viernes, 19 de abril de 2013

Libros leídos 2013 - 18 - Mañana 3 - Muerte blanca - John Marsden

- Libros 1 al 10
- 11 - Antología de ciencia ficción 2099 - Varios autores
- 12 - San Petersburgo (Universo Metro 2033) - Schimun Wrotschek
- 13 - Crónicas marcianas - Ray Bradbury
- 14 - Pacific Alamo - John Wukovits
- 15 - Después del terremoto - Haruki Murakami
- 16 - Manuscrito encotrado en Zaragoza - Jan Potocki
- 17 - Tom Z Stone 2 (Let it Be) - Joe Alamo
- 18 - Mañana 3 - Muerte blanca - John Marsden

 
La vida en la zona en guerra ha llegado a su sexto mes. El afán de supervivencia ha agudizado los sentidos de Ellie y sus amigos, y les ha envalentonado para planear una nueva estrategia. Ya no solo quieren defenderse, ahora también quieren plantar cara. Y no solo por tierra, también van a intentar aventurarse por el agua. La blanca bahía de Cobbler es un buen lugar para sabotear el buque cargado de contenedores, pero deben hacer un acercamiento sigiloso a su objetivo: sorprender con una explosión gigantesca.

En esta tercera entrega de la saga Mañana el eje de la narración sigue siendo el diario de Ellie, junto a los diálogos que mantienen los chicos. A Ellie le gustaría poder volver a su vida anterior, ser sólo una adolescente, pero vemos una progresión en el personaje, una mayor madurez en sus reflexiones. Los seis meses transcurridos desde la invasión  se dejan notar en su carácter.

Tras la acción sucedida en Mañana 2 En tierra de tienieblas el grupo está afectado física y psicológicamente y se encuentra en una débil situación. Tras una larga pausa deciden volver a actuar contra los invasores.Van a reencontrarse con Kevin y ese hecho servirá para cerrar flecos de las dos novelas anteriores y contarnos cosas que aún no sabíamos sobre la invasión y los invasores. Es, en este sentido, una novela un tanto de transición pero luego toma fuerza y la accción se dispara.

El estilo sencillo y directo, y la tónica de la novela son similares a las dos anteriores, siendo para mí, Muerte blanca, la mejor de las tres entregas hasta el momento. Se trata de una novela más vibrante, bien trenzada y con un final bien resuelto y tan espectacular como cercano.Con esto queda cerrada la trilogía, aunque luego se escribieron más novelas.

Ellie y parte de su grupo

Siempre me han gustado, desde niño, las historias de grupos de chicos jóvenes. Supongo que será por la sencillez de sus protagonistas, por ver su despertar al mundo o sus ganas de vivir, He disfrutado con Los Cinco o Los tres investigadores tanto o más que con los chicos de Derry que tuvieron que vérselas con Pennywise. En este sentido Marsden nos ofrece un relato que no es ninguna obra maestra, pero es una buena historia, bien contada, que permite pasar un rato de lectura agradable y sin más pretensiones.

Como anécdota comentar que la traducción sigue utilizando, al igual que en los dos títulos precedentes, algunos giros o expresiones muy coloquiales del castellano que no me pegan en un grupo de adolescentes australianos. A mí me chirrían un tanto, pero son pocos y no afectan al global de la novela ni al estilo utilizado que, excepto por estos detalles, me gusta bastante.

Fragmentos:

"Parece que me estoy acostumbrando a cómo ha sido mi vida últimamente, una alternancia entre el absoluto frenesí y la absoluta falta de actividad. Pero a menudo sueño con la rutina de mi vida anterior."
 
"Cuánto habíamos cambiado? Yo sabía que habíamos cambiado un poco, claro, pero después de ver la expresión de Kevin en el momento en que matamos al soldado, empecé a plantearme si habíamos cambiado más de lo que éramos conscientes. Nos había mirado como si fuésemos seres de otro planeta."

"La bahía de Cobbler parecía salida de una película bélica. Vale, se nota que soy una pueblerina que no ha visto más ciudades que la provinciana Stratton. Para mí, ver semáforos ya era emocionante. Cada vez que íbamos a Stratton empleaba cualquier excusa para subir y bajar mil veces las escaleras mecánicas, como una cría de seis años. Así pues, pasear la mirada por la bahía de Cobbler y ver un portaaviones, un buque cisterna de petróleo, dos lanchas patrulleras y tres barcos contenedores era increíble."

3 comentarios:

David Gómez (Bolzano) dijo...

A mí también siempre me han gustado las pelis y como no, los libros, donde un grupo de chavales tienen que ingeniárselas para resolver o librarse de algo.
No me leído ninguna entrega y tengo tanto acumulado que no creo que me lance a ella...tenemos que elegir.

Buen finde
Saludos

Paula Tina Mente dijo...

Hola!!! para mí este libro ha sido bastante más duro que el anterior, muy atrás han quedado esos adolescentes del principio, los personajes son más maduros y las acciones que se ven obligados a cometer peores. Del final...que final, pero no diré nada por si acaso destripe a alguien el libro.

Una saga que no hay que perderse, no será una obra maestra, como dices, pero vale la pena :)

Saludos!!!

Gabriel Bornes dijo...

Había un francotirador finlandés que en la Segunda Guerra Mundial, los rusos apodaron La Muerte Blanca. Mató a 705 rusos como en un año.

El nombre del libro me lo recordó.

Saludos.