miércoles, 5 de diciembre de 2012

The Walking Dead 3x08 - Made to suffer

portada del cómic número 33, yo creo que vale para éste capítulo

Muy buen cierre de esta primera media temporada de The Walking Dead. Un capítulo en el que incorporamos a nuevos personajes (viejos conocidos alguno de ellos como Tyreese), viviremos tiroteos entre unos y otros supervivientes y algún momento épico como el combate entre El Gobernador y Michonne y su posterior encuentro con Andrea.

Un detalle que me gustó, y especialmente por escucharlo por parte de Maggie, es aquello de que hay que temer a los vivos más que a los muertos. Un pesamiento recurrente a lo largo de todos los números del cómic.

Por otro lado tuvimos un cameo de Shane, que incide en la posible locura de Rick y su relación con los muertos (los de verdad), y un espectacular cliffhanger final en el que Andrea tendrá mucho que decir.

Por mi parte solo me queda recomendaros (y recomendarme) tener algo de paciencia hasta el 10 de febrero que regresa la serie. Releer los cómics, leer el libro de Woodbury y aprovechar para hacer otras cosas, que hay vida más allá de Los muertos vivientes ;)

to be continued...

4 comentarios:

Jose Joaquin G.H dijo...

El titulo de este octavo capitulo (que no me parece tan bueno para ser final de midseason) coincide con el tomo nº 8 de la edicion española de Los Muertos Vivientes: ambos se titulan Nacidos/Creados para sufrir...

Un abrazo

alcorze dijo...

Es cierto, Jose Joaquín, ya decía yo que me sonaba. Además ese volumen ocho fué el primero en el que dije, uff, qué bruto es este Kirkiman y como mola ;) ¡Un abrazo, compa!

✿ Belle ✿ dijo...

Cuando veo a ese gobernador no dejo de fascinarme por la elección del actor que lo encarna, con la cara de bueno que tiene! como engaña!!! genial!!!

Jolan dijo...

Alcanzado este capítulo, ya nos toca esperar unas cuantas semanas más para seguir viendo la serie. Es un poco jodienda esto de que partan las temporadas por la mitad, no? Supongo que es un modo de tener enganchado al respetable, pero vaya...