martes, 18 de febrero de 2014

Libros leídos 2014 - 10 - La casa y el cerebro - Edward Bulwer-Lytton

- 1 - Antología Z Volumen 7 - Varios autores
- 2 - Espejismo - Hugh Howey
- 3 - Intemperie - Jesús Carrasco
- 4 - Maldita novela - Roberto Malo
- 5 - El yermo - Sergi Llauger
- 6 - Aurora - César Blanco Castro
- 7 - Historia se escribe con Z - Varios autores
- 8 - El laberinto - Matthew Reilly
- 9 - Apocalipsis Island Guerra Total Z - Vicente García
- 10 - La casa y el cerebro - Edward Bulwer-Lytton

 
A friend of mine, who is a man of letters and a philosopher, said to me one day, as if between jest and earnest, "Fancy! since we last met I have discovered a haunted house in the midst of London."
"Really haunted,—and by what?—ghosts?"
"Well, I can't answer that question; all I know is this: six weeks ago my wife and I were in search of a furnished apartment. Passing a quiet street, we saw on the window of one of the houses a bill, 'Apartments, Furnished.' The situation suited us; we entered the house, liked the rooms, engaged them by the week,—and left them the third day. No power on earth could have reconciled my wife to stay longer; and I don't wonder at it."
"What did you see?"

Muchas son las razones que podrían haberme llevado a leer este "relato victoriano de fantasmas". Desde la frase de su portada a la magnífica edición de Impedimenta, pasando por las entusiastas recomendaciones de autores de la talla de Lovecraft o Lafcadio Hearn.

Las circunstacias hicieron que tras leer la, como siempre, estupenda reseña sobre esta novela de mientrasleo pasara por la cuidada Librería gráfica El armadillo ilustrado, en la rehabilitada calle de Las Armas del barrio de El Gancho de Zaragoza. Allí curioseando entre su catálogo mis ojos se fueron directamente hacia esta novela y, casi sin querer, la tuve pronto en las manos.

Publicada en 1859, y con un título que refleja a la perfección la esencia de este relato, asistimos a la narración de los terroríficos sucesos acontecidos en una casa encantada situada en medio de Londres. Nuestro narrador, un hombre de pensamiento racionalista, realiza un relato directo, ajustado al detalle y sin grandes artificios, de la noche que, por voluntad propia, pasará en dicha mansión.


Toda esta parte de horror está francamente bien, y nuestro narrador no se queda a la zaga, ya que es un tipo capaz de leer un rato o echarse una cabezada entre un encuentro con los fantasmas y otro. En una segunda parte de la novela entra en juego "el cerebro".

La búsqueda de una explicación racional y no sobrenatural a los hechos, así como de una solución a los mismos, conformarán esta parte final del libro, con explicaciones sobre temas como el mesmerismo o la hipnosis que se encuentran presentes en la literatura de la época en títulos como El extraño caso del señor Valdemar de Edgard Allan Poe.

En fin, si disfrutais con este tipo de literatura, por la que no ha pasado el tiempo, La casa y el cerebro es una opción de lo más acertada.

5 comentarios:

Jolan dijo...

Le tengo ganas. No estoy muy puesto en género de terror (aunque sea psicológico, como parece el caso) y este título se ve muy apropiado para disfrutar una lectura de este estilo.

alcorze dijo...

Bueno, esta es una clásica historia victoriana de fantasmas. En la que lo sobrentural y lo racional van de la mano. Es una buena hisotria y se lee de una sentada.

Cyllan dijo...

Interesante, por lo victoriano y por el terror. Me recuerda un poco a Lovecraft el tipo de narrador por lo que dices ¿no?

alcorze dijo...

Bueno, es literatura del XIX, así que tiene el estilo inherente a esa época, aunque con el propio sello del autor.

Bea Mendes dijo...

Yo también leí, justamente, la reseña que comentas. Y por la misma, que me apunté este libro. Por lo visto, sigue cosechando opiniones positivas.