viernes, 1 de octubre de 2010

Libros leídos 2010 - 40

Libros 1 al 20
21 - Un artista del mundo flotante - Kazuo Ishiguro
22 - Crepúsculo - Stephanie Meyer
23 - Lo que el tiempo se llevó - Ward Moore
24 - Superviviente - Juan García Hernández
25 - Matadero cinco o La Cruzada de los niños - Kurt Vonnegut
26 - El día D. La batalla de Normandía - Antony Beevor
27 - Sushi para principiantes - Marian Keyes
28 - Cujo - Stephen King
29 - El circo del Dr. Lao - Charles G. Finney
30 - Hombres de hierro - Serge Laforest
31 - Fin - David Monteagudo
32 - Metro 2033 - Dmitry Glukhovsky
33 - La tormenta del siglo - Stephen King
34 - Metro 2034 - Dmitry Glukhovsky
35 - Mecanoscrito del segundo origen - Manuel de Pedrolo
36 - Septiembre Zombie - David Moody
37 - Galactica - Glen A. Larson - Robert Thurston
38 - Odio - David Moody
39 - Mustang - Jesús Alberto Gordillo Tapia
40 - Cuando Hitler robó el conejo rosa - Judith Kerr


Cuando Hitler robó el conejo rosa se trata de una novela autobiográfica realizada por la escritora e ilustradora anglo-alemana Judith Kerr. De hecho la novela está ilustrada con dibujos suyos.

Pese a que esta novela está editada en una colección dirigida a un público infantil/juvenil, en realidad es apta para todos los públicos y de hecho a mí, como adulto, me ha gustado mucho.

En "Cuando Hitler robó el conejo rosa" vamos a conocer el punto de vista y los recuerdos de Anna, una niña judía exiliada de Alemania en 1933, junto con sus padres y su hermano Max, unos días antes de que Hitler ganara las elecciones que le hicieron llegar a ser el Führer.

A través de Anna conoceremos su periplo por Suiza, Francia e Inglaterra. Así como las dificultades económicas, y de todo tipo, que pasó su familia. Todos los cambios que fueron sufriendo, como en su forma de ser, debido a la brusca serparación de todo aquello que conocían, como por ejemplo su casa y amigos, y las dificultades de adaptarse a los nuevos paises donde residieron, llevando encima como llevaban el "estigma" de ser judíos y refugiados. Dificultades que fueron sobrellevando gracias a su fuerte unidad como familia.


Es un libro escrito con un lenguaje muy sencillo, tal como lo haría una niña de diez años, pero no por ello deja de resultar interesante y atractivo. A través de pequeños detalles sabe transmitir el miedo y las dudas que Judith Kerr (Anna) pasó en su infancia, pero también transmite una gran ternura cuando habla de acontecimientos felices.

En definitiva un muy buen libro, cortito y agradable de leer que transmite tranquilidad, valentía y buenas sensaciones. Algo que no viene nada mal en estos tiempos que corren.

Aquí transcribo un par de frases que me han gustado:

"—Ya lo sé —dijo Anna—, pero es distinto si no se tiene hogar. Si no se tiene hogar hay que estar con la familia —miró los rostros apenados de sus pa¬dres y explotó—. ¡Ya lo sé! Ya sé que no hay otro remedio y que sólo estoy poniendo las cosas más difí¬ciles. Pero hasta ahora nunca me ha importado ser re¬fugiada. Al revés, me ha gustado mucho. Creo que estos dos últimos años, en que hemos sido refugiados, han sido mucho mejores que si nos hubiéramos que¬dado en Alemania. Pero si ahora nos mandáis lejos de vosotros, me da mucho miedo..., me da mucho miedo...
—¿De qué? —preguntó papá.
—¡De llegar a sentirme refugiada de verdad! —dijo Anna, y se echó a llorar."


"—Volveremos —dijo papá.
—Ya lo sé —dijo Anna. Recordó lo que había sentido cuando volvieron al Gasthof Zwirn de veraneo, y añadió—: Pero no será igual... no nos sentiremos en casa. ¿Tú crees que llegaremos a sentirnos en casa en algún sitio?
—Supongo que no —respondió papá—. No como la gente que ha vivido en un mismo sitio du¬rante toda su vida. Pero nos sentiremos un poquito en casa en muchos sitios, y eso puede estar igual de bien."

4 comentarios:

JoP dijo...

Recuerdo cuando en el instituto me la obligaron a leer. Todavía la tengo por ahí almacenada porque a mí también me gustó mucho.

✿ Belle ✿ dijo...

me he tenido que reir al ver el titulo del libro porque estuve leyendo hoy un artículo que decía que hitler tenía más similitud genética con africanos y marroquíes que con su adorada raza aria, claro que no sé que veraz era aquel artículo.
Me da mucha pena todo lo que se relaciona con toda aquella historia... no entiendo como se le puede hacer tanto daño a sangre de tu sangre... es horrible.

alcorze dijo...

Pues sí, Belle, es una pena, igual que pasó aquí con la guerra.

Esta historia, aunque triste, es muy bonita y genera una buena sensación y ternura bastante especial.

Qué suerte, Jop, a mí no me hacían leer libros de estos ;)

Rosalía dijo...

Interesante. Me lo apunto.

Recientemente he comprado una historia catalogada como "juvenil" que me interesa.

Saludos!