sábado, 1 de octubre de 2011

Sábados por la mañana

así salía el presentador, Carlos Tena, disfrazado de astronauta perdido que vagaba por el espacio

Hoy es uno de octubre, está a punto de llover y ya empiezan a bajar las temperaturas. Me he levantado a las ocho y pico cuando mi mujer se iba a currar. Mis dos hijos se han despertado luego y les he dado el desayuno, he puesto un par de lavadoreas, he hecho las camas y he dejado la comida preparada. Ahora, en cuanto acabe de trastear por internet y los vista, nos iremos al parque a dar un paseo.

Hace algo más de 25 años, cuando yo tenía entre 12 y 16 años, mis sábados por la mañana eran de otra forma, no mejores ni peores, sino diferentes. Me levantaba de la cama, y como no existían ni las consolas, ni tenía video en casa, ni ordenador,  o me ponía a leer o veía la tele. En aquellos tiempos, en que sólo había dos cadenas de televisión en España (al menos en Zaragoza), emitían unos programas de puta madre y con mucha más calidad y libertad de lo que hay hoy en día.

Además de la famosísima y mítica Bola de Cristal, los sábados podíamos ver programas musicales como Caja de Ritmos, donde se veían actuaciones en directo y algún video de los grupos que despuntaban en la música alterntativa española. Posteriormente solían emitir una película, muchas de ellas de ciencia ficción o aventuras, de directores como Roger Corman. Siempre me ha gustado salir por ahí de paseo, y me iba en bici todos los días, pero esperaba aquellos sábados por la mañan con emoción, ya que, todo aquello, excitaba mi imaginación y me parecía alucinante.

Esas matinales, en aquella preadolescencia mía, me marcaron e influyeron, en parte, en mis gustos y forma de ser actuales.

Estas son algunas de aquellas canciones que sonaban en aquel 1983 en el que dejé de ser un niño.

Tal vez ahora no gusten muchos de estos temas o resulten curiosas las formas de vestir, pero en aquella época, con unos pocos años de democracia, tras cuarenta años de dictadura y un golpe de estado fallido, suponían una enorme transgresión. Ahora nadie te dice nada ni te miran mal por la calle por vestir de determinada manera, pero entonces sí que lo hacían.









17 comentarios:

Ani dijo...

Como bien dices, eran otros tiempos, ni mejores ni peores; aunque hay que recalcar que para el siglo en el que estamos siguen habiendo ciertas cosas que se podrían cambiar :S

Besos

Moniruki dijo...

¡Como me ha gustado tu artículo! ¡Qué nostalgia! Por cierto, que apañao eres y como te cunde la mañana.

Monidala dijo...

Jo, lo que te cunde... Yo me he levantado a las mil con resaca de la cena de anoche... XDD

Y de cani ya era una dormilona sí que nunca me levantaba antes de la Cuarta Parte de la Bola... De lo que más me acuerdo es de las pelis. "El hombre con rayos X en los ojos" me dejó algo tocada un tiempo...
Besos

alcorze dijo...

Bueno, es que, Ani, siempre hay cosas que cambiar.

Moninuki, es que o me apeño o ando de culo ;D

Monidala, aun con resaca, qué cochina envidia me das ;)

Yo es que siemrpe he sido de madrugar y acostarme tarde, vamos que no duermo. Esa película de Corman que nombras es una de aquellas que me marcaron. La recuerdo perfectamente. Esa y Silent Running.

Luis Bermer dijo...

Yo también estuve allí :)

socalze-rabalero dijo...

Anda que no eres viejo chavalin

✿ Belle ✿ dijo...

jejeje yo creo q viviamos mejor sin tanto movil y tanta cosa, es genial que saques tanto a los niños a pasear :) feliz finde!

Fede dijo...

¡Sabados por la mañana! Pues mi infancia transcurrio durante la decada de los ochenta (naci en el 79 y ahora tengo 32 años, saca la cuenta).

Los sabados por la mañana eran un festival de dibujos animados por la tele. Recuerdo cuando pasaban Transformers y Gi-Joe, ademas de animes japoneses como Mazinger Z o Astroboy.

Generalmente, eran dias lindos. La familia estaba toda junta y ocasionalmente, como en ese entonces teniamos una ferrea amistad con los vecinos, pasabamos a visitarlos. De hecho, uno de los vecinos era padrino de mi hermano (el hombre falleció hace mucho... suicidio. Una triste historia, la verdad).

Pues me recuerdo la musica de la epoca, pero en mi caso, era musica yanqui. Habia muchos tema musicales "made in Argentina" pero ahorita no me recuerdo el titulo de ninguno. ^^U

Supongo que como todo, los sabados por la mañana han cambiado en la actualidad. El mundo no es tan inocente (dudo que alguna vez lo haya sido) y muchas cosas lindas de antes han desaparecido...

¡Me pongo nostalgico!

Anotar: futuro tema para mi otro blog, el de "Vida Real", jejeje.

Saluditos!!!! ^^

La pequeña Meg dijo...

Yo soy más oven y recuerdo perfectamente la bola de cristal, y los dos canales, los programas de m´susica, las pelis, qué tiempos!!!

Bolzano dijo...

Y yo también estuve, jajajaj. No me perdía un capítulo de La Bola de Cristal. Eso si que era educar, jajajaja.
Saludos

alcorze dijo...

De vez en cuando, sólo de vez en cuando, no va mal echar la vista atrás y recordad buenas viejas cosas. Aunque soy de los que piensan que lo mejor está por venir ;)

KAIMAN dijo...

Buf, la bola de cristal, yo creo que no me lop erdí ni un solo día, "Los Munsters" tambien eran la ostia.

Snif...que tiempos, voy a llorar.

Juan dijo...

Mi padre jamás nos dejó ver la tele por las mañanas, ni si quiera los fines de semana. Como mucho, por la tarde un rato. Así que puedo decir que soy de los pocos humanos vivos que no han visto ni un sólo episodio de la Bola de cristal, de la que oía hablar mucho y no había visto jamás. Pero no me compadezcáis, porque por lo menos las mañanas las pasaba jugando con mis hermanos y algún que otro amigo y eso no lo cambio por nada que haya salido de la caja tonta :)

sirworth dijo...

Así como "La caja de ritmos" no lo recuerdo, de "La bola de cristal" tengo unos magníficos momentos archivados en mi memoria.

Y puede que lo mejor esté por venir... o puede que se tuerza aún más. Nunca se sabe... y soy pelín pesimista al respecto.

Minuet dijo...

Madre mía que de recuerdos tan buenos me has traído, !!Yo también estuve allí!!... genial la entrada.

Nos leemos
Besos

alcorze dijo...

Juan, te perdiste algunas cosas muy chulas, pero seguro que lo pasaste de miedo.

Kaiman, Sir, Minuet La bola de cristal fué un referente para todos. ;)

Angelillo dijo...

Yo también era de la Bola de Cristal. Quizá como niño no acababa de comprender todo el mensaje que dejaban, pero algunas cosas sí se me quedaron grabadas, como lo de "tú sólo no puedes, con amigos sí" y salía un chico tratando de jugar al fútbol sala él solo. O lo de "si no quieres ser como ellos, lee".
Ahora los sábados por la mañana son de descansar, sin tele.