martes, 24 de septiembre de 2013

Libros leídos 2013 - 48 - Patriotas - James Wesley Rawles

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- Libros 31 al 40
- 41 - Battle Royale - Koushun Takami
- 42 - El amantte de Janis Joplin - Elmer Mendoza
- 43 - Balas de plata - Elmer Mendoza
- 44 - Corazón de piedra. Hecatombe - Francisco José Palacios Gómez
- 45 - La prueba del ácido - Elmer Mendoza
- 46 - Ciudad Humana - Carlos J. LLuch
- 47 - La bibliotecaria de Auschwitz - Antonio G. Iturbe
- 48 - Patriotas - James Wesley Rawles

 
"Desde los primeros pasos de la formación del grupo, surgió la cuestión de para qué situación en particular estaban haciendo todos los preparativos. La mayoría de los miembros pensaba en un escenario de pánico bancario y de hecatombe financiera, que sería seguida por un derrumbe de las fuerzas de la ley y el orden. Otros se inclinaban más por una guerra de origen nuclear, biológica o química.
Dan Fong hacía hincapié una y otra vez en que debían estar preparados para resistir ante el establecimiento de un gobierno controlado por socialistas, fascistas o comunistas. Finalmente se decidió que era mejor que el grupo estuviese listo para enfrentarse a cualquier escenario concebible, y no solo a uno. Tal y como dijo Todd: «Sería un desastre que lo tuviésemos todo preparado para algún tipo de caos socioeconómico y luego fuésemos atacados con armas nucleares»."

El autor de esta novela/manual, James W Rawles, es uno de esos tipos obsesionados con el fin del mundo y con ser, ayudados por su preparación y su fe cristiana, uno de los supervivientes. Un tipo peligroso vamos, de esos que van con el rifle en una mano, la biblia en la otra y envueltos en la bandera de los USA. Por lo visto, en su infinita bondad, ha tenido a bien compartir con el resto de los mortales todo su conocimiento. Conocimiento que incluye, entre otras cosas, una serie de datos sobre como construir bombas, tipos de armas, fabricar identidades falsas y toda clase de delitos contra las "absurdas" leyes (permisos de conducir, matrículas, licencias de armas, etc) que el Estado quiere imponer a los "americanos libres".

por favor, póngame cuarto y mitad de munición para mi Magnum y tres máscaras antigas, la de la niño por favor que sea de Rayo McQueen

De hecho Rawles es también el autor de Survival Blog (The Daily Web Log for Prepared Individuals Living in Uncertain Times.) un sitio de gran éxito para pirados de esos (preppers se llaman) que se excavan bunkeres en el sótano de casa y lo llenan de armas, equipos de radio, purificadores de agua, miles de latas de fabada y albóndigas en salsa de tomate y todo aquello que pueda ser útil para sobrevivir al fin del mundo tal como lo conocemos.

A través de un grupo de survivalistas, y un hipotetico caos mundial, Rawles nos explicará al detalle  todo aquello que necesitamos saber para sobrevivir. Este libro es, en realidad, más un manual de supervivencia que una novela, y en este caso no hay zombis, monstruos ni cosas raras. El origen del problema que nos cuenta está en la brutal crisis económica causada por la deuda pública, especuladores, bancos y la ineficacia de los gobiernos.

enterrando nuestro refugio anti fin del mundo

Lo cierto es que el plantamiento que hace de la crisis y sus consecuencias es muy realista y nada descabellado. Y este es uno de los motivos que me han llevado a leer este libro. Ya que me resulta más creíble (y posible) que pase esto a que los muertos se levanten. Y, siendo previsor ;) hay que saber como piensa y actúa esta gente por si nos vemos en una de estas.

"Cuando estábamos a hora y media de Chicago, empezamos a ver coches que se habían quedado sin gasolina, parados a un lado de la carretera. En un par de ocasiones tuve que dar un volantazo para esquivar a gente que intentaba que nos detuviésemos. Estaban completamente desesperados. Me di cuenta de que parar a ayudar a alguien podía ser muy peligroso y que no valía la pena."

Y bueno, os podéis imaginar como es el libro. Puede pegarse una página entera hablando de diferentes tipos de cuchillos y su función. Es, por tanto, aburrido en algunos momentos por el aluvión de datos técnicos que da, interesante y entretenido en otros, y paranoico por su meticulosidad casi en su totalidad. Te deja con la sensación de si no estarán estos tipos muy locos o de si los locos somos nosotros. Su lectura, que en algún momento me ha costado, me ha resultado una experiencia, cuanto menos, curiosa.

3 comentarios:

David Gómez dijo...

¿Pero quién está más obsesionado con el apocalipsi tú o el escrito? jajajaj, es broma.
Estoy convencido que esa parte que habla de los cuchillos y demás tejemanejes no me gustaría, pero si las suposiciones que el escritor imagina.
en definitiva, un ejercicio de futuro y un reto literario.
Saludos

Aran dijo...

¿Así que al final lo has leído? Qué valiente. Me ha encantado lo de "paranoico por su meticulosidad casi en su totalidad". Lo resume a la perfección.
A mi lo que me ha quedado claro es que no sobreviría a una de estas nunca.
Desde luego que no es descabellado el planteamiento que hace de fin de la sociedad para camuflar esta guía de supervivencia.
Yo me aburrí mortalmente con los datos técnicos.
Besos

alcorze dijo...

Sí, Aran, fué un en un arranque de locura ;) y, también, porque me llamó mucho la atneción tu reseña. Lo que más me asusta de esta novela es lo real que podría llegar a ser. ¡Besos!