El último hombre estaba solo, sentado en una habitación. Alguien llamó a la puerta."

2 comentarios:

Txii dijo...

Je, yo había leído ese trozo en alguna revista de cine justo cuando hablaban de... creo que era 28 semanas después (gran película, dicho sea de paso).
Y coincido contigo, en dos frases y te quedas ya con cara de WOW, este tío es Dios.

He estado cotilleando un rato por tu blog y me ha parecido muy interesante lo de la novela postapocalíptica ésa con lugares conocidos ^^ así que busca a las musas hasta debajo de los armarios (¿por qué las muy capullas siempre desaparecen cuando más las necesitas? Perdon, ¿las únicas veces que las necesitas?) y dale duro.

Ale, un beso.

(soy Txii la del Ka-Tet, supongo que muchas Txii sueltas no habrá por internet, pero por si acaso...)

alcorze dijo...

Hola, Txii del ka-tet ;)

Puedes pasar y cotillear cuanto quieras que para eso está el blog XDD

Ando en busca de las musas y creo que, sin dejar de ser apocalíptica, le voy a dar un cambio de orientación. En ello estamos.
Nos vemos!!!