jueves, 8 de mayo de 2014

Libros leídos 2014 - 28 - Lantana, donde nace el instinto - Darío Vilas

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- 21 - Calabazas en el trastero - Fútbol - Varios autores
- 22 - Body Shots Entertaiment for Dead men - Daniel Expóxito
- 23 - Un minuto antes de la oscuridad - Ismael Martínez Biurrun
- 24 - Hasta siempre princesas - Varios autores
- 25 - La iniciación de un hombre: 1917 - John Dos Passos
- 26 - El cuarto jinete - Destrucción masiva - Víctor Blázquez
- 27 - Blackout - Gianluca Morozzi
- 28 - Lantana, donde nace el instinto - Darío Vilas


"-Es la atracción. Venimos aquí porque la perforación nos reclama, aunque la mayoría no son conscientes - desveló con tono resuelto, pronunciando con vírgula cada palabra.

En aquel momento empequeñecí, me volví compacto ante la magnitud de una confidencia pronunciada en voz alta, un secreto que solo yo poseía y que ahora estaba en una boca y en un rostro ajeno. Recordé todas las veces que me había sorprendido a mí mismo observando la perforación desde la ventana del apartamento, sin saber cómo había llegado hasta allí."

Dicen que hay que saber escuchar; y tanto en este caso como en otros, seguir las recomendaciones de David Gómez de Cruce de caminos, suele ser siempre una opción acertada.

Hay libros que, casi desde la primera línea, sabes que te van a gustar. Lees esas frases iniciales: cómo están construidas, lo que te cuentan, y te atrapan desde el primer instante. Lantana es uno de esos libros que te sorprenden, y Darío Vilas, sin duda, uno de esos escritores con magia.

Desde su prólogo, ante el que me quito el sombrero, hasta su final, Lantana, que aunque no lo he dicho es una novela publicada dentro de la línea Z de Dolmen, es un magnífico ejercicio de prosa y de recursos literarios. Una narración en la que el peso recae tanto en las palabras, en su forma, como en lo que nos cuentan.

Pozo de la península de Kola, en Rusia, la´excavación más profunda realizada por el hombre, más de doce km hasta el borde de la corteza terrestre. Un lugar que aparece en la narración.

Lo cierto es que los zombis, que son un elemento totalmente secundario, no aparecen en esta novela hasta el final, algo que tiene su lógica, ya que Lantana es la precuela de Instinto de superviviente, una novela Z del propio Darío Vilas. Novela que, por lo visto en ésta, haré bien en leerme.

Conocemos a Nacho, un joven reservado y callado, que desde su Pontevedra natal va a trabajar a Lantana, en la otra punta de España. Una zona desértica y agreste en la que, al calor de una poderosa y misteriosa empresa de prospecciones mineras, ha crecido una nueva ciudad. Una ciudad que no sólo esconde secretos en su subsuelo, si no también en su superficie.

La relación de Nacho con Mari y su hija Angela, sus únicas vecinas, Nilo, un viejo músico que esconde más de un secreto, y todas las sensaciones que va experimentando durante su estancia en Lantana: angustia, rutina, deseo y una profunda soledad, forman la parte central de la narración de Darío Vilas.

Todo esto, unido a todo el misterio paranormal en torno a la perforación del subsuelo (basado en parte en hechos reales), conforma una historia que se va desgranando poco a poco, casi sin darte cuenta pero sin un momento de pausa, obligándonos, con la intriga creada, a seguir leyendo.

En resumen una agradable sorpresa, una forma distinta y particularmente interesante de abordar el tema Z  y un escritor, Darío Vilas, que ha conseguido llamar mi atención con su particular y atrayente tono narrativo.

2 comentarios:

David Gómez dijo...

Gracias por la mención.
Lantana es de esas novelas que después de leerlas quisieras leer otra vez para no olvidar.
Genial

Óscar dijo...

Excelente reseña!!! Coincido contigo: Darío Vilas tiene una particular manera de narrar historias. "Lantana" está muy bien, al igual que "Instinto de superviviente". Alejado del género Z, te recomiendo que leas (si no lo hiciste ya) "El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas" y "Piezas desequilibradas".