jueves, 11 de abril de 2013

Libros leídos 2013 - 16 - Manuscrito encotrado en Zaragoza - Jan Potocki

- Libros 1 al 10
- 11 - Antología de ciencia ficción 2099 - Varios autores
- 12 - San Petersburgo (Universo Metro 2033) - Schimun Wrotschek
- 13 - Crónicas marcianas - Ray Bradbury
- 14 - Pacific Alamo - John Wukovits
- 15 - Después del terremoto - Haruki Murakami
- 16 - Manuscrito encotrado en Zaragoza - Jan Potocki

Sinopsis:
El manuscrito encontrado en Zaragoza es un caso único de obra maestra literaria de primer orden que, doscientos años después de su composición, sigue inédita en su texto original. Han contribuído a esta situación curiosa diversos factores: sus dimensiones, su extrañeza, su formato laberíntico, la superposición de original y traducciones, y un cúmulo de accidentes.
Esta novela narra catorce jornadas en la vida de Alfonso Van Worden y representa una de las grandes obras de la literatura fantástica de todos los tiempos, y uno de esos raros libros que fortalecen el espíritu y la dignidad del género humano. Su mágica complejidad transporta la llama de la literatura fantástica hasta nuestro propio siglo. El perplejo Alfonso van Worden es un precursor del héroe de Kafka o de los autómatas de la nouveau roman. Una obra asombrosamente moderna publicada en la época de los grandes relatos góticos de terror; elegante y audaz, de un estilo vivaz y preciso, y con abundantes adornos de ingenio.
Es esta una novela extraña que, a decir verdad, no sé como comentar. Conocía la existencia de este título, y siendo como soy de Zaragoza, me dije que tenía que leerlo. Me llamaba la atención que en e siglo XIX un polaco escribiera una novela y le diera el nombre de una ciudad situada a miles de kilómetros de su hogar.

Es la narración del viaje, en 1715, de Alfonso Van Worden, un capitán de la guardia valona de Felipe V, atravesando Sierra Morena. En él asistiremos a la narración de varios relatos, encadenados unos dentro de otro. En todas las historias que nos irán contando abunda lo sobrenatural, la astrología, la cábala, el honor, los sueños extraños, las aventuras, las espadas o las fantasías de cama. Compartirá momentos con ermitaños, princesas, posesos, fantasmas y aparecidos, y de cada uno de estos encuentros y personajes irán surgiendo multitud de narraciones diferentes. Historias dentro de otras historias en las que el viaje del caballero Alfonso ejerce como hilo conductor necesario para dotar de estructura al manuscrito. Recuerda, en ciertos aspectos, al Quijote.
video de la película, polaca, rodada sobre este libro

El lenguaje y el ritmo es el propio de la época, algo que, unido a lo rebuscado e intrincado de las historias, puede hacer su lectura costosa su. De hecho yo me he perdido en alguna ocasión y me ha costado un buen esfuerzo leerla.

Ha sido una experiencia interesante en todo caso y tiene partes, como la de los relatos de Avadoro, qe me han gustado bastante. Sin embargo yo no le veo esa maestría por ningún lado. y no me atrevo a recomendársela a nadie.

Dejo un párrafo, ilustrativo del resto quq además, por sí solo, explica que lo de la corrupción en España paraece que viene de lejos, ya que un polaco en el siglo XIX ya lo explicaba así de bien.

"Al cabo de cuatro horas de una marcha bastante precipitada, llegamos a una meseta, en lo alto de una montaña, y allí encontramos un gran número de bultos, cuyo inventario hizo en seguida el viejo jefe. Después de lo cual me dijo: -Señor caballero, con estas mercaderías de Inglaterra y del Brasil hay para proveer a los reinos El rey padece un poco por nuestro pequeño comercio, pero sus resultados le llegan por otro lado, y un poco de contrabando divierte y consuela al pueblo. Por lo demás, en España todo el mundo se mezcla a nuestro comercio. Algunos de estos bultos serán depositados en los cuarteles de los soldados, otros en las celdas de los monjes, y hasta en las bóvedas de los muertos. Los bultos marcados con rojo están destinados a ser apresados por los alguaciles, que con ello harán méritos ante la aduana y protegerán todavía más nuestros intereses."


1 comentario:

David Gómez (Bolzano) dijo...

jajajaja, que bien te ha quedado eso de yo no se la recomiendo a nadie. Pues queda dicho.
Valiente.