miércoles, 18 de marzo de 2015

Libros leídos 2015 - 12 - El marciano - Andy Weir

Libros 1 al 10
- 11 - Oxido - J. Daniel Aragonés Cuesta
- 12 - El marciano - Andy Weir


"Me pregunto si recuperarán esta bitácora antes de que el resto de miembros de la tripulación mueran de viejos. Supongo que volverán a la Tierra sanos y salvos. Chicos, si estáis leyendo esto: no fue culpa vuestra. Hicisteis lo que teníais que hacer. En vuestra situación, yo habría hecho lo mismo. No os culpo, y me alegro de que sobrevivierais."

Tenemos a Mark Watney, un astronauta perdido en Marte a causa de un accidente y del que se piensa que ha fallecido. Sólo, y sin posibiliddad de comunicarse con la Tierra, tendrá que sobrevivir con los medios disponibles a su alcance hasta que llegue una nueva expedición dentro de cuatro años.

Podríamos decir que El marciano es ciencia ficción, o tal vez casi realidad, ya que, de hecho, todas las hipótesis que plantea están llenas de datos técnicos y bastante bien argumentadas y explicadas (aunque desconozco si son realizables o no. ni me importa en realidad). 

A través de su diario iremos conociendo todo lo que pasa en Marte. Mark utiliza un lenguaje coloquial y distendido, al fin y al cabo es un tipo que está solo, habla consigo mismo, escribe en su diario y se toma las cosas con mucho humor, aunque éste sea un tanto negro en ocasiones

Apartamento para tres, Mark pasa parte de su tiempo viendo viejas series de los setenta, yo también la veía XDD

Las anotaciones (Sol 10, Sol 35, Sol 220) indicando los días que van pasando, y todas las cosas que tiene que hacer para procurarse comida y soporte vital, son francamente divertidas. No por lo que significan, ya que le va en ello la vida, sino por la actitud del protagonista, que se toma con ingenio y humor los problemas insolubles que se le van presentando. Lo cierto es que Mark es un tipo que cae bien desde la primera línea.

La novela está bien, empieza muy bien, parece que se desinfla después (en algunos momentos tenía tentaciones de saltarme párrafos enteras de complejas y técnicas explicaciones sobre, por ejemplo, cómo funcionan el hidrógeno y el oxígeno, o sobre la cría de patatas en Marte), pero luego remonta, mucho y muy alto. 

Mapa de Marte, más de 3000 km deberá recorrer Mark para intentar llegar hacia la zona de un posible resctate

El motivo es que, afortunadamente para el lector, no toda la acción se va a desarrollar en Marte con nuestro amigo Watney en solitario. Saltos al pasado, hacia la misión Ares 3 en la que llegó Mark, aportan tensión a la narración. Por otro lado personajes de la Tierra aparecerán en escena, ganando mucho, a partir de ese punto, tanto en ritmo como en interés.

De hecho la parte de la NASA en Tierra y sus intentos por rescatarlo, una vez descubran que está vivo, es de lo que más me ha gustado y hace que ésta sea una muy buena novela.

Me he reído con esta historia e incluso he soltado más de una carcajada, y no soy nada fácil en ese aspecto. También he disfrutado con la crítica, mordaz y un tanto solapada, que Weir lanza hacias las instituciones públicas y los medios de comunicación y su obsesión por ser políticamente correctos. Un Weir, que no se me olvide decirlo, es un tanto cabroncete con las putadas que le hace a Watney.

En definitiva El marciano es una buena lectura. No profundiza en el drama ni el pesonaje de Mark, al contrario, y eso es lo que la hace tan amena y divertida y, sin duda, una de las mejores lecturas del año.

5 comentarios:

Juan dijo...

Tiene buena pinta. ¿Le daré una oportunidad? Es que llevo una racha de libros que no me llena ninguno...

alcorze dijo...

Te diría que se la dieses, Juan. Es una novela sencilla pero efectiva. A mi me ha hecho pasar buenos ratos.

David Gómez dijo...

Parece muy atractiva y de esas que a lectores como nosotros nos atraen, esas historias de solitarios y al límite.

Mientras Leo dijo...

A mi me pareció justo eso, entretenidísima historia palomitera que puede tener suerte en su adaptación cinematográfica porque se presta a ello (a no ser que les de por hacer una reflexión existencial de la soledad)
Besos

Juan dijo...

Ya me lo he leído. Y me ha encantado. ¡Gracias por descubrírmelo!