viernes, 9 de noviembre de 2012

Libros leídos 2012 - 47 - Los reyes de lo cool - Don Winslow

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- Libros 31 al 40
- 41 - Ready Player One - Ernest Cline
- 42 - Mañana 2 - En tierra de tinieblas - John Marsden
- 43 - Nocturnos - Kazuo Ishiguro
- 44 - El viento por la cerradura - Stephen King
- 45 - Tom Z Stone - J.E. Alamo
- 46 - Día de perros - David Jasso
- 47 - Los reyes de lo cool - Don Winslow


Tenía bastante claro que Don Winslow no era flor de un día, ni de dos ni de tres. Este tipo ha conseguido atraparme en sus libros con un tema que, en principio , a mí no me llamaba especialmente la atracción.

Los reyes de lo cool es una novela coral. A través de múltiples personajes y distintas épocas nos muestra el boom del tráfico y concumo de drogas  en la California de las últimas cuatro décadas. Todo esto ligado al surf y las diferentes modas sociales desde la época hippie,. No por ello deja de lado una potente crítica tanto a la sociedad como a las clase política. Es un grito, el lamento de una generación perdida. El idealismo de los sesenta tirado por la borda, subido a caballo del dinero y el poder. La muerte, una vez más, de la contracultura.

Como en cualquiera de sus novelas la traición, el dinero, la sospecha y la muerte están presentes. En estte caso en forma de una extraña saga familiar. Todo vale por el control del poder y el dinero que dan las drogas. Incluso mentiras y traiciones que  acabarán saltando de padres a hijos, aunque estos no se conozcan entre sí. Ka es una rueda que diría Roland de Gilead.

California, surf, la playa, las drogas y todo el tiempo y el dinero del mundo para pasarlo bien


En cuanto a la novela me ha gustado mucho cómo está escrita. Es original sin duda. Con frases cortas y muy directas, dediálogos sencillos y bien construidos. Un estilo, en ocasiones con estructura de guión de cine. También utiliza a un narrador omnisciente que interactúa en algunos momentos con el lector. Por otro lado intercala definiciones del diccionario que relaciona con la narración, utiliza acrónimos o presenta diálogos en los que la pregunta va en un capítulo y la respuesta en otro.

Me ha llamado la atención recuperar a viejos conocidos como Bobby Z  o Frankie Machine. Po r lo visto Winslow se está creando su propio universo de personajes y lugares (al igual que hace Stephen King) utilizando a los mismos personajes en distintas novelas.

En definitiva Los reyes de lo cool es una novela es acción pura y dura, trepidante. Adrenalina disparada a la cabeza del lector. Creo que, pese a que tenía otras lecturas en mente,  voy a seguir directamente con Salvajes. La continuación de  este libro en que que veremos qué camino toman Ben y Chon convertidos en capos de la droga.

Estos son algunos fragmentos de la novela:

"No, decide Chon, el problema de los políticos no es que estén drogados, es que no lo están.
    Con lo buenas que son las drogas que tienen ahora para tratar los delirios bipolares esquizofrénicos paranoicos.
    Funcionan.
    El problema es que funcionan tan bien que los pacientes creen que se han curado y dejan de tomarlas y vuelven a enfermar y hacen locuras de la hostia como invadir Irak con la delirante creencia de que con eso vas a conseguir que tu padre te quiera.
    Así que, por favor, señor Presidente
    piensa Chon mientras flota en la nube de su propio colocón
    Por favor
    No deje de tomarse la medicación."


"    Para que veáis lo jodida que es la coca:
    Resulta divertido.
    Un tipo saca un arma y se la planta a otro en la cara y a la mayor parte de los juerguistas le parece   la monda. Si conoces a Stan, resulta más gracioso incluso, porque no es nada propio de él.
    Winnie de Pooh con una pipa en la mano.
    En gran medida es la reacción de John.
    No dice:
    Stan, no.
    Ni
    Por favor, no me mates. Dice:
    —Stan, ¿de dónde has sacado eso?
    —Da igual —dice Stan, dándose cuenta de que está haciendo el ridículo—. Debería matarte.
    El «debería» le delata.
    «Debería», no va a hacerlo.
    John dice:
    —No la violé, Stan.
    Doc, siempre el perfecto anfitrión, se acerca y dice:
    —Vamos, aparta eso, Stan. Estamos de fiesta.
    —Se ha acostado con Diane —dice Stan.
    Doc reflexiona un momento y a continuación ofrece una respuesta que acabará siendo legendaria en Laguna.
    —Bueno —dice Doc—, tú también.
    Lógica cocainómana.
    Irrefutable.
    —Vamos, tío —dice Doc, pasándole un brazo a Stan por los hombros—, únete a la fiesta, métete un par de rayas.
    Stan deja la pistola sobre la mesita del café y empieza a llorar.
    —Buen chico —dice Doc."


"    Los Que Mandan
    Mandan porque han averiguado cómo funciona el tinglado.
    A saber:
    El negocio bueno no es el de la droga, es el del territorio.
    Pagáis a policías, jueces, abogados y matones, y cobráis una tarifa a cambio de permitir que otros vendan drogas en vuestro territorio. No tenéis un puesto en el mercado, sois los propietarios del mercado y os lleváis un porcentaje de todos los puestos de los demás."

5 comentarios:

David Gómez (Bolzano) dijo...

Buenas reseña.
Yo sigue teniendo el problema de la mala traducción de la del perro (no recuerdo bien el nombre) y tampoco es que me atraiga mucho el mundo del hampa, las drogras y el surf...pero veo que muchos lo elogían. Quizás algún día caiga en su red.
Saludos

Drywater dijo...

Qué buena metáfora la del mercado. Y la crítica me ha gustado mucho.

Carol dijo...

No te acostarás sin saber algo más, está claro, no tenía ni idea de que esta novela era la anterior a Salvajes que leí hace poco a raíz de ver la película (que me decepcionó) y que me gustó muchísimo. Voy a buscarlo que tengo ganas de ver cómo comenzaron sus andanzas estos dos. Es un autor que me ha gustado mucho por su estilo tan directo y sencillo, creo que voy a leer bastantes cosas suyas. Un abrazo

alcorze dijo...

David, a m í tampoco me llamaba la atención pero este tío escribe muy bien. El problema de la traducción del poder del perro era que al estar ambientado en México utilizaba un argot mexicano muy difícil de entender (a mí me costó bastante).

Drywater, esa metáfora es la realidad misma en la que vivimos en este pais de corruptos ¡Un saludo!

Carol, la película no la he visto y Salvajes es de las próximas en la lista. Al final me he decantado en mi siguiente lectura por otras dos novelas.

Sarlauka Jop dijo...

Me la apunto.
No diré más.