jueves, 9 de enero de 2014

Libros leídos 2014 - 3 - Intemperie - Jesús Carrasco

- 1 - Antología Z Volumen 7 - Varios autores
- 2 - Espejismo - Hugh Howey
- 3 - Intemperie - Jesús Carrasco


Desde su agujero de arcilla escuchó el eco de las voces que lo llamaban y, como si de grillos se tratara, intentó ubicar a cada hombre dentro de los límites del olivar. Berreos como jaras calcinadas. Tumbado sobre un costado, su cuerpo en forma de zeta se encajaba en el hoyo sin dejarle apenas espacio para moverse. Los brazos envolviendo las rodillas o sirviendo de almohada, y tan sólo una mínima hornacina para el morral de las provisiones. Había dispuesto una tapadera de varas de poda sobre dos ramas gruesas que hacían las veces de vigas. Tensó el cuello y dejó suspendida la cabeza para poder escuchar con mayor claridad y, entrecerrando los ojos, aguzó el oído en busca de la voz que le había obligado a huir. No la encontró, ni tampoco distinguió ladridos y eso le alivió porque sabía que sólo un perro bien adiestrado podría descubrir su guarida. Un perdiguero o un buen trufero cojo.


El que los libreros de Madrid eligieran Intemperie (Seix Barral), de Jesús Carrasco, como la mejor obra de 2013, junto con algunas buenas críticas leídas, me animó a leer este libro.

Siendo ésta su primera novela, hablan de Jesús Carrasco como una mezcla entre Delibes y Cormac McCarthy. No sé si esto es cierto o no, hace muchos años que no leo a Delibes, y algunos menos a McCarthy, y no me considero capaz de afirmar o desmentir esta afirmación, aunque Intemperie sí que me ha producido sensaciones similares a cuando leí Meridiano de Sangre de McCarthy, y tiene unos diálogos igual de demoledores que La Carretera. En cualquier caso soy de los que piensan que, aunque a un autor se le puedan llegar a notar influencias, siempre prevalece su sello personal en cada obra.

Jesús Carrasco, el autor

En Intemperie nos encontramos unos llanos áridos, desérticos. En una región semiabandonada, de mala gente, agostada por una sequía de años. Conocemos a un chico que nunca ha salido de su pueblo, del que huye, aterrorizado, por un motivo que desconocemos pero que podemos llegar a intuir, jugándose la vida sin saber a dónde dirigirse. Se topará con un viejo cabrero, parco en palabras, que le acogerá y le enseñará a ganarse la vida y sobrevivir. No conocemos sus nombres, pero iremos sumergiéndonos en la relación que se establece entre ambos durante su transitar por las desoladas tierras. Un tercer personaje, el alguacil del pueblo, forma el vértice amargo de este triángulo.

Intemperie es una novela, escrita en tercera persona, que nos cuenta una historia muy dura. De las que te tienen con el corazón en un puño en unos momentos o te hacen hervir la sangre en otros. Consigue llegarte al estómago, aunque no por ello está exenta de ternura y de momentos que te harán emocionar.

No es muy larga, 224 páginas, pero en ella no sobra ni falta ni una coma, estando escrita con un estilo narrativo y descriptivo impecable. De estas novelas que uno disfruta leyendo, tanto por lo que cuentan como, sobre todo, por cómo lo cuentan. No quiero decir nada más, ya que lo mejor es dejarse sorprender, como yo lo he hecho, por esta increíble novela.

Y por último, no sé ni cuantos ni qué libros voy a leer este año, pero estoy convencido de que Intemperie va a estar, sin duda, entre las cinco mejores lecturas que haga en 2014.

9 comentarios:

CreatiBea dijo...

Estoy en medio de un parón lector desde hace unos meses, pero ahora que voy un poco más desahogada de tiempo estoy empezando con las lecturas, así que me lo apunto.

Gracias!!!

Saramaga dijo...

Llevo tiempo interesada por esta novela, pero su dureza (o al menos eso dicen), me ha echado para atrás porque bastante duro ha sido el 2013 como para echarle espesante al asunto.. pero creo que para el 2014 (que va a ser mi año), caerá.
Besos y feliz año!

David Gómez dijo...

Uff, entre las cinco mejores del año.
Yo la tengo apuntada desde que vi su presentación en Página2 en TVE2 el año pasado y me picó la curiosidad, pero también, no sé, un poco de pereza...pero leyendo tu crítica quizás sí tenga que subirla en las posibles.

alcorze dijo...

Bea, es una novela muy dura, pero bonita a la vez.

Saramaga, te digo lo mismo que a Bea. Es una novela dura, que te encoge el corazón, pero no tiene momentos escabrosos ni desagradables. Y 2014 va a ser, sin duda, el año bueno :)

David, a mí me ha sorprendido esta novela. Creo que leeré otras muchas muy buenas, pero está está particularmente bien escrita y es el primer trabajo publicado del autor, así que creo que estará por ahí arriba ;)

unlibroparaleer dijo...

La tengo mas que anotada a pesar de gente que le pone peros, creo que me gustará.

Ana Blasfuemia dijo...

Tengo esta lectura pendiente desde hace tiempo, y si no la he leído hasta ahora es no tanto por su dureza, sino más bien porque otras lecturas se han ido adelantando. Pondré el libro más a la vista para que no quede sepultado por otras lecturas. En general he leído críticas muy positivas de este libro, aunque las pocas críticas negativas que he visto eran demodeloras. Ya veremos.

Saludos

alcorze dijo...

Es un drama rural, Ana. Aunque no se dice en ningún momento la situación se podría situar en tierras del sur de la península.
A mi, aparte del lirismo del lenguaje empleado me ha gustado la contención que utiliza el escritor, cómo, con apenas unos trazos, va perfilando una narración con la que disfrutar.

Bea Mendes dijo...

Pinta bastante bien, y creo que siendo si primera obra, tan alabada, no debe defraudar.

La chica de las flores. dijo...

Si, es muy buena novela. A mí me encantó!!!