jueves, 27 de agosto de 2009

Libros leídos 2009 - 39

...
26 - Una fortuna peligrosa - Ken Follet
27 - El dios Escorpión, Tres novelas cortas - William Golding
28 - Now you see it... (Ahora lo ves...) - Richard Matheson
29 - Los herederos - William Golding
30 - Abandonado en Marte - Lester Del Rey
31 - Galaxias como granos de arena - Brian W. Aldiss
32 - Los hombres que no amaban a las mujeres (Millenium 1) - Stieg Larsson
33 - Nocturna - Guillermo Del Toro y Chuck Hogan.
34 - Flores fatídicas - Clifford D. Simak
35 - Las playas del espacio - Richard Matheson
36 - Los hijos de nuestros hijos - Clifford D. Simak
37 - La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Millenium 2) - Stieg Larsson
38 - Mendigos en España - Nancy Kress
39 - Los restos del día - Kazuo Ishiguro



De Kazuo Ishiguro sólo había leído Nunca me abandones y fué un libro que me encantó. A raiz de su lectura he decidido acercarme un poco más a este autor y ha sido este libro el que ha caído en mis manos.

De Kazuo Ishiguro me gusta, al menos en los dos títulos que le he leído, la melancolía por el paso del tiempo que destilan sus textos y unos personajes que parecen perdidos, ya que no acaban de aceptar la realidad que les rodea y el miedo que les causa lo desconocido.

El libro se sitúa en 1956 y gira en torno a los recuerdos de un mayordomo inglés. El protagonista es una persona que sólo sabe pensar y actuar para su trabajo, el de servir a su Señor. Es una auténtica nulidad para las relaciones personales, no acaba de entender la sociedad que le rodea y no sabe como comportarse con los demás, ya que su "universo" se ha limitado a las paredes de la casa donde prestaba servicio y a las personas que por allí pasaban. No son exactamente los recuerdos de alguien que está al final de su vida. Pero si que son los recuerdos de alguien que está en el ocaso de una época y no se da cuenta de que las cosas están cambiando y poco a poco descubre que, tal vez, haya desaprovechado gran parte de su vida

Es un libro que va de menos a más. Al comienzo, es un tanto lento y espeso pero luego coge un ritmo y un estilo, para describir los sentimientos y el comedimiento con que actuan los personajes, que lo hace bastante interesante. Al final me ha gustado mucho y tiene párrafos realmente evocadores, que hacen reflexionar sobre la vida. Aunque también llega a la conclusión de que, al final, nos podemos encontrar con que ya no sabemos o no podemos cambiar aunque pensemos que lo estamos haciendo.

También hay una crítica a la hipocresía de la gente. Es, en cierto modo, un retrato de la alta sociedad británica durante el segundo cuarto del siglo XX y refleja unos personajes un tanto estereotipados.

Copio algunas frases que me han llamado la atención:

"‑Bueno..., verá. Quizá exagere, pero es verdad que la gente de este pueblo está muy concienciada políticamente. Saben que deberían tener las ideas más claras respecto a ciertos temas, tal y como Harry les dice. Pero en el fondo les pasa como a todo el mundo, sólo quieren vivir en paz. Harry siempre les habla de cambios, pero nadie en el pueblo tiene ganas de jaleos, aunque pudiesen salir ganando. Sólo quieren que se les deje tranquilos y vivir en paz. No quieren que les mareen con problemas."

"Usted sólo ve pasar las cosas, sin pararse a pensar en lo que significan."

"Tal vez sea propio de viajes como el que realizo que uno se vea incitado a replantearse, desde perspectivas sorprendentemente nuevas, temas que ya creía superados. "

"Siendo así, quizá deba seguir el consejo de no pensar tanto en el pasado, y de mostrarme más optimista y de aprovechar el máximo lo que me resta del día. Después de todo, ¿qué se gana con estar mirando siempre atrás? ¿Con culparnos del hecho de que la vida no nos haya llevado por el camino que deseábamos? "

Comentar que, por lo que veo en la portada, debieron de hacer una película sobre este libro con Anthony Hopkins y Emma Thompson titulada "Los que resta del día" que creo que no he visto y que voy a buscar ya que, con esos dos grandes actores, tiene que haber salido algo bueno de ahí.

Y por terminar. Los restos del día es un buen libro, al que hay que darle oportunidad, ya que, aunque al principio se haga algo pesado, luego vemos que, pese a la sutileza del autor al escribirlo, entre líneas, se le adivinan más cosas de las que parece que nos está contando y al final nos encontramos con una buena historia.

3 comentarios:

Té la mà Maria - Reus dijo...

buen blog felicidades

un abrazo desde Reus Catalunya

Sonia dijo...

Yo en su día lo leí con el título "Lo que queda del día", y la verdad es que no me impactó mucho, supongo que por la edad que tenía. Pero ahora leyendo las frases que has puesto me han dado ganas de releerlo. Y ese de "Nunca me abandones" tiene un título muy bonito.

alcorze dijo...

Es cierto, Sonia, con ese título también aparece.
He puesto un post tan extenso (para los míos) porque el libro, como el sutor, me gusta sobre todo por esa sensación que te va dejando poco a poco mientras lo lees. El libro a más de uno, y a mí en otro momento, les puede parecer un coñazo pero en realidad no está nada mal. A mí me ha venido muy bien porque tenía ganas de cambiar de registro de lectura por una temporada.

En cuanto a Never let me go es un libro precioso. Yo creo que a tí te gustaría.