viernes, 3 de septiembre de 2010

Carteles con solera


El otro día ví, en una carnicería de Grañén, unos carteles de esos que había antes en los que se indicaba el despiece de los animales. Tenía tres, del cerdo, del cordero y de la vaca.

Recuerdo que, de pequeño, en la carnicería de al lado de mi casa también tenían carteles como éste y siempre me llamaba la atención el ver a los bichos muertos y "espiazaos" en partes cada una con su nombre. A mí me gustaban (y me gustan) las costillas de ternasco pero no sabía lo que eran hasta que ví los carteles.

El caso es que, como ya no quedan de estos carteles mas que en sitios pequeños o perdidos, le hice una foto y me prometí que le haría una entrada.

Como se suele decir, del cerdo me gusta hasta el andar jajaja

Buen finde a todos!!!

Como banda sonora del post otro tema de los míticos Ixo Rai, se trata de su canción "Magra y vino" del LP "Mosica e Mondongo"

11 comentarios:

El Especialista Mike dijo...

Esos carteles, si señor, instructivos 100%. No está mal saber lo que comemos en cada momento..

Hablando de cerdo, el miércoles hice una barbacoa en casa con un buen costillar adobado de cerdo que salió de muerte, aparte de una morcilla, unos muslitos de pollo y unas patatas asadas... A ver si llega el invierno, porque con frío me mola más todavía meterme entre carbones y ascuas...jeje.

Buen finde!! ;)

Mr. Le Mans dijo...

Qué grandes los Ixo Rai!. Como bien decían ellos en un recopilatorio, "del cerdo hasta el rabo".

sonia dijo...

Ostras qué recuerdos me ha traído esa foto!!!!! Hace siglos que no veo esos carteles pero los recuerdo muy bien de cuando era pequeña y me iba a comprar al mercado con mi madre.

Sir Worth dijo...

Bonitos recuerdos me traen estos carteles; de crío, también solía quedarme observando las distintas piezas cárnicas. Ñam, ñam...

Y también suscribo lo del caminar de los ungulados porcinos, por supuesto

alcorze dijo...

Qué recuerdos, jejeje, en cuanto lo vi me dije que lo tenía que fotografiar.

Sir, somos dos almas gemelas ;) me alegro de saber de tí. Un abrazo

Angelillo dijo...

Cada vez que leo tu blog me entra hambre.

Ese cartel también le vi de pequeño, con los cortes del cerdo y de la vaca, en una antigua carnicería de las de toda la vida. Por cierto, en Argentina los cortes son distintos.

Voy a la nevera.

Un saludo!

AdP dijo...

Sí, ha cambiado mucho la fisionomía de los comercios. Cada vez cuesta más encontrar tiendas de las de toda la vida, en las que podías preguntar al tendero cualquier asunto relacionado con las viandas con la seguridad de que te daría una respuesta satisfactoria. En los supermercados actuales es difícil que no te remitan a la etiqueta del producto en cuestión.

Recuerdo los carteles de las carnicerías, y los de las pescaderías. Los habré leído cientos de veces, sobre todo estos últimos.

Saludos.

NoSoloZaragoza dijo...

Jodo que sí que de recuerdos, a mi de pequeño me hacían ir a hacer la compra cunando salía del colegio a las 12 xDD Buf, que años tan maravillosos que no volverán, me metería en la máquina del tiempo para revivirlos una y otra vez.

✿ Belle ✿ dijo...

Con esa imagen me has trasladado a mi niñez, cuando esperaba detrás de mi abuela en la carnicería de Arguineguín... el mismo cartel, el mismo color, tantos recuerdos...

Sonix dijo...

Ay omá, qué rico el cerdo... y bueno, ese cartel sí es de los de toda la vida, jaja!
Curiosamente no recuerdo ninguno así de mi niñez, porque en casa teníamos cerdo y lo mataban una vez al año. Con eso íbamos surtidos de carne.
Besos y buen finde!

El Cuervo del Infien-no dijo...

Buah... en la carnicería de mi barrio tenían un cartel igualito igualito. Ya ni me acordaba de él y, la verdad, viéndolo ahora me doy juenta de lo JODIDAMENTE GORE que era XD pero claro, como nadie venía corriendo a taparme los ojos para proteger mi sensibilidad infantil o mi inocencia, para mí ver al cerdo despiezado era una cosa de lo más normal.

Por cierto, nunca había escuchado a Ixo Rai (a pesar de que has puesto algún otro vídeo suyo no hace tanto) y la verdad es que molan, inspiran buen rollete.

¡¡Saludos, Al!!