lunes, 20 de octubre de 2008

Hay algo aquí que no va!

Hay algo aquí que no va, así cantaban los Kortatu hace años y es algo que pienso respecto a muchas cosas en general, que no van.

El viernes fuimos al pueblo por la tarde. Ya era de noche cuando pasábamos Alcubierre y enfilábamos la larga recta de varios kilómetros que lleva hacia Lanaja.
El primer tramo, de unos cuatro kilómetros, es totalmente recto. En ligera pendiente y sin ningún cambio de rasante ni nada que obstaculice la visibilidad por lo que la gente suele (solemos) ir deprisa.

A lo lejos se veía la luz de un tractor y más luces como paradas por lo que fuí reduciendo la velocidad hasta alcanzar dicho punto. Había varios coches parados y unas personas con chalecos y linternas dando paso al resto de vehículos. A un lado de la carretera había un tractor enorme boca abajo y un monovolumen medio chafado en medio del campo al otro lado.

El coche, por lo visto, iba en el mismo sentido que el tractor y, por el motivo que fuera, no lo debió de ver hasta el último momento por lo que lo embistió por detrás sacándolo de la carretera. Resultado, los dos conductores graves y el copiloto del coche muerto. Allí estaba sentado en el asiento y sujeto todavía por el cinturón cuando pasamos.

La verdad es que los accidentes de tráfico son una mierda y tremendamente injustos pero me parece que matarte en una recta en la que no hay ningún tipo de peligro es tan estúpido y tan triste que no sé qué pensar.

Cuando seguimos se te queda el cuerpo un poco raro y vas con bastante más precaución porque realmente nunca sabes lo que te puede salir delante. Eso no afectó para nada al tipo que nos adelantó a toda ostia nada más pasar el lugar del accidente. Pero claro, es que hay algo aquí que no va.

3 comentarios:

Sonia dijo...

Hay algo en cabeza de algunos que no va, eso está claro... pero en fin, sólo queda tener cuidado y un poco de suerte también (cruzo los dedos para mantener mi historial limpio de accidentes)

Blas Agudo dijo...

Es cierto, cuando ves un accidente asi, te entra un miedin inexpicable que por el contrario te explica de lo absurdo de morir asi...

Anónimo dijo...

Una vez leí cierta frase que me llegó al alma. Decía algo así: "cualquier hombre, por descerebrado, fracasado, estúpido,... (unas cuantas perlas, vamos)) que sea, tiene la cantidad suficiente de neuronas para poder pisar el acelerador hasta el fondo".

Y tampoco es que algunos vayan muy sobrados de masa gris

-Sir Worth-