lunes, 16 de abril de 2012

Un rey no es rey por voluntad divina...



... SI NO PORQUE SUS ANTEPASADOS SE LO MONTARON DIVINAMENTE

Ando hasta arriba de faena y no puedo comentar, pero esto no lo podía dejar pasar.
Grande el tema de La Polla Records "Quiero ser rey"

13 comentarios:

Juan dijo...

Dejemos tranquilos a los borbones, que gracias a ellos estamos cada vez más cerca de la República.

¡Qué nos tendrán preparado ahora? Ardo de impaciencia. Están consiguiendo lo que parecía imposible: que la gente se quite la venda de los ojos y vea a esta casta de privilegiados anacrónicos como lo que son.

alcorze dijo...

Bueno, suponto que ahora le toca liarla a Leticia. A ver cuando nos los podemos sacudir de encima.

Yoli dijo...

El sábado durante una de esas cenas que se alargan hasta las tres de la mañana, hip...me enteré que para que Urdangarin aprendiera a esquiar sin que nadie viera cómo se caía,abrían las pistas de noche, con lo que supone en iluminación,escoltas,guardia civil,etc...y que nuestro querido alcalde tiene como a unos ocho guardia civiles custodiando la zona en la que vive,esto es verdad,dicho por uno de estos guardia civiles¿y luego se dignan a pedirnos que nos apretemos el cinturón?que les den a toda esta panda de gorrones.qué vergüenza que nos dejemos manipular así.No sé qué va a tener que pasar para que reaccionemos de verdad

Juan dijo...

Lo peor ya es el despilfarro que ocasionen, si no la enorme cantidad de palmeros, correveidiles, chupópteros, aguantavelas, mamporreros y lameculos que arrastra la monarquía a su paso, normalmente gente que se aprovecha de ello y que los sostienen donde están. A ellos, por ejemplo, les debemos que no se sepa nada de estas cosas hasta que hay un accidente, o que tapen o hayan tapado durante años y años los tejemanejes de esta familia. Esos son los que, cuando los reyes terminen de exiliarse algún día, aplaudirán el cambio y se abrazarán de nuevo, cual parásitos, al nuevo jefe (o jefa) del Estado, esperemos que por medio de las urnas y no por derecho de un espermatozoide real.

Minuet dijo...

Bueno, bueno, "Las Aventuras y Desventuras de la familia Borbón" pedía a gritos una Banda Sonora, jajaja... genial alcorze has estado sembrado... y Juan me ha quitado las palabras de la boca...

Besazos

Sonix dijo...

Cada día sorprenden con su falta de tacto y de todo, y su imbecilidad... me ponen de mala hostia, realmente, así que creo que ya no diré nada más que: Arriba la República!

mientrasleo dijo...

Si señor, el otro día estaba viendo la noticia de los elefantes y pensando en una cale de mi ciudad, de esas con "olor a rancio" por donde se pasean viejas glorias pasadas de moda y que la gente llama cariñosamente "La senda de los elefantes"... lo bien que se podrían pasear estos por allí.
Grande La Polla Record.
Besos

Angelillo dijo...

La familia real parece una familia de Callejeros. Pero los reyes nunca se han distinguido por su inteligencia, que yo sepa a Rey nunca se ha llegado por oposición, ¿no? Hizo su función en la transición, pero ahora el rey sobra, toca una segunda transición.

Jolan dijo...

¿No se supone que este señor y su prole representan al país hasta en los momentos no oficiales? Lo más gracioso es lo de quienes defienden que el rey también tiene derecho a una vida privada. ¡Qué vida privada ni qué narices! ¡Debería dar cuenta hasta de las veces que va al retrete! Y si quiere disfrutar de vida privada, pues que renuncie a su cargo y que viva como un plebeyo más.

Con la que está cayendo, al ciudadano de a pie dándole por todos los lados, y estos a cuerpo de rey, nunca mejor dicho... puf!

alcorze dijo...

De esas Yoli, me ha llegado a mí también alguno. O, por ejemplo, que al Froilán le gustan mucho las pistolas, y se las ha debido de pedir en alguna ocasión a alguno.

Juan, por algo se dice el rey y su corte, por toda la cuadrilla de chupópteros que se arriman al poder.

Minuet, le iba a poner de banda sonora el tema Magnicidio de Def Con Dos pero ya me ha parecido demasiado, que está internet muy controlada ;)

Sonix, una República hace falta, que allí al menos si el Presidente lo hace mal puedes votar a otro

Muchos elefantes hay en este pais, mientrasleo, pero de los malos. B¡esos!

Exactamente, Angelillo, eso es lo que pienso. Hizo su papel pero ahora sobra. Que este hombre (y su familia) llevan viviendo de rentas muchos años.

Jolan, la gente de a pie cada día vamos a menos y estos otros siguen igual o mejor. De hecho desde el momento en el papel de la Casa Real es la Representación Pública del Estado español su privacidad como derecho desaparece. En realidad el Rey no debería poder salir de España sin el permiso del Congreso o el Gobierno. En otros paises es norma común que el jefe del Estado no pueda salir al extranjero sin dicho permiso.

Carol dijo...

Q razón tiene la canción, por lo menos parece que ellos mismos se están cavando su propia tumba ¿no? Un abrazo

Maria dijo...

No hay que ser injustos: lo de pertenecer a la familia real es algo muy sacrificado. Tener que ponerte siempre toda esa ropa carísima y, encima, sin haber podido disfrutar de ese pequeño gran placer cotidiano que supone el planchar. El agobio de las vacaciones: en invierno, a esquiar; en verano, con el yate en Mallorca (¡qué horror de palacio, con lo bien que se está en un apartamento barato!) y, por si fuera poco, un montón de viajes (si es que no les dejan parar!!!). No poder experimentar ese subidón de adrenalina que nos da, con mayor o menor frecuencia, a los "normales", cuando las cuentas no cuadran. Y... los privilegios...¡madre mía!... si aburren tanto. ¿Y el linchamiento del pobre Iñaki? Pobrecito mío, ¡qué injustos han sido con él! Si es sólo un padre de familia luchando por las lentejas y las actividades extraescolares de sus hijos. Y todo esto es sólo una pequeña parte de los horrores que tienen que sufrir.

Un abrazo

Vir dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro. Y es que la figura de la Monarquía es tan anacrónica como las enaguas, a ver si siguen liándola bien y esa masa republicana que cada día se muestra más se levanta de una vez, ¡es intolerable! Me indigna, puff.