lunes, 15 de septiembre de 2014

Libros leídos 2014 - 42 - El manantial - Alejandro Castroguer

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- Libros 31 al 40
- 41 - Promesas de que algún día - Javier Martos
- 42 - El manantial - Alejandro Castroguer


Quince años después de la Noche del Desastre, sólo quedan las ratas y la apuesta por la supervivencia (stop). La Enfermedad ha resultado peor que el mismísimo Diluvio bíblico (stop). Los vivos bastante tienen con conservar el pellejo (stop). En un instituto medio abandonado en mitad de una ciudad fantasma sobreviven Abel yVerona (stop). Eran unos críos cuando sucedió el Desastre (stop). Quince años después se han convertido en dos verdaderos hijos de puta (stop)
Advertencia: si eres sensible o impresionable, deja que sean otros lo que lean por ti esta novela.
El juego de la supervivencia los ha convertido en dos carniceros.

Hacía tiempo que quería leer esta novela de Alejandro Castroguer. Un escritor con un estilo y una forma de ser muy personal que me gusta especialmente. 

Tenía, no obstante, ciertos reparos con su lectura, ya que una novela que empieza citando a Vacas o La fábrica de las avispas no te engaña, sabes que va a haber crudeza y sexo y ultraviolencia explícita, pero pensaba, y así ha sido, que me iba a econtrar una historia sólida y bien contada.

Nos encontramos en un mundo postapocalíptico, en el que unos pocos supervivientes resisten entre los muertos vivientes que pueban la tierra. Los muertos vivientes sólo son, en realidad, parte del escenario necesario para montar, a su alrededor, una cruda y desgarradora historia de la delgada línea que separa el bien del mal.






La descripción y profundidad que Alejandro Castroguer les da a sus dos protagonistas, Abel y Verona, como a algún que otro secundario, hacen que todo el maremagnum de exceso, horror y maldad en el que viven tenga un significado, que todo tenga una explicación y una lógica. 

De hecho tanto Abel como Verona  son dos personas que, a pesar de su brutaidad, no inspiran repulsión, más bien da lástima el ver cómo han acabado siendo sus vidas.

El manantial, por otra parte, es una novela muy adictiva, el ritmo narrativo que le dan los momentos de tensión, las dudas, la capacidad de sorprenderte hacen que quieras seguir leyendo hasta llegar al final.

El manantial es un trabajo muy personal, no exento de riesgos, de Alejandro Castroguer, Una lectura en la que, entre líneas, se cuentan muchas más cosas de lo que parece y de la que el autor sale, en mi opinión, con mucha fuerza.

Lo dicho, no es una novela acta para todo tipo de lectores, pero es, sin duda, una gran novela.

3 comentarios:

Jose Joaquin G.H dijo...

Como ya comenté por mi blog, me encantó esta novela... es muy bestia y esta magistralmente escrita

David Gómez dijo...

Me lo pase genial con su lectura. A días que se echan de menos este tipo de lecturas tan atrayentes.
Saludos

Mientras Leo dijo...

Coño. Esta la quiero
Además no la conocía. Pero la quiero
Buena música, por cierto
Besos