martes, 9 de febrero de 2010

Caminando



Imagen estraída de http://miguelangelsanz.blogia.com

En esta década pasada recorrí, en varias ocasiones, el Camino de Santiago. Desde Somport, en misma frontera de Francia con Aragón, hasta Santiago de Compostela. Tardé tres años en recorrer ese trayecto y luego, con posterioridad, hice también el tramo desde Roncesvalles en Navarra hata Puente la Reina de Navarra y el camino del Norte, desde Irún hasta Santander.

Estos caminos los recorrí siempre acompañado de Paloma, mi mujer, y de amigos en alguna ocasión. Nunca fueron por motivos religiosos, que no lo somos, sino por un motivo más personal e interior y viéndolo como un reto tanto en el aspecto físico como en el aspecto mental en cuanto a resistencia, constancia y fuerza de voluntad.

En este año 2010, en el que acabo de tener a Elena, mi segundo hijo, y voy a cumplir 40 años siento la necesidad de volver a salir al Camino. Esta vez quiero ir solo ya que quiero aprovechar esos días de esfuerzo físico y mental para reflexionar, encontrarme a mí mismo (si es que me he llegado a perder) y sentirme bien, con esa paz interior que da el Camino y el contacto con la tierra, la naturaleza y todo lo que te rodea.

Mi intención es realizarlo esta primavera. Saldré desde lo alto del puerto de Somport, a 1.640 metros de altura (en la imagen), desde la misma aduana con Francia para, desde allí, empezar un duro descenso por el valle del Aragón hasta Jaca. Desde allí, y siguiendo la canal de Berdún, y atravesando algunos paisajes preciosos, espero llegar hasta Puente la Reina de Navarra donde se junta el camino aragonés con el francés.

Si todo va bien serán seis días duros, ya que son etapas muy exigentes en el apartado físico, pero en las que espero resetear mi cuerpo y mi cerebro, desconectar un poco del día a día y volver con renovadas fuerzas para disfrutar de la vida junto a los míos.

5 comentarios:

Mr. Le Mans dijo...

Mucha suerte en tu viaje y enhorabuena anticipada por el seguro éxito.

Sonia R dijo...

Qué bien!! Desde que Carlos fue justo antes de conocerme, tengo las ganas de hacerlo con él, o al menos un cachito. Y es que tiene que ser una experiencia impresionante, como bien dices.
Seguramente sí resetearás esos días, alejado de las cosas que se enchufan y eso. xD
Un beso!!

seeyouinthenextlife dijo...

Te doy todos los animos del mundo, debe una gran experiencia ir solo.
Me lo apunto para futuras cosas que hacer.

alcorze dijo...

Gracias, majos por vuestros ánimos!!!

Nat dijo...

Tengo muchas ganas de subir al Moncayo desde hace tiempo. A mí también me gusta salir andar y desconectar. Es bueno para la salud física pero también para la mental, te haces más fuerte... ya nos contarás pues...