viernes, 14 de agosto de 2009

Adios a los principios



Siempre he sido una persona con unos principios más o menos asentados y pensaba que había una serie de actos o comportamientos que yo nunca tendría.

Me he dado cuenta que nunca se puede decir "de este agua no beberé". Al final, el tiempo y las circunstancias de la vida, nos van poniendo en nuestro sitio y nos obligan a cambiar y a hacer muchas de las cosas que hace el resto de "la gente".

Soy un tipo normal (más o menos XDD) trabajador, padre de familia y con una hipoteca, hasta ahí todo bien. Ahora acudo a centros comerciales de los que antes renegaba con todas mis fuerzas y, en más de una ocasión, voy por echar la tarde. Es de las pocas opciones, económicas, para estar en un sitio que tenga aire acondicionado y puedas respirar con la que está cayendo de calor.

Con esto quiero decir que, poco a poco y queriendo o no, he ido cambiando ciertas actitudes y principios que antes asumía como propios.

El motivo del post es que creo que estoy empezando a perder todos los valores (y neuronas) y a caer en un hondo pozo de atontamiento colectivo. XDD

Y por qué pienso esto... porque ayer hice algo que nunca pensaba que haría... Compré en el Simply una tortilla de patata de las que venden hechas y envasadas al vacío. Me sentía casi como si cometiera un delito por hacerle eso a la tortilla de patata, uno de los pilares de la sociedad de este pais junto con la siesta. Y lo peor de todo no es que la comprara y, como es lógico, me la comiera... no, lo peor de todo es que me gustó!!!

Todo hay que decir que me la comí en un tremendo bocata con mayonesa, pimienjo rojo en tiras y anchoas pero, aún así, no dejo de sentirme incómodo por lo que hice ;D

En fin, guasas y sorna aparte, sí que es cierto que me doy cuenta de que he cambiado (no especialmente para mejor o peor)en aspectos de mi forma de ser o actuar pero, en el fondo, sigo estando ahí.

Me voy a las fiestas del pueblo y, como Dios manda, me pienso poner bien a gusto de comer y beber a la salud de todo el mundo.

Buen finde!!!

5 comentarios:

Alberto Fernando Losario Rofelos dijo...

La Vida es adaptación.

Por otra parte la necesidad tiene cara de hereje, y a veces uno se vuelve lo más hereje que puede ser.

P.D: Todos decimos ese tipo de cosas cuando jovenes, cuando aún era fácil atrapar a la gacela corriendo al lado de ella.

Saludos.

alcorze dijo...

Qué razón que tienes Alberto. Me gustan tus comentarios y las expresiones que utilizas.

Un saludo!

Heidi Metal dijo...

Qué cierto, todos hemos caído. Yo de momento, por más que la necesidad apriete, me niego a comprar una tortilla de esas. Cierto es que la he comido (me la puso una amiga un día en su casa) y no está mala, pero tampoco buena. Donde estén mis tortillas que se quiten las del simply.
Disfruta de las fiestas de tu pueblo mientras los demás intentamos no morir en esta ciudad asfixiados ;)

alcorze dijo...

Si que es verdad, Heidi, como las tortillas de uno o de su madre no hay nada igual

Jodo, en el pueblo hacía calor pero lo de Zaragoza es brutal. 36grados a estas horas!!!

Sonia dijo...

Hostia, Al, pues sería por los pimientos o lo que fuera, pero la verdad es que esas tortillas tienen que tener delito!! xD
Yo de momento no he caído en un momento tortilla de esos, pero es verdad que a veces nos encontramos haciendo cosas que nunca pensamos que haríamos.
Por cierto, aquí en Galicia por las noches (y a veces de día) se está cantidad de fresquito! No es por joder ni nada ¿eh? sólo una constatación de la realidad.
Saluditos!!!