miércoles, 23 de febrero de 2011

30 años del 23-F


Treinta años son ya unos cuantos años, pero recuerdo perfectamente ese 23 de febrero de 1981 en el que parte de los militares intentaron, de nuevo, dar un Golpe de Estado en España.

Han pasado muchos años, tantos que hemos pasado del blanco y negro a la alta definición del mundo digital, pero espero que eso no vuelva a suceder nunca más, y para que no suceda no está de más recordarlo.

Por aquel entonces yo vivía con mis abuelos y mi abuelo me llevaba y traía todos los días al colegio. Ese día, cuando llegué a casa a esto de las seis y pico de la tarde, entré a la cocina a saludar a mi abuela Pilar.

No recuerdo qué hacía ella, tal vez estuviera rallando pan, o separando lentejas, o planchando, pero tenía, como siempre, Radio Zaragoza sonando en el transistor. En ese momento estaban emitiendo algo tan interesante como la sesión de investidura de Calvo Sotelo cuando se empezaron a oir gritos y disparos en el Congreso.

Mis abuelos se asustaron mucho y recuerdo que, a mis diez años, aunque no sabía lo que estaba pasando sí que me asusté también al percibir el nerviosismo y pena de mis abuelos. Ellos habían pasado la Guerra Civil y la posguerra y mi abuelo la había perdido, sufriendo campos de concentración y cárcel muchos años.

Recuerdo que estuvimos toda aquella tarde/noche pendientes de la SER que era la que más informó ya que, mediante una estratagema, pudo seguir emitiendo un rato más desde dentro del Congreso y pendientes de si decían algo en la tele.


Hubo momentos muy malos como ver los tanques por las calles de Valencia y buenos como cuando, por fin, salió el Rey en televisión.

Al final todo quedó en nada y los españoles pudimos seguir adelante. Hoy en día que tantas pestes echamos de los políticos (con razón) y del sistema actual no está mal recordar que tenemos mucha suerte de vivir en una democracia. Ya sólo nos faltaría que nuestros políticos estuvieran a la altura de los de la transición.

12 comentarios:

El Especialista Mike dijo...

Momento crítico y clave de la historia de España. La verdad es que los políticos de hoy en día podrían echar la vista atrás y recordar qué es política y democracia, su origen, el objetivo de la misma, y los instrumentos y el correcto funcionamiento de la misma.

Está claro que aceptar sobornos, trajes, especular con la vivienda y el ladrillo y quedarse de brazos cruzados mientras todo se derrumba no es por lo que muchas personas lucharon y murieron en su día.

♥ Ana ♥ dijo...

Yo tenía 5 años, no recuerdo nada absolutamente. Pero tubo que ser tremendo para algunas personas como lo que cuentas de tu abuelo.
Un día importante para la historia, sin duda y muchas personas que como dices dieron la talla.

Besos

Deschain19 dijo...

Sinceramente, no recuerdo que estaba haciendo en ese momento. Tenía 6 años supongo que no era consciente de lo que sucedía.
Y no podría estar más de acuerdo con el comentario del último párrafo. Parece que la clase política va cada vez a peor, tanto en el gobierno como el la oposición.

sonia dijo...

Uff, treinta años, yo ni siquera andaba en proyecto xD.
La verdad es que tuvo que ser difícil para toda esa gente que por fin veía que se había conseguido una democracia el vivir esos momentos de incertidumbre.

Sonix dijo...

A mí me faltaban unos cuantos días para nacer, ya digo que igual del susto de mi madre salí yo así, jeje.

Pero bromas aparte, debió ser un día muy tenso para la gente, que todavía recordaba la guerra o la postguerra. La verdad es que motivos de queja tenemos, pero también hay que pensar que no hace tanto estábamos como estábamos. En fin, estas cosas hay que recordarlas, está claro.

✿ Belle ✿ dijo...

Tuvo que dar mucho miedo ese día... menos mal que al final quedó solo en eso y estamos con nuestra democracia. A mi me quedaban aun 2 años para nacer :P así que no me enteré de mucho jejeje

alcorze dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Bueno, al margen de haber nacido o acordarse más o menos, lo importante es saber qué pasó e intentar que cosas como esta o parecidas no vuelvan a suceder nunca en nuestro pais.

Bolzano dijo...

Fue un día de triste recuerdo para todos y de fiesta en el colegio por la tarde. Para muchos niños eso es lo que contó, aunque ahora que son grandes se dan cuenta del momento histórico que se perdieron.

PD: Me has eliminado de los que más comentan, joooooooooooooooooooo, estaba entre los 5 primeros, jejejej

Saludos

alcorze dijo...

jejeje, Bolzano, la cuestión es que no sé cómo va lo de los máximos comentadores. Es un código java pero no sé exactamente cómo demonios cuenta XDD

Karlita la + Bonita dijo...

Que vivencias tan fuertes!! En aquél entonces todavía faltaban como siete años para que yo naciera, y puedo decir que soy afortunada de nunca haber experimentado una cosa así, debe ser horrible.

Un saludo!!

El Cuervo del Infien-no dijo...

Todo el mundo más o menos está comentando lo mismo, pero... es que te lo pide el cuerpo XD: A mí, el 23-F me faltaban 2 meses y 2 días para cumplir 2 años, y os juro que 1) no es coña y 2) me acabo de dar cuenta ahora mismo XDDD.

No tengo ningún recuerdo de ser consciente del golpe de Estado, (sólo jodería con esa edad... que soy retorcío e izquierdoso, pero con mis limitaciones XD) pero... la verdad es que Al tiene razón en una cosa: ahora mismo no estaremos bien, pero... podríamos estar muchísmo peor.

Y... con las coñas, y las chorradas... resulta que estoy de 7 en la lista esa de "lxs que más comentan". No lo he hecho a propósito, que quede claro :P.

¡¡Saludos desde el Infien-no!!

Angelillo dijo...

No tengo ningún recuerdo del 23F, yo era muy niño. Por suerte la gente deseaba la democracia y los políticos tenían un sentido del deber mucho mayor que el actual.
Hoy los político han cambiado el "a las barricadas" por el "a las mariscadas" y los ciudadanos tenemos que armar pronto una buena para que recuperen las ganas y el sentido del deber.