miércoles, 19 de diciembre de 2012

Paradojas

anda que si pudiera teneros así en casa, en lugar de amontonados o en cajas...

La entrada del otro día sobre el desmantelamiento al que se está sometiendo a las bibliotecas públicas me llevó a hacer un par de reflexiones.

Por un lado son curiosos los múltiples usos que les damos a las biliotecas, Las utilizamos para ir a leer, o a estudiar, para realizar los deberes con los hijos, escuchar a cuentacuentos, pintar o dibujar, para consultar internet y, por supuesto, para tomar prestados libros.

El hecho de tomar prestados libros me provoca la segunda reflexíón.  Yo de niño y adolescente, en verano, iba casi a diario a la biblioteca Mariano de Pano de Zaragoza. Allí me leí las obras completas de Julio Verne y Emilio Salgari entre otros.

¡qué niño no podía caer rendido ante portadas como ésta o las de Sandokán!

Hoy en día el material que se puede obtener en una bibliteca es muy variado. Por ejemplo yo ya no saco libros (ya no me hace falta), sólo saco cómics y para mis hijos sí que saco libros educativos, novelas del barco de vapor, cómics y también juegos de ordenador interactivos y dvd infantiles.

Esto es una pequeña paradoja, ya que los juegos de ordenador y las películas son "enemigos" de la lectura. Sin embargo es una de las actividades que tienen bastante demanda. Por cierto, que para los que tenemos cierta edad, tienen auténticas joyas en colecciones de series de dibujos animados y tebeos de nuestra infancia.

En fin, ¿vosotros sois usuarios de las bibliotecas públicas?, y si es así ¿qué uso les dáis?

¡¡¡Buen míercoles!!!

13 comentarios:

Acosta dijo...

Libros (para grandes e infantiles), comics, revistas, DVDs, CDs... ¡de todo!

PD. Los juegos aquí son solo para jugar en la biblioteca, no los prestan.

Acosta dijo...

Los juegos que mencioné son videojuegos, hay "bibliotecas" de juguetes, pero eso es otra cosa.

alcorze dijo...

Pues aquí sí que prestan los juegos, pero son de PC, en su mayor parte interactivos y educativos. Videojuegos no hay. Un saludo, Acosta, y ¡Feliz Navidad!

Acosta dijo...

Feliz Navidad y un gran 2013!

Gabriel Bornes dijo...

Yo tuve una tía que trabajaba en la biblioteca municipal, siempre iba para allá y leía destajo historietas y me llevaba libros al por mayor. Lo mismo cuando por mal comportamiento me echaban de la sala de clases en el colegio, en vez de irme a jugar futbol me iba a la biblioteca.

En casa tengo muchas enciclopedias y libros que heredé de mi padre, y mis hijos los usan y leen bastante. La internet es el recurso final en mi casa cuando tienen tareas o deberes.

Saludos.

naranjitowei dijo...

La verdad es que cada vez voy menos, porque, por suerte, los libros que quiero leer y tener puedo irlos comprando poco a poco, coleccionándolos. Sin embargo, durante mi época de estudiante pude tomar prestados montones e incluso ahora alguno, que todavía no está en debolsillo y vale sus treinta eurazos, como La Cúpula, cuando salió hace un par de años.

Es cultura para todos, promoción de nuevos autores (locales o no), un lugar en el que los niños puedan estar resguardados y aprendan.... ¿sabes? No se me ocurre ninguna característica mala de las bibliotecas. Bueno sí, pero no de las bibliotecas, sino de las kas@@#dfklfn que se ponían tacones para ir a la de mi facultad en época de exámenes.

FELIZ NAVIDAD A TODOS!!!

LaLolaSh dijo...

Pues cuando era más joven iba mucho más y aprovechaba los recursos todo lo que podía. Ahora menos, la verdad porque mi manía de propiedad-coleccionista-mitómana-acumulativa me impide muchas veces disfrutar del concepto de préstamo.

En cuanto al préstamo de audiovisuales, pues una cosa no quita la otra pero yo lo separaría bien de la zona de lectura porque a veces eso parece un videoclub en hora punta.

Además estoy completamente indignada con la gestión de bibliotecas públicas en Pamplona: Se han llevado la biblioteca General de Navarra del centro de Pamplona a las afueras (un edificio muy mono y funcional pero en el culo del mundo). Y para todo el casco viejo y los dos ensanches (lo que es todo el centro) acaban de apañarse una minibiblio de barrio gestionada por una empresa privada. No hay quien lo entienda.

Aprovechemos los recursos mientras podamos.

doctorlecter dijo...

En mi biblioteca también tienen de todo, libros, comics, novelas gráficas, y DVDs. Muchos de los libros que he leído este año los cogí ahí, así como las novelas gráficas de las que escribí en la Trece Negra. De estas y comics tienen de todo, pero yo solo cogí los guays, los conocidos, Alan Moore y algo de DC Comics, y novelas gráficas conocidas. Y pelis tienen mayormente clásicas, aunque también algunas de Spiderman. Ahí solo cogiera una en blanco y negro de Bogart, de un libro de Raymond Chandler, creo que era "El sueño eterno", y me gustó mucho. Pero en general me limito a las novelas.

Mauro Vargas dijo...

Yo voy casi que diariamente a la biblioteca pública solo por cuestiones académicas. La biblioteca queda al lado de mi Universidad y como estudio literatura, pues todo lo que debo leer lo pido prestado. Me rehuso a comprar cualquier libro que tenga que ver con mi estudio. Los libros que tengo sobre lo que más me gusta (terror, cf y demás)los compro porque soy malo para leer libros prestados. Más allá de un lector, soy un coleccionista y me gusta ser el propietario de los libros que me apasionan.
Además el servicio de préstamo me ayuda a economizar cuando tengo que sacar fotocopias para leer, pues prestar el libro en el que se encuentra dicho texto me evita gastar el dinero y desperdiciar papel. Lo malo es que a veces le dan a uno libros muy maltratados y los de la biblioteca no les prestan atención, y es incómodo.

alcorze dijo...

Veo que cada uno le damos o le hemos dado diferentes utilidades en según que momentos.

Coincido en que, hoy por hoy, ya no me mueve sólo el ánimo lector sino que también me gusta tener los libros que leo y me gustan y que sean buenas ediciones y, por supuesto, estén impecables.

En ese sentido es una lástima el ver el estado en que se encuentran algunos libros. Está claro que si pasan por muchas manos se les note más el uso, pero los usuarios deberían de ser más cuidadosos.

Gracias a todos por vuestra opinión.

Sonix dijo...

Pues la verdad es que ya no soy usuaria de biblioteca, tengo en casa todos los libros que puedo leer (y muchos más) y eso hace que no acuda allí a buscar más. Eso sí, hace no mucho abrieron una estupenda a cinco minutos de casa y me hice carnet. Nunca se sabe.
Cuando era niña sí que iba mucho, y sacaba un montón de libros, y cómics. Eso sí, era una biblioteca muy pequeñita la que teníamoe en el pueblo...

Juanito dijo...

Voy a la biblioteca pública de mi ciudad cuando me quedo sin libros para leer en mi biblioteca personal. Como tengo varios pendientes de lectura, creo que pasaré todavía un tiempo largo sin asistir a ella.
Mis hijos van periódicamente buscando libros para leer en nuestro hogar.
¡Saludos!

Angelillo dijo...

De la Biblioteca Pública soy creyente pero no practicante. Vamos, que tengo carné pero apenas voy. Cuando era niño sí iba más, de hecho me leí en la biblioteca todos los tebeos de Tintin y los de Astérix.
Y en mi época universitaria lo usé para estudiar alguna vez, pero debo decir que es muy difícil para mí concentrarme en un sitio con tante gente y tanto ruidito.
Hoy en día un poco por vaguería, otro poco por falta de tiempo libre, sólo leo en vacaciones (si no contamos la prensa).