viernes, 23 de mayo de 2014

Libros leídos 2014 - 30 - Goodbye Berlin - Wolfgang Herrndorf

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- 21 - Calabazas en el trastero - Fútbol - Varios autores
- 22 - Body Shots Entertaiment for Dead men - Daniel Expóxito
- 23 - Un minuto antes de la oscuridad - Ismael Martínez Biurrun
- 24 - Hasta siempre princesas - Varios autores
- 25 - La iniciación de un hombre: 1917 - John Dos Passos
- 26 - El cuarto jinete - Destrucción masiva - Víctor Blázquez
- 27 - Blackout - Gianluca Morozzi
- 28 - Lantana, donde nace el instinto - Darío Vilas
- 29 - Leo Circus - J.E. Alamo, Verónica Leonetti, Roberto Malo
- 30 - Goodbye Berlin - Wolfgang Herrndorf


No había oído hablar ni de este libro ni de su autor, pero lo cierto es que tanto el título como la portda me entraron por los ojos. Siempre me ha gustado Alemania, y Berlín, ciudad en la que estuve hace muchos años, es uno de esos sitios sobre los que me gusta leer.

No sabía qué me iba a encontrar, y lo cierto es que ha sido una novela divertida, enternecedora y con ese punto de rebeldía y de paso que tienen las obras en las que viajamos con sus protagonistas encontrándonos gentes y situaciones de lo más dispar.

Comenzaremos la novela con Maik, un chico de unos catorce años, contándonos todo lo que recuerda mientras se recupera en el hospital de un accidente de tráfico. La particularidad del accidentes es que el conductor era él, el coche un viejo Lada robado y le acompañaba Tschick,  un amigo de su clase que es ruso y de origen muy marginal.

Ambos son dos bichos raros, dos chicos de esos con dificultades para relacionarse en el instituto, sólo son distintos, no es que sean unos frikis como, por ejemplo, los de Kick Ass. Llegarán las vacaciones de verano y ambos, por distintas circunstancias están solos. En ese momento, y casi sin querer, como se hacen las cosas que mejor salen, se subirán a ese viejo coche y emprenderán un viaje que les llevará a atravesar media Alemania, durante el cual vivirán situaciones extrañas y divertidas.

Tschick, el nombre de uno de sus protagonistas y título original de la novela

Es en este punto donde Wolfgang Herrndorf desarrolla a sus personajes, estos dos chicos que se están despertando al mundo, Haciéndolo a través de las distintas personas y situaciones que se encontrarán durante su viaje, logrando de esta forma que acabemos de enamorarnos de esta bonita historia.

Esta novela ganó varios premios en Alemania, entre ellos el de literatura juvenil, y vendió miles de libros, aunque, en mi opinión, es una historia más adulta, así que esto no debería echar a nadie atrás para su lectura.

Mientras escribía la reseña me he enterado de que Wolfgang Herrndorf, quien estaba enfermo, se suicidó el pasado verano. Es una lástima que alguien que  tenía tantas cosas buenas dentro para contarnos acabe así.

Goodbye Berlin es una novela de las que te dejan con buen sabor de boca, con un cierto sentimiento de melancolía, pero con un buen poso. No la dejéis pasar, porque os cautivará.

1 comentario:

Mientras Leo dijo...

Pues yo tampoco lo conocía, pero no tiene mala pinta el libro.
Besos