martes, 15 de diciembre de 2009

Mala gente


Imagen obtenida de ende.blogcindario.com

Esta mañana he entrado en una farmacia, al lado de mi trabajo, a comprar un jarabe para quitarme la tos que me está fastidiando estos días.

Trabajo en el centro de Zaragoza ,pero tenemos unas cuantas callejuelas del casco antiguo, por detrás, que son, desde hace muchos años, una zona marginal de prostitución, inmigración de escasos recursos y tráfico de droga.

He entrado a la farmacia que está situada allí mismo, regentada por una señora que a mí no me cae nada bien porque creo que tiene mucha cara, además de parecer bastante facha.

El caso es que una de las dependientas, una asquerosa bajo mi punto de vista, estaba atendiendo a dos chicas cubanas. Estas chicas, por lo que me he enterado mientras esparaba mi turno, estaban comprando medicinas tipo frenadol, aspirinas, etc, etc para llevárselas a sus hijos a Cuba ya que volvían a pasar las fiestas.

Esta "dependienta", como digo, les ha estado ofreciendo los medicamentos más caros que encontraba y se ajustaran a lo que pedía (por ejemplo las aspirinas estas modernas que se mastican y no hace falta agua pero que cuestan tres euros más que las normales). Ha estado, también, haciéndose la despistada como que no les entendía, e incluso a llegado a hacer una ligera burla de su acento. Vamos que, por la impresión que a mí me ha causado, las consideraba, por lo que fuera, gente que no estaba a su altura, gente de segunda.

La verdad es que me ha dado coraje y rabia ver cómo se intentaba aprovechar de estas dos chicas y sacarles el dinero siendo que lo único que querían era llevar medicinas a sus familias que fueran útiles, no muy caras y que no les abultaran mucho en la maleta.

En fin, antes de que terminaran con ellas me han atendido a mí y me he ido corriendo a comer. La verdad es que me he quedado con las ganas de decir algo pero no lo he hecho... lo que sí tengo claro es que por allí no me vuelven a ver.

2 comentarios:

BonScott dijo...

Es la mejor medida que puedes tomar, dejar de ir y hacer mala prensa....Asi aprenderán a tomarse su trabajo en serio y dejarse de tonterias xenofobas y demas idioteces. Asi va el pais....

Sonia R dijo...

Tiene razón Bon/Especialista, habla mal de la farmacia, al menos puedes hacer eso. Yo me imagino la situación y creo que tampoco sería capaz de decir nada, pero seguro que me sentiría frustrada después. Son situaciones en las que es muy difícil hacer lo correcto, porque posiblemente, ni haciéndolo se conseguiría nada. Qué bazofia de gente. :S