lunes, 3 de septiembre de 2007

Y qué se hace con esa gentuza?

Ayer por la tarde volvíamos del pueblo y había bastante tráfico con motivo de la vuelta de vacaciones.

La carretera es la de Sariñena con el puerto de Alcubierre de por medio pero es una carretera muy, muy tranquila que te permite ir cómodamente al pueblo, y sin hacer el loco, en una hora de puerta a puerta.

Ayer, bajando el puerto tuve a un monovolumen pegado a un metro escaso de mi paragolpes trasero, le deje espacio para que me adelantara y me adelantó a mí y a los otros dos coches que había más adelante, al final estos tuvieron que frenar y el que venía de frente salirse por el arcén.

Me adelantó también otro vehículo en el que iba una familia con dos niños pequeños sentados atrás. Este hijo de pxxx nos adelantó directamente en prohibido con línea contínua y sin visibilidad, si llega a venir alguien de frente en ese momento probablemente nos hubiéramos matado todos.

Hubo más irreponsables pero estos dos fueron especialmente sangrantes.

A toda esta gentuza que matan a gente, o que al menos lo intentan con su comportamiento, los tenían que meter al trullo directamente. A mí me gusta correr pero creo que hay cosas que no se pueden hacer y lamentablemente hay mucho desgraciado suelto por ahí que sacan su frustración al volante.

1 comentario:

Sonia dijo...

Tienes toda la razón, Al, a mí también me ha tocado esquivar muchas veces a gilipollas de estos. Y lo peor es que, además de poner en peligro a los demás conductores, ponen en peligro a sus propias familias. Son gente que no es consciente de los riesgos que corre y no deberían poder conducir en ningún caso.