viernes, 1 de agosto de 2014

Libros leídos 2014 - 38 - Mañana todavía - Varios autores

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- 31 - El último concierto de David Salas - Roberto Malo
- 32 - Desolación - Hugh Howey
- 33 - Caminarán sobre la tierra - Miguel Aguerralde
- 34 - Invierno humano - Kiko Labiano
- 35 - Apis Sapiens - Viriato Colmenero
- 36 - Ignota - Varios autores
- 37 - Como matar a... - Varios autores
- 38 - Mañana todavía - Varios autores


Mañana todavía es una ambiciosa antología, avalada por el sello de Random House: Fantascy. Como indica su subtítulo, el libro nos presenta  doce distopías para el siglo XXI, doce textos escritos por autores de la talla de Laura Gallego, Emlio Bueso, Rosa Montero o Javier Negrete entre otros. 

Estos son los relatos y sus autores, así como un breve comentario de cada uno de ellos:

- Wekids - Laura Gallego 
Conocemos Wekids, una poderosa red social de la que sólamente niños menores de quince años pueden formar parte, y unos padres que abren, para su hijo recién nacido,  un perfil de usuario en dicha red.  Nos presenta una sociedad en la que el número de seguidores que tenga uno en una red social es muy importante para su vida, pero en el que uno solo puede seguir a un número máximo de personas.

Asistimos a una lucha por los seguidores entre Freddy y Lucas, dos niños nacidos el mismo día. Uno, una estrella de la red, el otro, mucho más serio y normal. Un buen relato, no exento de sarcasmo, sobre lo que las redes sociales pueden llegar a hacer con nosotros


- Al garete - Emilio Bueso 
Asistimos a un mundo sumergido, de balsas y barcas que sin rumbo, llevadas por la corriente oceánica, vagan por el mar, acechadas por una nueva especie de grandes pájaros y nuevos animales mutados que son los que ahora pueblan lo que una vez fue el planeta Tierra.  

Seguiremos a Santiago, un joven que va peregrinando de bote en bote, hacia delante, intentando encontrar el inicio, si es que existe,  del innumerable número de embarcaciones que forman el mundo en el que sobreviven los humanos. Un breve relato, desolador y con mucha fuerza. De los que más me ha gustado.

- 2084 Después de la revolución - Elía Barceló 
Nos presentan a Laia una chica de la Comunidad libre de los Pirineos, uno de los pocos lugares de la antigua España en los las palabras libertad o igualdad tienen aún un significado. Una sociedad mundial estratificada en la que todo está programado, hasta el aspecto físico de las personas. 

Un relato con demasiada explicación histórico sociológica y una trama bastante pobre, con los personajes como meros instrumentos de la hipótesis que nos presenta su autora. Aunque, probablemente, sea el que muestra un futuro más similar con el que nos encaminamos.


- Instrucciones para cambiar el mundo - Félix J. Palma
Ir en pijama todo el día, dormir vestido, realizar largos trayectos en transporte público para evitar caminar unas decenas de metros o sentarse en las mesas en lugar de en las sillas, esas ilógicas costumbres son las que dominan ahora el mundo. Escrito en primera persona, conoceremos los pensamientos íntimos de una persona que vive en soledad, pero con una vida interior e imaginación que lucha por sobrevivir alejada de la vida anodina y absurda de la mayor parte de la sociedad. Un relato muy orwelliano que me ha gustado especialmente por su tono.

- El error - Rosa Montero 
Un relato muy breve (ya publicado en el suplemento de El Pais) en la onda de Blade Runner. Una buena muestra de que en una moderna sociedad un error informático puede transformar o hacer desaparecer nuestra identidad, cambiando por completo lo que creíamos ser. 

- Limpieza de sangre - Juan Miguel Aguilera
Una epidemia de ébola, tal vez una plaga divina, infectó al mundo occidental. En la península ibérica, en lugares como Valencia o Madrid, los ejércitos musulmanes montan guardia para evitar que la infección del exterior entre a las tierras del Islam. Sus oscuras, machistas y restrictivas leyes lo son aún más por el miedo al contagio. Una historia interesante y, aterradoramente, en cierto modo bastante plausible de convertirse en realidad.

- Camp Century - Marc Pastor
Una continuación, ingeniosa y emotiva, de la novela Los ladrones de cuerpos de Jack Finney (La invasión de los ultracuerpos). El hecho de estar ambientada en un refugio subterráneo en el Artico, y utilizar la lectura como medio de lucha para no perder la humanidad, la hace doblemente interesante. Pese a su final un tanto extraño es, para mí, de los mejores relatos de la antología.

The Divide, una buena peli postapocalíptica

- En el ático - Rodolfo Martínez 
Un relato más de ciencia ficción que distópico, con clones y asesinatos. Un relato que va de menos a más y que recuerda, un tanto, al universo creado por Paolo Bacigalupi, Ha sido una más que grata sorpresa.

- La inteligencia definitiva - Jose María Merino
Mediados del Siglo XXII. Conocemos Ultima Comarca, un pueblo aislado donde viven Los Reacios. Un grupo de personas que no quieren usar telefonía móvil y han renunciado a una parte del progreso que no les satisfacía. Sin embargo la llegada inesperada de Lid, un ente electrónico que envía unos aparatos inteligentes a la aldea, cambiará todo lo que conocen. Es este un relato reflexivo, una protesta contra el uso masivo y el poder, cada vez más absorbente, que tienen nuestros teléfonos sobre nosotros. Como alegato esta bien, pero como relato a mí se me ha hecho algo pesado, no es esto lo que buscaba en la antología.

- Gracia - Susana Vallejo
Un buen relato, tierno y duro a la vez, ambientado en el barrio de Sants de Barcelona, un barrio en el que viví y que me trae buenos recuerdos. Me ha gustado el futuro que plantea, ya que es tan cruel e injusto como solo los humanos sabemos hacer. Si a esto le unimos un final demoledor, nos encontramos con, probablemente, el mejor relato del libro. 

The Road, una historia dura y sin concesiones, como el mundo que plantea

- Colapso - Juan Jacinto Muñoz Rengel
Nos encontramos un relato un tanto apocalíptico y con una niñera entre sus protagonistas. Como no podía ser de otra forma, es perturbador y mantiene la tensión a lo largo de toda la narración. Me ha recordado, en cierta forma, a Cell de Stephen King. 

- Los centinelas del tiempo - Javier Negrete
A través del claustro y los alumnos de un instituto asistimos a una crítica, no exenta de humor amargo, sobre lo absurdo, y dictatorial, que puede llegar a ser el querer ser políticamente correcto, y utilizar un lenguaje anodino que no provoque stress o cualquier sensación de incomodidad. Una sociedad en la que todo es susceptible de manipulación, simplemente por ser acusado como discriminatorio u hostigante hacia algún grupo de personas (hombres, mujeres, niños, ancianos, gordos, flacos, altos, bajos, etc).  Un mundo en el que, por ejemplo, en los libros, en bien de la igualdad,  Frodo pasa a ser Froda y Sam dejar de ser el criado de Frodo para ser su igual, y Gandalf ya no fuma en pipa. 

Nos plantea un futuro que recuerda, en algunos aspectos, al de Fahrenheit 451 o incluso a una precuela de 1984.  El tema elegido me parece muy interesante, pero la larga extensión del relato y el exceso de explicaciones y ejemplos, hace que pierda fuerza. Le pasa exactamente igual que a La inteligencia definitiva.

«Ese es nuestro problema —pensó Luisa—. Hemos llegado a esto por no meternos en líos con los que más levantan la voz, con los que se ofenden por todo, con los que se proclaman defensores de los menores o de los ancianos, con los que se autoerigen en representantes de todas las mujeres, de todos los gays, de todos los negros o de todos los musulmanes como si entre las personas de esos grupos no existieran diferencias ni opiniones distintas.
»Hemos llegado a esto por cobardes».

En resumen, Mañana todavía es una buena antología, muy buena diría yo, en la que, hasta los relatos más flojos tienen calidad tanto en su argumento como en su estilo.

2 comentarios:

Xula dijo...

Yo que estaba ahora en casa, mirando las fotos que colgaron en Twitter de la presentacion en Celsius232... voy y leo tu reseña y me digo: porque demonios no fui esta mañana hasta alli? Pereza, pero ahora tengo una antologia más apuntada, y con ganas de haber ido :) Besos

David Gómez dijo...

Que buena pinta y que buenos autores. Me ha convencido plenamente. Me la apunto.
Por cierto, estoy casi acabando Invierno humano y va muy bien, aunque quizás ahora al final se ha parado un poco...pero tendré que analizarlo cuando acabe.