martes, 29 de mayo de 2012

Me gusta cuidar mis libros y mis cómics


Mi colección de libros de ciencia ficción de John Wyndham, casi todo lo que hay publicado de él en castellano. Menos dos novelas el resto están descatalogadas.

El otro día comentábamos en casa mi (tal vez algo enfermiza) "obsesión" con el cuidado de los libros, cómics, etc. Vamos, todas aquellas cosas que me compro y colecciono desde hace años.

Siempre he sido una persona muy cuidadosa con estos objetos. Cuando me leo un libro lo hago con cuidado, no lo leo mucho, lo guardo de forma que no se doblen las sobrecubiertas, etc. Esto hace que la mayoría de mis cosas tengan un buen aspecto  pese al paso de los años.

Hay personas que no le dan tanta importancia a esto, pero en mi casa nunca nos sobró un duro. Y todo lo que iba adquiriendo fué siempre a base de esfuerzo. Y creo que es justo conservar bien dichos objetos. Ahora me cuesta un poco más con mis hijos, pero aunque asumo que habrá cosas que acabarás mal, intento que ellos también tengan ese cuidado ;)

Biblioteca Pública de Aragón, en la calle Doctor Cerrada de Zaragoza, al lado de mi casa. Lo señalado con la flecha roja es un buzón de devolución de libros, DVD, etc

Una cosa que me hace especial duelo es ver en qué estado están muchos de los libros, etc que puedes tomar en préstamo en las bibliotecas públicas,. por no hablar de depositarlos en buzones, que son tremendamente útiles, todo hay que decirlo, pero en los que los libros caen de cualquier manera.

Por supuesto lo de prestar libros ya ni lo comento. Ya hace años que decidí que para que no me los devolvieran, o estuvieran mal cuidados, en muchas ocasiones no iba a dejar (ni a pedir) nada. No es egoísmo, es simplemente que ya no puedo hacerlo. Es superior a mis fuerzas.

En fin, ¿vosotros cómo lleváis este tema? ;)

20 comentarios:

Mara Miniver dijo...

Yo los libros que intuyo van a tener "guerra" los forro. No soy especialmente cruel con ellos pero tampoco excesivamente pulcra y si el libro me gusta, acaba sí o sí subrayado y con notas en los márgenes.

Antes de mi ebook era muy de bibliotecas y ahí ya no podía hacer eso, aunque reconozco que alguna que otra vez he disfrutado encontrándome una nota interesante o divertida en un libro prestado. La mayoría de la gente no sabe hacer eso y simplemente lo guarrea.

Lo de prestarlos ya tengo asumido que es como la vida, unos vienen y otros se van, y así no me sofoco.

Un saludo

Txema dijo...

Hola Emilio. Me temo que comparto esta manía tuya. Me encanta tener mis libros y cómics en el mejor estado posible y me llevan los demonios cada vez que dejo alguno y me lo devuelven doblado, manchado, o incluso roto.

Evidentemente siempre puede haber accidentes, pero cuando esto sucede por descuido hace que me hierva la sangre.

Incluso si voy a comprar algo, siempre reviso todas las esquinas y la portada, así como el interior, para asegurarme que está en buen estado. Que esa es otra, hay tiendas que tienen el material nuevo como si le hubiese pasado un camión por encima.

En fin, que esta obsesión en mi casa también sirve de comidilla...

Jolan dijo...

Yo también soy bastante cuidadoso con mis libros/cómics, y antes de comprar siempre reviso minuciosamente que no tienen picotazos, dobleces, etc.

En cambio, también me agrada, en cierto modo, que en un libro se aprecien señales de habérmelo leído. Es decir, que cuando lo vuelva a dejar en la estanteria no parezca como si nunca se hubiera abierto, sino que de alguna manera quede testimonio de que lo he disfrutado. Además, suele ser inevitable que la portada se 'machaque' un poco, que los picos se despunten un pelín y cosas de ese tipo. Pero vamos, que los cuido tanto como me es posible.

Con lo de prestar te entiendo perfectamente, porque las pocas veces que lo he hecho o no me los han devuelto o lo han hecho dejando claras muestras de falta de cuidado.

Saludos.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Hola!! Pues creo que un poco mal, porque también me gusta dejarlos "intactos" después de leerlos, pocos son los que he subrayado o escrito en su margen... pero sigo prestando (sin malas experiencias... será por eso) comics no tengo pero desde luego para eso sería como tú porque las revistas las tengo colocaditas y me da rabia encontrarla doblada de mala manera... jeje.

Besos

Roy Bean dijo...

Yo no miro para ellos, ni los dvd ni los libros , pero tampoco los tengo por ahí tirados, pero en todo lo que colecciono tiene que haber algo de caos, que es como mejor me desenvuelvo. Antes era bastante maniático y obsesivo con cosas así, pero , deben ser cosas de la edad, soy mucho menos cuidadoso, y como tu, nunca fui de gastar mucho en mi adolescencia.

Saludos
Roy

Kin G. Haro dijo...

Yo tambien cuido mucho mis posesiones. En casa eramos seis hermanos y mis padres trabajaron mucho para darnos las cosas. Yo soy el pequeño y por lo tanto tuve un poco mas de suerte, pero no entiendo a la gente que no valora lo que compra... supongo que no les dolera el dinero (basicamente porque no han currado por el).

En cuanto a dejar, hay gente que tengo en la lista negra, pero actualmente solo comparto con mi hermano, que tiene los mismos sintomas que yo, pero si que te tengo amigos que se que cuidan las cosas y que compartimos objetos que nos devolvemos al cabo de los años cuando volvemos a vernos.

alcorze dijo...

Mara, no es mala filosofía la de asumir que unos vienen y otros se van ;) Yo a algunos libros les quito la sobrecubiera.

Txema, ya te digo, en casa me lo dicen jejeje Y también reviso los libros cuando los compro nuevos. Con los de segunda mano intento siempre asegurrme de su estado real si es por internet la compra.

Jolan, los libros siempre se quedan con alguna marca, pero eso es normal. Yo creo que el cuidarlos tanto me viene de que de joven, como tenía pocos, los releía muchas veces, y si no los cuidaba se desencuadernaban. Aunque siempre he sido cuidaso ocn todo.

Marilú, veo que somos todos más o menos parecidos ;)

Kin, yo las joyas de la corona no las dejo salir de casa, con el resto de libros, etc no tengo problema En cuanto a lo de tantos hermanos ya habrás tenido que tener paciencia, porque mi mujer son siete y siempre cuenta que no había forma de tener nada medio bien :D

CreatiBea dijo...

Yo los cuido porque soy cuidadosa en general, va en mi carácter, y es lo que me han inculcado, pero tampoco soy obsesiva.

Y los presto sin ningún reparo.
Para mi es fundamental compartir, lo suelo hacer con todo.

Y la verdad, es que tampoco tengo malas experiencias... claro, que depende de lo meticuloso que sea uno.

Lo de los buzones, aunque me parece práctico, creo que sí es un poco maltratador, sí...

Nickrar_Dopi dijo...

Yo también tengo mucho cuidado con estas cosas... ¡la de rabia que da que se doble una esquina de la portada o que el libro quede demasiado abierto!
Por eso intento leer el cómic o libro yo antes que nadie, así me aseguro de disfrutarlo, al menos por una vez, en perfectas condiciones :P

¡Saludos!

Vir dijo...

Yo cuido los libros, pero me gusta que tengan señales de uso. Alguna página doblada, el lomo con estrías,... Eso sí, si me prestan un libro me falta ponerme guantes para leerlo, ¡cuido mucho lo de los demás! Aunque entiendo que no prestes, yo he perdido algún libro por eso, ;)

Sarlauka Jop dijo...

Chico, yo soy igual. Y lo mío sí que es enfermizo con los comics, con decirte que algunos ni los abro de par en par. Es que me da repelús cuando crujen según la encuadernación.

Hopewell dijo...

Yo intento cuidarlos. También soy de leer con cuidado y guardarlos de manera que no se doblen y tal. Mi mujer, sin embargo, les da un trote a los libros que a veces me mata. Después de leerse ella un libro parece que éste ha vivido una guerra. Por eso cuando coge uno mío se me encoge el alma un poquito. El último ha sido La cúpula, uno de mis libros preferidos y que después del paso por sus manos parece que tenga cincuenta años. En fin...

Hopewell dijo...

Prestar libros, solo a mi hermano y porque sé que tiene el mismo cuidado que yo. A nadie más. Después de perder dos o tres porque nunca me los devolvieran me negué.

alcorze dijo...

Bea, yo prestaba hasta que me quedé si los cuatro libros de saga de Ayla de El clan del oso cavernario. Aquello fué como un Expediente X

Nickar, te entiendo. Cuando compro segunda mano hay veces que me cuesta leerme los libros si están con mucho trote.

Vir, alguna señal tienen que tenerm, eso está claro ;)

Hopewell, pues la mía hace algo parecido. Por que hay veces que los dobla al revés, como si fuera un revista. El de La ladrona de libros de Markus Zusak me lo dejó para el arrastre :S Y lo de prestar, yo ya no lo hago tampoco.

Sarlauka, ese crujido que has mencionado me da hasta dentera. Uf, qué mal lo paso cuando sucede ;)

lughnasad dijo...

Lo de prestar o no prestar es una de esas preguntas que se lleva haciendo la Humanidad desde las primeras arcillas mesopotámicas.
Personalmente, he vivido varias etapas.
Cuando era adolescente solía dejar las cosas a mis amigos. Todo: libros, juegos de ordenador, vinilos, cassettes...
Hasta que uno de mis mejores amigos (que lo sigue siendo) me descubrió que hacía con mis cosas prestadas:
-Para quedar bien con otros colegas, les dejaba MIS discos, SIN permiso. Hasta que claro un día se descubrió el pastel.
- Al mismo tiempo descubrí en su casa que MIS discos estaban apilados dentro del tocadiscos. Es decir, el tipo ponía un disco encima del otro porque le daba pereza quitarlo.
- Y casi a la vez, me perdió un libro de Stephen King...
Fue la gota que colmó el vaso. Durante años nunca dejé nada a nadie.
Ahora he vuelto a recaer y le sigo dejando cosas a ese amigo...afortunadamente aprendió la lección y los cuida con mimo y esmero.

lughnasad dijo...

En cuanto a las manías, jamás subrayo un libro, no le doblo la esquina para marcar la página... Los limpio de polvo de vez en cuando y aún así, mis primeras ediciones de los 80 de S. King, están las pobres...

alcorze dijo...

Lug, así que eres reincidente en los préstamos ;)

Bueno, Lug, yo hay libros que tengo también destrozados pese a cuidarlos. En especial los de esas épocas.

Angelillo dijo...

A mí me pasa como a CreatiBea, que cuido en general todo lo que tengo.
Respecto a prestar, no he tenido problemas, pero hay ciertas personas en las que confías más que en otras, porque ves cómo cuidan lo suyo, y piensas "si cuidan así lo suyo, lo que no...".
Los buzones es una idea regular, por un lado favoreces que la gente lo devuelva (porque se les quita la vergüenza de devolver el libro pasado de fecha) pero sí que puede dañar los productos "tirados" allí.

Carol dijo...

A mí tb me da mucha rabia cómo trata la gente los libros de la biblioteca ¿no se supone que los que la usamos es porque nos gustan los libros? Hay algunos que están literalmente para tirar a la basura. En cuanto a lo de prestarlos, solo lo hago con mis padres, mi chico y una amiga que los trata muy bien y que me presta tb muchos libros, pero a nadie más, no me fío. Quizá no llegue a ser tan cuidadosa como tu, pero tengo algunos libros de cuando era niña que están prácticamente nuevos, es que mi sueño ha sido siempre tener una biblioteca enorme ja ja A por cierto, feliz quinto aniversario del blog, que se me pasó felicitarte el día de hechos. Un abrazo

alcorze dijo...

Muchas gracias, Carol Lo de la biblioteca enorme es una idea que también persigo. Tengo muchos libros, pero no sé donde meterlos y eso que me controlo el gasto.