lunes, 21 de abril de 2014

Las novelas de "a duro"



Hace días que quería escribir una breve entrada sobre este tema, y supongo que este lunes de vuelta de cuatro días de fiesta, es un momento tan bueno como cualquier otro.

Es esta una pequeña reflexión acerca de la calidad de muchos de los libros de géneros como el terror o la ciencia ficción (el oeste y la novela bélica han desaparecido) que se publican actualmente.

Veo que algunas editoriales (hay muchas y algunas bastante conocidas) publican novelas de una calidad bastante baja, con un trabajo bastante pobre tanto por parte del autor, como del corrector y el editor. Haciéndolo además a precios tipo 17,95 euros.

Creo, sinceramente, que en este tema los lectores hemos salido perdiendo. Antes, si queríamos literatura de consumo rápido, teníamos aquellas novelillas de los kioskos, de las de "a duro", de autores como George H.White (Pascual Enguidanos), Clark Carrados (Luis García Lecha) o Marcial Lafuente Estefanía, que cumplían una función similar y eran mucho más baratas y más asequibles para todo tipo de públicos y bolsillos, e incluso muchas de ellas bastante más interesantes y originales. Estando escritas con mucho más cuidado e imaginación.


De hecho yo he disfrutado como un enano leyendo muchas de esas novelas y sagas como las de Luchadores del espacio.

Hoy por hoy, si uno quiere leer este tipo de novelas, que te sirven para leer, sin más pretensiones, una historia entretenida, cortita y que te cueste poco dinero , (bien sea romántica, terror, policiaca, ciencia ficción, etc), se ha de gastar quince euros como mínimo en papel o recurrir al formato ebook.

Por cierto, si os gusta este tipo de literatura de kiosko os recomiendo el blog bolsilibros, donde podréis encontrar mucha información.

En fin, esto es lo que, de momento, hay. Me gustaría poder volver a ese formato popular que tan buenos ratos nos hizo pasar.

¡Feliz semana!

5 comentarios:

Jolan dijo...

Totalmente de acuerdo. ¿Nostalgia, o que realmente muchos tiempos pasados fueron mejores..? El caso es que, como dices, ahora incluso por algunas historietas mediocres o de pasar el rato sin más hay que pagar una pasta.

Feliz lunes. ;)

David Gómez dijo...

De acuerdo con lo que dices. Creo que todos se deberían ajustar el cinturón, empezando por las editoriales ya que los pobres escritores (la mayoría, los menos conocidos) cobran lo que cobran y si lo cobran.

Ahora esas novelas de consumo rápido creo que se pueden encontrar en Amazon donde los escritores han visto que se pueden anunciar publicando la novela durante unos días a 0 € y luego poniendo un precio simbólico para el que llegue detrás.

Por cierto, hoy mismo hay una de Emilio Bueso y las 4 de Cosnava a 0 € y creo que todas ellas merecen la pena.
Saludos

alcorze dijo...

Lo de Amazon no lo he usado casi nunca, y es algo en lo que me debería de meter más. Tomo nota, David.

alcorze dijo...

Jolan, ahí es a donde quiero ir. No es nostalgia, si no que me fastidia pagar un buen dienero por un libro y luego ver que, en realidad, no vale el precio que he pagado por él. El que una editorial dentro de una línea concreta sea capaz de publicar cualqueir cosa hace que me lo piense bastante antes de comprar un título de ellos y, de esta forma, me puedo estar perdiendo buenas cosas, que las tienen.

Mauro Vargas dijo...

Concuerdo contigo. Además de la economía de estos formatos, la calidad artística de estas publicaciones humildes superan con creces a esos libros que editan ahora. ¿En dónde carajos quedó el buen gusto? Es hora de que las editoriales independientes, que son las que se toman este trabajo con juicio y dedicación, revivan estos formatos para las grandes masas lectoras.