martes, 24 de julio de 2012

Gente amable

Edificio de Correos del Paseo Independencia de Zaragoza

Hace un rato he ido a Correos a enviar (por fin) el regalo por el sorteo de los 200 seguidores que le correspondió a Monidala. Perdona por el retraso pero no he podido ir antes ;)

El caso es que me he dirigido hacia ese bonito edificio neomudejar en el que está enclavada la oficina principal de Correos de la ciudad. Es uno de los edificios que más me gustan de Zaragoza, tanto por fuera como por dentro. Lo podemos enclavar dentro de los monumentos contemporáneos de Zaragoza. Una serie de edificios civiles que se fueron construyendo tras la casi total destrucción de la ciudad en los Sitios de Zaragoza, a principios de siglo XIX.

Me estoy despistando, el caso es que cuando he ido a la ventanilla me ha atendido una señora de unos sesenta años. Lo cierto es que para algo tan sencillo como comprar un sobre y mandar un certificado ha sido encantadora a la vez que profesional. Nó sé vosotros, pero con toda la mierda que nos está cayendo encima con la puta crisis, lo ladrona que es la clase dirigente de este pais y la terrible perspectiva de futuro a mí me gusta, me hace sentir bien, que una persona tras una ventanilla, pese a todo lo que le están recortando, sea capaz de hacer bien su trabajo y además hacerlo con una sonrisa.

Esto va para todos los que todavía intentamos mantener la sonrisa.

¡¡¡Felis martes!!!

Imagen obtenida de wikipedia

12 comentarios:

CreatiBea dijo...

Yo también me apunto!!!!
Tienes razón, se agradecen (y se necesitan) sonrisas.

Yo estoy muy desanimada, descorazonada y triste con todo lo que está pasando, pero intento sonreír, devolver las sonrisas, e intentar que otros sonrían.

Me ha gustado mucho este post :)

Lili dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo :-). Una sonrisa hace mucho (aunque a veces también cuesta mucho).
Un beso! Y feliz martes cargado de sonrisas :-)))))

mientrasleo dijo...

Se parece bastante al edificio de mi ciudad.
La verdad es que trabajar de cara al público se pone difícil a ratos, pero siempre encuentras a alguien que sonríe y dice buenas tardes, y mejora el día.
Besos

sonia dijo...

Pues maño, debe ser del poco personal de Correos amable que hay, porque al menos en la de mi barrio son unas sotas, tanto ellas como ellos. Desagradables y rancios. Así que cada vez que tengo que hacer alguna gestión en correos me suelo ir hasta el Actur (manda webs xD). Aunque también es cierto que cuando he ido a esa oficina del centro me han atendido muy bien. Lo dicho, que debe de ser del poco personal majo que tiene Correos en su plantilla.

Besos

alcorze dijo...

Hay que sonreir, que ya nos amargan los demás. ¡bs!

Sonia, yo soy de la oficina de Clavé, la de la estación de tren, y allí suelen ser también amables. Cuando pertenecía a Las Fuentes, detrás del Matadero, sí que eran unos sotas. Supongo que hoy he tenido suerte XD ¡Besos!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Pues sí, se agradece llegar y que la gente sea amable pese a la que está cayendo, hay esperanza! Besos

Sonix dijo...

Pues sí que se agradece, sí. Y puestos a hablar de empleados de Correos, yo normalmente tengo a unos que también son unos rancios. Es más, las veces que me encuentro a alguno/a simpático es porque está haciendo alguna suplencia o formación y al poco tiempo se va.
Pero sí, yo intento ser amable y sonreír si no me dan motivos para poner cara de perro. No entiendo a la gente que es desagradable porque sí con quien no tiene ninguna culpa de sus problemas.
Venga, un beso y una sonrisa!

alcorze dijo...

jejeje, de todo hay, y a más de uno los mandaría a la mierda, pero vaya, que la gente amable se agradece. Nos ha quedado la entrada como un anuncio de cocacola con tanta sonrisa ;D

Meg dijo...

Yo también agradezco ese trato especialmente en estos tiempos...Un besote!

Jolan dijo...

Suscribo de pleno! Qué gusto da cuando -y más en tiempos como estos, donde casi todos andamos inevitablemnte un poco avinagrados de tanto palo como nos dan- se encuentra una sonrisa donde menos lo esperas. Bravo por la gente que consigue mantener ese talante. Yo lo intento, pero no siempre es fácil.

Por cierto, precioso edificio de Correos, caray!

Monidala dijo...

No prob, man!
Sí que se agradece que la gente haga su trabajo, además de adecuadamente, con una sonrisa... Eso que no cuesta dinero! : )

alcorze dijo...

Sí que se agradece, Meg. Besos.

Jolan, sí que es bonito el edificio, es de los que más me gustan.

Monidala, supongo que recibirás el paquete pronto. Iba certificado. ¡Besos!