miércoles, 12 de diciembre de 2012

Sol y sombra

si no le gusta la COPE, le pongo Intereconomía
 
 
Los taxistas son un gremio muy útil y que entra dentro de los tópicos. Yo donde más los cojo, además de en Zaragoza, es en Madrid o Barcelona. Y son todos más o menos iguales. Podríamos decir que el estandar de taxista, al menos de los que esperan en estaciones y aeropuertos, es un tipo de cincuenta y tantos años, de derechas, que suele conducir bruscamente, escuchar la COPE (o cosas peores) y tener una relativa mala virgen cuando habla.
 
Aqui en Zaragoza, con motivo de las obras del tranvía, los taxistan utilizan, al menos por el centro, las paradas. Todas las mañanas paso por delante de un par. Hoy me ha llamado la atención que de los cinco taxis que había a las siete y veinte de la mañana en la parada tres de ellos estuvieran con cachivaches electrónicos. Uno de ellos tecleando un smartphone, otro de ellos leyendo en un ereader y el otro con una tablet. Los otros dos estaban a lo suyo.
 
No sé si esto es un ejemplo de que los tiempos están cambiando. Entiendo que sí, y pienso que es bueno cambiar algunos hábitos.
 
¡Ya estamos a miércoles!

8 comentarios:

CreatiBea dijo...

Yo hace tiempo que los veo con smartphones o eReaders, es normal, creo que son los mejores clientes potenciales de los aparatitos:

Mucho tiempo esperando.

naranjitowei dijo...

Yo lo que he visto últimamente en una parada cercana a mi casa es que casi todos son Prius (que yendo a menos de 50 no gasta y no contamina) y que la mayoría le empuja al coche desde fuera para avanzar en la parada cuando se marcha el primero de la fila, ni siquiera lo arrancan!!!

Esta crisis....

David Gómez (Bolzano) dijo...

Como bien dices, los tiempos están cambiando.
Yo me lo pasé pipa con uno te tuvimos que pillar en Granada y que era socio del equipo de fútbol desde chiquitito. No veas como me reí recordando jugadores de épocas pasadas.

Saludos

LaLolaSh dijo...

Yo tengo alguna anécdota curiosa con los taxistas pero siempre con los jóvenes y con licencia reciente. Los mayoricos ni me hablan. Será que no me ven pinta de escuchar la Cope. Jajaja!!!

alcorze dijo...

Se nos acaban los inconos de la España cañí, Bea ;)

naranjito, lo de empujar los taxis eso, al menos aqui, lo he visto siempre. Tiene más que ver con que son agarrados que con la crisis creo yo ;) Por cierto, que hace muchos años recuerdo que algunos iban con un mixto de gasoil y butano, y llevaban una bombona en el maletero conectada al motor.

Alguno gracioso debe haber, David, y más en un stio más pequeño como Granada, porque los de Madrid y BCN tela ;D

Lalolash, eso me ha pasado siempre a mí. Que me miraban de reojo por ir de negro y las pintas y luego cuando por trabajuo te ven de traje cambian la actitud. El hábito no hace al monje XD

Vir dijo...

Aunque la mona se vista de seda... A mí uno con gps me llevaba a la calle almendralejo en lugar de almendro como le dije, ¡¡menos mal que me di cuenta yo!! "Es que estos trastos tienen vida propia..." Se disculpaba, ¡¡jajajajaja!! Mira que yo no soy de hablar con desconocidos, pero si me subo a un taxi no lo puedo evitar, con solo decir "¡como está el país!", ya tengo entretenimiento sociológico para un rato, ;)

alcorze dijo...

Vir, jajajaja, es que como les des palique y según cómo sea el trayecto te sueltan la del pulpol. A mí me suele pasar cuando llego a Madrid, que vomo voy solo en el tren y aburrido si les doy algo de palique a los taxistas luego estos me arreglan el pais en los veinte minutos de trayecto ;)

Angelillo dijo...

A mí los taxistas me caen bien en general, aunque hay alguna excepción (piratas que cuando te quieres dar cuenta van por donde NO le has dicho). Pero es como todo, en cualquier profesión hay ovejas negras que suelen dar mala imagen.
Otra cosa es lo que opina un amigo mío conductor de autobuses, que les llama "ratas con ruedas". Habría que ver qué opinan los taxistas de los autobuseros, claro.