lunes, 23 de diciembre de 2013

Libros leídos 2013 - 72 - La quinta ola - Rick Yancey

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- Libros 31 al 40
- Libros 41 al 50
- Libros 51 al 60
- Libros 61 al 70
- 71 - Degeneración - David Pardo
- 72 - La quinta ola - Rick Yancey


La primera ola acabó en pocos segundos. La segunda duró un poco más, aproximadamente un día. ¿La tercera ola? Esa fue más larga: doce semanas. Doce semanas para matar a... Bueno, según los cálculos de mi padre, al noventa y siete por ciento de los que tuvimos la suerte de sobrevivir a las dos primeras. ¿El noventa y siete por ciento de cuatro mil millones? Haz la cuenta.

Pese a haber leído malas críticas de esta novela me decidí a leerla, y ha sido una buena decisión. En La quinta ola vamos a acompañar a Cassie, una chica de diecisiete años. Tras una invasión alienígena está sola y puede que sea uno de los últimos seres humanos vivos que quedan en la Tierra. Además está inmersa en la búsqueda de Sammy, su hermano pequeño, para cumplir una promesa. 

La quinta ola está escrita en parte en primera persona, su estilo y estructura es similar al de otras sagas juveniles como, por poner un ejemplo, Mañana de John Marsden. Y, como no podía ser de otra forma en el mundo literario actual, es la primera parte de una trilogía.

El que los alienígenas pueden adoptar formas humanas para acabar con los humanos, y por tanto con Cassie, hace que esta tenga que vivir en un estado de paranoia total y absoluta al no poder confiar en nadie. La narración da saltos al pasado para explicarnos qué fué lo que sucedió en la Tierra desde que se detectaron las naves extraterrestres y tras cada uno de los distintos tipos de ataque hasta situarnos de nuevo en el presente, en lo que parece ser un estado intermedio entre la cuarta y quinta ola.


"La cuarta ola nos obliga a permanecer en soledad, a olvidarnos de que la unión hace la fuerza, hasta que, poco a poco, nos volvemos locos por culpa del aislamiento, el miedo y la terrible espera de lo inevitable.



Así que no hui, no podía. Ya fuera uno de ellos o una tía Tilly, tenía que defender mi territorio. La única forma de seguir viva es seguir sola. Esa es la segunda regla."

La novela, con matices, comienza bastante bien. Consigue transmitir de forma convincente el fin del mundo, paso a paso, visto desde los ojos de una chica de una pequeña ciudad del norte de Estados Unidos. Cassie es una buena narradora y la forma en que nos explica todo lo que pasó mientras las sucesivas olas acababan con la humanidad se hace amena e interesante.

Conforme avanza la novela nos presentan nuevos personajes y tramas. Nos van desvelando cosas sobre la invasión: como la infestación, los niños de Campo Asilo, Ben Parish, Ewan Walker o el personaje de El Silenciador. Esto provoca que la novela gane en intensidad e interés, aunque al principio cueste ir encajando todo lo que nos va contando Yancey.

Como, al parecer, es obligado que en toda novela juvenil con protagonista chica ella tenga un subidón de hormonas. En este caso también lo tenemos, aunque ni está tan presente ni es, ni de lejos, tan empalagoso como en Crespúsculo.

"De algún modo, el hecho de que me haya rescatado un chico guapo de sonrisa torcida y manos grandes y fuertes es lo más perturbador que me ha pasado desde la llegada de los Otros."


En fin, que la que supongo es la última novela leída del año (porque no creo que estas vacaciones lea mucho) me ha gustado bastante. No es ninguna maravilla de la literatura, pero es suficientemente original, está bien escrita, es creíble en lo que cuenta y no pretende engañar a nadie.

La quinta ola es una novela juvenil. De aventuras, con crudeza, con tensión y con algo de romanticismo e idealimo joven. Partiendo de esta base, creo que cumple con creces con su cometido. A mi me ha entretenido, me ha intrigado en alguna ocasión, y me ha dejado con ganas de leer algo más.

El día treinta y uno, y a modo de despedida, espero que me de tiempo de preparar un breve resumen lector del año.