lunes, 2 de junio de 2014

Reader

 
desde que me regalaron uno igual que éste, ya casi no salgo sin él a la calle
 
 
No era yo muy proclive a tener uno de estos trastos. El papel me gusta y tengo un cierto afán coleccionista, por lo que disfruto tanto con la lectura, como con el momento en que tomas un libro entre tus manos, lo hojeas, lo palpas, y te lo llevas a casa.
 
El caso es que como me lo regalaron mis hijos, y ahora trabajo más lejos y voy en transporte público, he empezado a leer en el reader. Qué queréis que os diga, me tiene enamorado. No pesa, es cómodo, me adapto la letra para no tener que leer con gafas, le dura la batería para varios meses. Son todo ventajas en el apartado técnico.
 
En cuanto a qué leo, pues estoy empezando a usar las tiendas on line, y también descargo libros que incluso tengo en papel, y otros que me bajo directamnte.  De momento en casa leo en papel y fuera de ella en el reader.
 
No sé si el papel llegará a desaparecer, por mi parte voy a seguir comprando libros en ese formato, independientemente de cómo los haya leído, pero más que nada porque me gusta tenerlos para redescubrirlos dentro de muchos años mis hijos o yo, o por ese punto de coleccionismo, de atesorar la obra de un autor en concreto, y también, evidentemente, por agradecimiento al escritor, que merece que su trabajo sea pagado.
 
¡Feliz semana!

6 comentarios:

Jolan dijo...

A mí me ha pasado un poco igual. No acababa yo de sacarle encanto a este tipo de cacharros, pero la verdad que una vez empiezas a leer en ellos, les sacas ventajas. Yo lo utilizo para aquellas lecturas para las que dudo si comprar la edición en papel. Al final, ahorras espacio y dinero, cosa que no está mal.

¿Qué tal te funciona el Sony? Es uno de los modelos que yo barajé en su día (conste que no me hacen falta prestaciones accesorias; me vale con que sea un buen reader para leer y no otras utilidades)

alcorze dijo...

Hola, Jolan, La verdad es que me va muy bien. En exterior se lee de maravilla cuando hay mucha luz y en interiores con una buena iluminación (como con un libro) también se ve de lujo. La batería dura un montón y el hecho de que tenga una tapa protectora va genial. No sé cómo será en otros pero yo lo tengo siempre encendido y con abrir la tapa ya me lleva directamente a la última página que estaba leyendo. El wifi no lo he usado y en cuanto a formatos lo tengo todo creo que en epub. Un saludo.

Aran dijo...

A mi me encanta, y lo uso prácticamente desde que lo sacaron, aún recuerdo el hachazo del primero, y cómo corrí como una loca a por otro cuando se me rompió, (por cierto a mitad de La Cúpula, de tu querido King).
Lo utilizo igual que tú, y en papel siempre tengo, sobre todo ahora que llega el verano. A la playa y la piscina ni me atrevo a llevarlo.
Besos

Jolan dijo...

El que yo tengo es cutrecillo (un Wolder) pero me apaña para leer. Lo que peor lleva mi cacharro es los tiempos de carga, y la batería -aunque aguanta mucho- es menos duradera que en otros modelos, por lo que tengo entendido. Así que cuando llegue la hora de cambiarlo, consideraré el Sony, que ya me habían hablado muy bien de él.

Saludos!

Bea Mendes dijo...

Yo leo tanto en ebook como en papel. Para la calle, suele ser más cómodo el ebook.

Cyllan dijo...

Yo también uso los dos formatos. No creo que el papel desaparezca de momento por las sensaciones que produce. Tranquilo por los autores, si compras ebook también ganan dinero hombre.