martes, 6 de agosto de 2013

Libros leídos 2013 - 39 - La bomba número seis y otros relatos - Paolo Bacigalupi

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- 31 - Desde las entrañas - David Rozas Genzor
- 32 - El último pasajero - Manel Loureiro
- 33 - La marea del despertar - Roberto Malo
- 34 - Antología Z - Volumen 1 - Antología recopilada por Alvaro Fuentes
- 35 - Punto Omega - Don DeLillo
- 36 - Peta Z - Antología Z coordinada por Víctor Blázquez
- 37 - Una cuestión personal - Kenzaburo Oé
- 38 - Basura no compartida - Daniel Aragonés Cuesta
- 39 - La bomba número seis y otros relatos - Paolo Bacigalupi


Paolo Bacigalupi es uno de los escritores que están pegando con más fuerza en el actual mundo de la ciencia ficción. Tras leer El cementerio de barcos tenía ganas de retomar a este autor y La bomba número seis y otros relatos ha sido una buena forma de hacerlo.

Esta antología está compuesta por once relatos en los que el autor especula con posibles futuros, más o menos relacionados entre sí, desde diversos prismas. Aunque, casi siempre, desde el punto de vista de cómo afecta al ser humano. Todos los relatos son muy originales y a cada cual mejor.Me gusta como Bacigalupi te sitúa en el contexto del relato a través de pequeños detalles, sin necesidad de ofrecer explicaciones aburridas.

Por lo que he leído de él, Bacigalupi se ha ido creando, al igual que Stephen King,  un universo propio en el que es posible encontrar numerosas referencias comunes. Lo cierto es que este Bacigalupi es un escritor como la copa de un pino. Me ha provocado sensaciones como sólo lo había sabido hacer gente como Matheson, Wyndham o Asimov.

Estos on los once relatos que conforman La bomba número seis y otros relatos:

Un bolsillo lleno de dharma
Wang Jun es un niño que mendiga en la antigua ciudad de Chengdum, junto a la nueva Huojianzhu, una biociudad del futuro. Unas macroestructuras en las que conviven, como en las grandes urbes actuales, la miseria más extrema al lado de la mayor opulencia.  Un lugar en el que absolutamente todo está en venta. Un hurto, aparentemente sin importancia, le hará verse involucrado en una conspiración tecnológica política y espiritual. Aparentemente sencillo es un relato que me ha resultado soprendente e ingenioso.

no sé de qué pais es esta portada, pero es bien chula

La chica aflautada
Lidia, es una delicada chica, una muñeca, que de vez en cuando busca la soledad escondiéndose. Vive en el castillo de su señora Belari. Asistimos a un futuro feudal en el que los ricos mofifican genética y quirúrgicamente a los pobres para que sean aún mejores siervos, y su vez ellos mismos se modifican para ser jóvenes y bellos. Lidia ha visto cómo su cuerpo y el de su hermana han sido modificados para ser transformadas en un intrumento musical y de placer. Es un relato increíble, conmovedor y tremendamente imaginativo.

Seres de arena y escoria
Chen, Lisa y Jaak son soldados de guardia en una extracción minera. Los seres humanos han evolucionado y se alimentan de arena, minerales, etc. Han conseguido tener la capacidad de regenerarse a sí mismos cuando pierden una parte de su cuerpo o sufren una herida. Son biónicos. Un día encuentran un animal que creían extinguido: un perro. Este hecho provocará que se empiecen a cuestionar muchas cosas sobre la humanidad. Generando en ellos sentimientos e ideas que ya estaban perdidos. Un relato triste y bonito a la vez.

El pasho
Raphel Ka’ Korum es un pasho. Un joven sacerdote que vive con los Keli, un pueblo con costumbres muy diferentes al suyo, algo que en el pasado les valió más de una guerra. Tras diez años Vuelve con su antiguo pueblo, los Jai, una comunidad de tradiciones antiguas e inmutables que vive en mitad del desierto. Este relato trata sobre los choques culturales, sobre la pérdida de identidad de los pueblos, pero también sobre la sensación de no pertenecer a ningún sitio. Es un buen relato aunque algo espeso.


seguro que a Bacigalupi le gusta como escribía Harry Harrison

El fabricante de calorías
Lalji, es un comerciante que se dedica al transporte, en barcazas de río, de calorías (alimento) de las zonas agrícolas y ganaderas a la ciudad de Nueva Orleans. La alimentación, como ahora, es un monopolio de grandes multinacionales, en especial desde que hubo una gran hambruna en todo el mundo. Lalji aceptará el encargo de transportar a un pirata genético de calorías en su barcaza. Nos retrata un futuro despersonalizado en el que hasta los alimentos han perdido su esencia y sabor. Recuerda, en cierta forma, al famoso Soylent Green de "Make Room, Make Room" de Harry Harrison.Un relato que va de menos a más hasta un buen final.

El cazador de tamariscos
Lolo se dedica a matar tamariscos, un tipo de árbol que absorbe gran cantidad de agua, en la cuenca del Colorado. En un mundo donde la falta de agua es el principal problema, se intenta combatir de cualquier manera todo lo que mengüe el agua disponible, castigando incluso con la muerte a todo aquel que robe agua. Creo que el futuro con el que se especula en este relato es uno de los más posibles de todos los que retrata Bacigalupi. Un futuro en el que la mayoría pasaremos sed, y nos echaran de nuestros hogares, para para que unos pocos especuladores y trasvasistas llenen sus piscinas. Uno de los relatos que más me ha gustado.

Respuesta evolutiva
Asistimos, desde la perspectiva de un policía, a una sociedad en la que la vida es perpetua y feliz gracias al lozanol, una droga de uso oblitagorio que ayuda a prevenir la superpoblación. Todo el mundo vive en apartamentos iguales, no se tienen hijos, y se vive eternamente, con el mismo aspecto que se tenía en el momento de empezar a tomar el lozanol. Todo es monótono y monocromo. Se ejecuta a los niños de las mujeres que se atreven a tener hijos, y a ellas se las manda a campos de trabajo hasta su muerte. Matar niños, y asistir al deterioro físico de las mujeres que tienen hijos, es algo que hace que nuestro policía se empiece a cuestionar el mundo en que vive.


Tarjeta amarilla
En un mundo en el que el cambio climático ha provocado un incremento enorme de la temperatura, miles de chinos, refugiados de zonas abandonadas, intentan sobrevivir en Bangkok. Tranh, un tarjeta amarilla antiguo comerciante, se ve obligado ahora a malvivir hacinado, rebuscando en la basura y evitando a los camisas blancas (como bandas de skinheads pero a la tailandesa) mientras intenta encontrar un empleo para no morir de hambre. Un relato cruel que muestra cómo las ganas de sobrevivir pueden lograr que cambie la suerte de uno.

Suave
Tras asfixiar a su esposa Pia con una almohada, Jonathan introduce su cadaver en la bañera y se baña con él. Estos dos actos no premeditados provocan que Jonathan empiece a reflexionar, sorprendido, sobre lo poco que le gustaba su vida hasta ese momento. Un relato en el que se desgranan los pensamientos más íntimos y sinceros de la peculiar mente de su protagonista de una forma totalmente natural. Este es el único relato que no es de ciencia ficción, pero no por ello es peor, al contrario.

"Lo bueno de tirar toda tu vida por la borda, decidió Jonathan, era que por fin podías disfrutar de ella. Mientras pasaba corriendo por delante de sus vecinos, saludando con la mano y llamándolos por sus nombres, pensó en lo poco que entendían realmente cuán radiante se había vuelto este día primaveral. Era mil veces mejor de lo que sospechaba cuando despertó por la mañana. El último día de libertad era mucho mejor que un millón de jornadas de rutina diaria. Quienes tenían la conciencia limpia no sabían aprovechar los días soleados. "

a tí no te ha leído todavía, pero ya caerás ;)

La bomba número seis
Un Nueva York muy deteriorado, en una época en que la contaminación extrema, tener una  alimentación adecuada y las dificultades físicas para tener hijos y que estos sean sanos y no trogloditas (una especia de mutantes hermafroditas sin inteligencia)  constituyen un serio problema para la población.  Alvarez es técnico de mantenimento y la bomba número seis, la que purifica todo el agua del West Side, se ha estropeado. Es un relato en el que podemos asistir a una raza humana que ha dado un paso atrás en la evolución y que, aunque utiliza restos de las máquinas del pasado, muy pocas personas son ya capaces de construir o entender esa tecnología. Pese a ser el relato que da título a la antología lo cierto es que no es de los mejores.

Pequeñas ofrendas
Maya Ong está dando a luz. Un bebé que nacerá muerto o deforme, como casi todos los bebés que consiguen nacer. Lily, la doctora que atiende a Maya, quiere tener un hijo y se somete a tratamientos químicos que puedan permitir que su hijo nazca normal. Un relato breve y crudo. Una historia estremecedora.

 

3 comentarios:

David Gómez dijo...

Tengo apuntando el otro que te leíste. Luego preguntando me dijeron que "La chica mecánica" es una libro de referencia CIFI y que se tenía que leer sí o sí.
Ahora vienes tú con estos relatos que pintan la mar de bien.
Uff, cuanto que leer.
Vamos a ver como entrará agosto, pero quiero volver a depender un poco más de mí mismo a la hora de leer y no tanto de las novedades para poder afrontar lecturas que me aportarán un plus (como las que nos presentas)

Un abrazo.

alcorze dijo...

Este tío es muy bueno, David. Ha sido una sorpresa muy agradable. Y en cuanto a las lecturas yo creo que es mejor depender de uno mismo como tú dices. ¡Un abrazo!

Gabriel Bornes dijo...

Gracias estimado. Ahora no solo me dieron ganas de leer, sino de escribir. Saludos ^^