miércoles, 2 de diciembre de 2009

Manías



Estos días estoy leyendo Después del anochecer, una recopilación de relatos de Stephen King, que es su último libro publicado en castellano.

En concreto antesdeayer me acabé "N", un relato en el que aparece un personaje que sufre un trastorno obsesivo compulsivo. Supongo que "trastorno" es el nombre que se le podrían dar a las manías cuando se convierte en obsesivas y absorben a alguien.

En concreto el personaje del relato, no puede dejar de buscar un equilibrio entre las cosas, alineando y tocando objetos o contando las cosas que le rodean buscando siempre los números pares.

El caso es que, mientras leía, me dió en pensar en que yo tengo algunas manías... no creo que sean obsesivo-compulsivas como las de nuestro personaje ;D pero sí que son pequeñas costumbres o gestos en la vida cotidiana que suelo hacer sin darme cuenta (y que no voy a poner aquí XDD).

Imagino que todos, en mayor o menor medida, estamos un poco "mal de la cabeza" y que tenemos nuestras pequeñas válvulas de escape para liberar tensiones de lo que nos rodea.

En mi caso, mantener este blog, creo que se ha convertido en un "trastorno" que me causa una gran satisfacción.

Por cierto, King, un escritor al que le gusta innovar (y se puede permitir el lujo de hacerlo) lanzó el relato de "N" tanto en papel como en un video de animación.

La historia se puede encontrar en youtube y en este link podéis ver los cinco primeros capítulos.

6 comentarios:

sir dijo...

Y el que esté libre de pecado... Yo tengo unas cuantas, que van desde lo más inocente (las pinzas han de ser del color más aproximado a la prenda que se cuelga a secar) hasta un nivel del estilo de Monk. Y lo mejor es que eres perfectamente consciente de que muchas son auténticas tonterías, pero... ya sabemos que la psique humana es harto complicada.

Lo malo es cuando alguien no sabe reconocer las suyas propias, y máxime cuando se traducen en un defecto que acaba tocando la moral a la gente de alrededor...

sibenik dijo...

Muy buen post.

Yo tuve un compañero de clase que padecía un trastorno obsesivo-compulsivo realmente serio. En este caso, era un tío que hacía todo dos veces. Se sentaba, se levantaba, se sentaba y se levantaba. Siempre hacía cosas así y era un poco triste. No se que tal andará ese chaval pero me ha venido a la mente...

Abrazos!

Sonia dijo...

Creo que en ese comentario tuyo, Sir, se deja entrever alguna tensión de tu entorno, jeje. ;D
Yo tengo un montón de manías y hábitos más o menos saludables, entre los que se incluye también mantener un blog. También estoy de acuerdo en que no hay nadie que esté totalmente libre de lo que llamamos "locura". Y en fin, podrías haber contado alguna de tus manías, hombre, que nos has dejado con curiosidad. ^^
Un beso!

alcorze dijo...

jejejs, ya me animaré otro día con las "manías". Una de ellas está también relacionada con tender la ropa. En concreto siempre tiendo la ropa con el frontal de cara a mí. No me preguntéis porqué pero no me parece bien no hacerlo así... supongo que eso no me hace estar muy ido de la pinza... sólo lo justo XDDD

BonScott dijo...

Escribir largo y tendido acerca de las manias personales es una muy buena idea, asi que gracias, Al, por el desencadenante. La verdad es que tener manías no es sino contar con elementos que nos hacen diferentes unos de otros (por suerte, porque si no, menudo aburrimiento) Ya voy a empezar a cavilar y a prepararme una lista de manías y costumbres propias...

Un saludo, Al!!

Angelillo dijo...

Manías tengo alguna, pero supersticiones propias, a porrillo.
Mantén el trastorno de escribir el blog, que es un trastorno bueno, jeje.