jueves, 22 de marzo de 2012

Libros leídos 2012 - 13 - Shibumi - Trevanian

- Libros 1 al 10
- 13 - Shibumi - Trevanian


"—¿Shibumi, señor? —Nicholai conocía la palabra, pero solamente en su relación con la jardinería o la arquitectura, en donde implicaba que no se había declarado en verdad su auténtica belleza con todo el énfasis o la fuerza merecidos—. ¿Cómo aplica usted ese término, señor?

—¡Oh, vagamente! Y, sospecho, que de modo incorrecto. Un torpe intento para describir una cualidad inefable. Como sabes, shibumi tiene que ver con un gran refinamiento fundamental bajo una apariencia corriente. Es un concepto tan correcto que no tiene que ser audaz; tan sutil, que no tiene que ser bonito; tan verdadero, que no tiene que ser real. Shibumi es comprensión mas que conocimiento. Silencio elocuente.

En el comportamiento, es modestia sin recato. En el arte, en donde el espíritu de shibumi toma la forma sabi, es elegante simplicidad, brevedad articulada. En la filosofía, en la que el shibumi emerge como wabi, es un sosiego espiritual que no es pasivo; es el ser sin la angustia de la conversión. Y hablando de la personalidad de un hombre es... ¿cómo podría explicarse? ¿Autoridad sin dominio? Algo parecido."

Shibumi es una novela publicada en 1979, la ví el otro día reseñada en entre montones de libros, y me llamó la atención. Su autor es Rodney William Whitaker, escribiendo bajo el pseudónimo de Trevanian

Shibumi es una curiosa y apasionante novela. Una mezcla de estilos, con leves tendencias a lo que podríamos llamar un bestseller. Por un lado tenemos una novela de acción, espías y agencias secretas. Pero también es una novela en la que el misticismo, la búsqueda del equilibrio y la perfección: el "shibumi", forman parte de ella, dotándola de una parte mucho más metafísica y reposada. Es una curiosa mezcla sin duda, y está escrita de una manera original y atractiva.

Tras unas cuantas páginas la novela se centra en un pesonaje concreto y fascinante: Nicholai Hel. El asesino mejor pagado del mundo. Una persona que trabaja tanto para estados como para organizaciones terroristas. Por un lado conoceremos su infancia y antecedentes familiares. De ascendencia ruso-germana y buena familia vivió en Shangai y Japón y sufrió la guerra chino-japonesa de 1937. Nicholai es una persona de una gran inteligencia, experto jugador de Go (un juego japonés comparable en cierta manera al ajedrez), habla seis idiomas y tiene un gran espíritu de superación. Por otro lado conoceremos su presente y una acción en la que se verá involucrado.

fichas de go


El juego del Go, tendrá un peso relativo dentro de la novela. De hecho está organizada en partes que siguen las distintas fases del juego del Go.

Primera Parte
Fuseki — apertura de una jugada cuando se toma en consideración todo el tablero. Es para mí la mejor parte del libro, en la que conoceremos su infancia y hasta su salida de la cárcel en Japón.

Segunda Parte
Sabaki — intento de resolver una situación difícil de un modo rápido y flexible. Es la parte que menos me ha gustado. Se desarrolla en el Pais Vasco francés, y la espeología, una de las aficiones de Hel tiene un excesivo desarrollo y peso en la narración.

Tercera Parte
Seki — posición neutral en que ninguno de los jugadores tiene ventaja. Un Mexican stand-off. Es ésta una parte de la novela corta y de transición.

Cuarta Parte
Uttegae — lance de sacrificio, gambito. La peor de toda la novela. Un borrón. Es una parte demasiado apresurada y floja en mi opinión

Quinta Parte
Shicho — ataque acelerado. Aquí toma el aspecto de una novela clásica de aventuras. Con dramatismo  y una venganza en ciernes.

Sexta Parte
Tsuru no Sugomori — «El confinamiento de las grullas en su nido», maniobra elegante con la captura de las piezas del contrario. La conclusión de la novela, un buen final sin duda.


la tradición japonesa, algo muy importante para Nicholai Hel

En Shibumi, además de una buena historia, con unos buenos personajes, también vamos a ver una crítica, no exenta de burla,  sobre la absoluta indiferncia y cinismo de las organizaciones y personas que mandan en lugares como la CIA o la OPEP hacia la ley, el poder político y los ciudadanos. 

Resulta curioso leer cómo los servicios secretos, en los setenta,  utilizaban tecnologías aun incipientes como bases de datos y redes de comunicación en grandes y lentos ordenadores que hoy resultan caducos y obsoletos. De hecho la descripción de las búsquedas y ficheros con los que trabaja la CIA tienen un  cierto peso en la narración.

La novela está cargada de ciertos prejuicios o tópicos hacia las distintas culturas y paises. Lo cierto es que aunque resultan un tanto estereotipadas no dejan de ser un buen análisis de sociedades como los americanos, japoneses o vascos entre otros.

otra portada diferente, aquí sin "h"

Podría seguir escribiendo ya que he tomado bastantes más notas sobre esta novela, pero creo que empiezo ya a divagar. En rsumen se trata de una agradable sorpresa. Un buen libro que he disfrutado y que os recomiendo.

Estos son algunos fragmentos que me han llamado la atención:

"—¿Nueve? ¿Nueve muertos para conseguir dos?
—Bien, señor, debería usted recordar que nos dieron instrucciones de que esto debía parecer una acción del tipo «Setiembre Negro». Y su estilo es abrir los huevos con un martillo... sin querer ofender a Mr. Ha¬man aquí presente."

"De todas maneras, la Organización no se preocupó mucho por los tres años que seguirían a las elecciones antes de producirse la próxima convulsión democrática, pues la versión americana del gobierno representativo confirma que cualidades tales como la inteligencia y la ética, atributos propios para que un hombre pudiera guiar con responsabilidad una nación poderosa, son precisamente las cualidades que le impiden someterse a un comportamiento rastrero, suplicando votos y repartiendo nombramientos. Es un axioma de la política americana el que ninguno de los que ganan en las elecciones se lo merece."

"—¿Cree usted que es honesto generalizar de ese modo sobre un pueblo?
—Sí. La generalización se equivoca únicamente cuando se aplica a individuos. Es la manera más precisa para detallar a las masas, la plebe. Y su democracia es una dictadura de la plebe."

7 comentarios:

Tatty dijo...

No conocía el libro pero parece interesante todo lo que cuentas, lo buscaré
saludos!

David Gómez (Bolzano) dijo...

Que bueno, en mi juventud jugué a GO de forma informal, pero recordaba alguna de las cosas que has puesto.
Parece interesante la novela. Queda apuntada, pero como ves no consigo avanzar en ninguna de las apuntadas.
La primera que tengo en mente es "Gataca". A ver si llega el día

Saludos

Gran reseña compañero

Sonix dijo...

Pues suena muy curioso, y además esos detalles curiosos que comentas han despertado mi curiosidad. Además, creo que he leído muy poco sobre el mundo de organizaciones así.
Eso sí, viene bien esa guía del juego de Go, porque no tengo ni idea de eso.
Me lo apunto en mi post-it virtual de "libros futuribles que leer", gracias por la reseña y la recomendación.
Un beso!

alcorze dijo...

Ya contarás qué tal, Tatty.

Gracias, David. Eres un pozo de sorpresas compañero. Así que jugador de Go. Espero que no seas también un espía secreto ;) Ya contarás si la lees al final.

Sonix, es una buena novela. Entretenida. No es una obra de arte pero esta escrita desde un cierto cinismo que la hace atractiva. No es como otras novelas más típicas de espías y misterio, y eso la hace más intereante. ¡¡¡Un beso!!!

Juan dijo...

Mosquis, no sabía ni que existía un juego llamado "Vamos" XD Qué malo...

Vir dijo...

Siempre me ha llamado la anteción el Go, ¡es muy difícil! Y muy interesante. Seguro que ese paralelismo tiene su encanto. Apuntado también, ;)

Gabriel Bornes dijo...

Caballero.

Lo felicito por su reseña, excelente.

Yo leí ese libro y lo leo cada vez que puedo, porque sinceramente llega hasta ser un poco histórico en algunas cosas.
Sin contar que hay personajes muy interesantes.

"¿Quién ha de hacer las cosas difíciles? El que pueda".

Esa frase nunca me ha abandonado.

Salud.