miércoles, 7 de octubre de 2009

Gente estirada



Suelo bajar muchas tardes a la plaza de al lado de casa con mi hijo. Nos bajamos con el patinete, un balón, algún juguete más y la merienda.

Mientras él juega allí, con otros críos, yo me siento en uno de los bancos y, de vez en cuando, me pillo un capazo (me pongo a charlar) con alguna de las madres que allí hay y digo madres porque padres no se suelen ver.

Es un curioso fenómeno porque la plaza tiene una parte central, donde están todos los críos revueltos, y luego rodeándola un cuadrado de bancos. En los bancos se forman grupitos ya establecidos y relativamente cerrados entre sí.

Yo voy por libre ya que no pertenezco a ningún grupito aunque suelo juntarme con las que conozco de la parada del bus o con las madres de l@s niñ@s con l@s que juega mi crío.

El caso es que el otro día llegó una niña de unos dieciocho meses que, por tanto, todavía no tienen mucho equilibrio al andar a coger el patinete que lleva Nicolás con cuatro años. Yo lo sujeté para que no lo cogiera, no fuera a ser que se cayera con él y se hiciera daño, mientras miraba a su madre haciéndole un gesto por si se lo dejaba coger o no. El caso es que esta mamá, que baja siempre de punta en blanco a la plaza (se ve que ella no debe de jugar a pintar con las tizas y no se pone perdida como me pasa a mí), cogió y me volvió la cara e hizo como que no se daba cuenta de nada... se ve que no se iba a molestar en tratar con un chico que iba en pantalones cortos y camiseta... total que su hija se subió al patinete y yo estuve pendiente de que no se diera un ostión, cosa que, afortunadamente no pasó.

Luego ya me comentaron unas chicas que esta moza es de ese tipo de personas que, según como se levantan, te dan los buenos días o te vuelven la cara.

En fin, como se suele decir, de todo tiene que haber en la viña del Señor pero con este tiepo de personas, pese a que sé que existen, no dejo de sorprenderme en parte cuando me cruzo con una de ellas y, por supuesto, no acabo de entender de qué van.

14 comentarios:

eme dijo...

Sí, es como esa gente que ves todos los días a la misma hora y que, aunque no sepas cómo se llama ni qué talla de pie gasta, acabas por saludarla, porque no pones en duda que ya "la conoces", y sin embargo ellos te giran la cara y te miran raro... ¡anda, infelices!

Sonia dijo...

No dudes que si la niña se hubiera pegado una torta, entonces sí te habría mirado y hablado, para pegarte cuatro voces... si e que la gente así no hay quien la entienda.

Luis Bermer dijo...

Pues si se juntaran formarían Legión xDD

Si en mis estudios de psicología encuentro alguna respuesta técnica al asunto, la compartiré contigo :D

Pero vamos, que el sentido común ya les dio su definición: "ser gilipollas" xDD

Heidi Metal dijo...

Qué cierto es lo que dice Sonia. Buah, tanta gente de esa hay por el mundo...en fin

Mr. Le Mans dijo...

Es posible que esa mujer haya pasado de servilleta a mantel hace poco....

Joss Bruneliere dijo...

:o Al, tu descripción me hace pensar que tienes una vida preciosa, eso de la plaza junto a tu hogar está buenísimo, y los críos y demás wooow que lindura, que detalle, felicidades!!, me conmovió.

Y en cuanto a ese tipo de personas, no bueno, en México principalmente pululan!!.

Saludos.

Angelillo dijo...

Como dice Sonia, seguro que si la niña se cae te monta a ti el pollo.
Un ejemplo de estirada:
http://www.youtube.com/watch?v=TKk4NFnZeXs

Seguro que te "encanta".

alcorze dijo...

ufff, Angelillo, esta Lomana es la que sale ahora en todos los programas de la tele ¿no? esta es un pieza de cuidado

Korvec dijo...

Igual es que la señora de marras, es muy tímida y le cuesta relacionarse.

Saludotes

Athman dijo...

Detesto a esta clase de personas que parece que te miran por encima del hombro y que van por la vida como perdonandote l vida.Lo detesto.Esa clase de gente que igual te chocas con ellos caminando y ni te ladran y en cambio,otro dia te enseñan su mejor sonrisa.
Yo es que paso de esta peña y directamente los ignoro.
Con lo poco que cuesta ser educado...
Saludos.

seeyouinthenextlife dijo...

Estoy de acuerdo con Mr. Le Mans, ni puto caso a ese tipo de personas, en el fondo son unos infelices y unos desgraciados.

MEGASTAR dijo...

Sé positivo, igual sólo tenía un mal día. La del video, sin comentarios.

Sir dijo...

Un padre que se pringa con la tiza al jugar con su hijo merece mucho más respeto que gentuza del calibre descrito...

Alberto Fernando Losario Rofelos dijo...

Lo importantes es que la niña no se cayera. Lo que piense o haga la estirada esa no importa.

Salud.