viernes, 25 de octubre de 2013

Libros leídos 2013 - 58 - Despiértame para verte morir - Miguel Aguerralde

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- Libros 31 al 40
- Libros 41 al 50
- 51 - Deseo de ser punk - Belén Gopegui
- 52 - La última mujer de Australia - Francisco Villarrubia
- 53 - 30 días de noche - Rumores de los no muertos 1 - Steve Niles y Jeff Mariotte
- 54 - La luz del diablo - Roberto Malo
- 55 - La niña que amaba las cerillas - Gaétan Soucy
- 56 - El arte sombrío - Juan De Dios Garduño
- 57 - Zona catastrófica - Antonio Sánchez Vázquez
- 58 - Despiértame para verte morir - Miguel Aguerralde



Dicen que hay gente que vive de su pasado. Yo llevo dos años haciéndolo. Exactamente desde el día en que envié a Chino a la silla eléctrica. Mi nombre es Marcus Crane y era abogado, hoy se cumplen dos años desde que ya no lo soy.

Despiértame para verte morir es una sobrenatural historia de venganza, por parte del sádico asesino de la niña Penny Lane, contra el fiscal que lo condenó a muerte y todas aquellas personas que le rodean. Gregory Peck y Robert Mitchum llevados a un particular y aterrador Cabo del miedo creado por Miguel Aguerralde.

Es esta una historia que cabalga entre la novela negra y el género de terror. Toda la acción pivota sobre el protagonista: Marcus Crane y lo cierto es que no he conseguido conectar con su personaje casi en ningún momento a lo largo de la narración.



"No conseguí arrancarme el miedo de encima, así que me levanté y me dediqué a pasear por la casa como un psicótico, escondido bajo una manta y dando vueltas sin sentido, de la cama a la cocina, del salón a la ventana. Un día más la lluvia torturaba las cristaleras y se dejaba caer como un velo de seda sobre la ciudad. ¿Por qué aquellas visiones? ¿Qué demonios significaban? ¿Por qué ahora?"

Es posible también que esta regular sensación mía venga de que no soy muy aficionado a este tipo de terror, y lo cierto es que esta novela, al estar narrada en primera persona y con muy pocos personajes y diálogos, se me ha hecho un tanto pesada. Ya que me cansaba de las obsesivas y continuas pesadillas y visiones que sostienen los "encuentros" entre Marcus Crane y Ricardo Santoro "el Chino".

Esperaba algo más de investigación criminal, o paranormal, y un poco menos de peso en la narración sobre el agobio psicológico que sufre el protagonista. Presión sobre Marcus Crane que, no obstante, está perfectamente descrita.

No voy a extenderme más. Por terminar, y a modo de resumen, no me ha parecido una mala novela, ni que esté mal escrita, es sólo que me ha contado una historia que no me ha termidado de gustar. Espero, no obstante, repetir con Miguel Aguerralde con Caminarán sobre la tierra.

4 comentarios:

unlibroparaleer.com dijo...

Pues casi que la dejo pasar jejeje

Shorby dijo...

Pues le tenía echado el ojo, pero no sé qué hacer...

Besotes

alcorze dijo...

A ver la novela no es mala, consigue lo que prentende con la angustia y la fobia de us personaje principal. En ese aspecto está muy lograda y la narración no tiene un mal ritmo. A mí es que no me van ese tipo de hisotrias, entonces, personalmente, no me ha llamado la atención. Pero la novela no es mala ni mucho menos.

David Gómez dijo...

Es entretenida. No es la mejor de Miguel, pero pasa muy bien.
Shorby, si tienes tiempo...y sino...