martes, 8 de octubre de 2013

Libros leídos 2013 - 52 - La última mujer de Australia - Francisco Villarrubia

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- Libros 31 al 40
- Libros 41 al 50
- 51 - Deseo de ser punk - Belén Gopegui
- 52 - La última mujer de Australia - Francisco Villarrubia


Un extraño microorganismo, bautizado como virus misógino, se extiende por el territorio de Australia, infectando a toda la población masculina. Sus efectos son “una progresiva degeneración de las habilidades cognitivas, una elevación de la agresividad hasta límites insospechados y, lo que ha dejado perplejo a científicos de todo el mundo, un odio extremo por las mujeres… tan extremo que deriva en el asesinato”.Ante la impotencia de la comunidad internacional, veinte millones de hombres practican el exterminio sistemático de la mitad femenina de la población. Un año después del inicio de la epidemia, el holocausto ha sido consumado. Veronica Southgate, autodenominada la última mujer de Australia, intenta sobrevivir a un infierno en el que no es más que una liebre en un mundo de lobos. “No estoy huyendo de mil policías, sino de toda una sociedad. ¡Ojalá sólo fuera el jodido enemigo público número uno!”. Ayudada por Jordan, Rex y Elwin, tres integrantes de la minoría de hombres que permanece inmune a la enfermedad, recorre todo el continente australiano, buscando una manera de escapar a la sentencia dictada sobre su cabeza.


EL tema de la extinción de uno de los géneros humanos ya ha sido tratado en otras ocasiones, como por ejemplo, en literatura con el relato Eterna Eva de John Wyndham, en cine con la película  La última mujer sobre la tierra de Roger Corman o en cómic con Y, el último hombre.


Partiendo de esta premisa tenemos una novela de corte postapocalíptico que se aleja de otras tipo zombis o infectados. Francisco Villarrubia escribe una novela con unos personajes un tanto exagerados, a Verónica y a Jordan los mandarías a la mierda más de una vez, no exenta de humor, aunque tampoco rehuye momentos de tensión y crudeza.

Es un relato sencillo y honesto que me ha entretenido bastante ya que está cargada de momentos de aventura, tensión y también, por qué no decirlo, de un poco de reflexión sobre la condición del ser humano. De hecho me lo he leído en unas pocas noches y he disfrutado recorriendo las enormes extensiones del continente australiano de punta a punta. En el lado del debe, y en mi opinión, tal vez le sobren algunas páginas, son algo más de quinientas, sobre todo teniendo en cuenta que el final de la novela es de los que podemos considerar como abiertos.

En cualquier caso es una novela totalmente recomendable y, desde aquí, quiero agradecer a la Editorial Almuzara y la Biblioteca Pública de Zaragoza que este tipo de novelas estén a la libre disposición del público.

4 comentarios:

unlibroparaleer.com dijo...

Hombre no soy muy dado a leer este tipo de libros pero me parece curioso.
Saludos.

Anónimo dijo...

CONEJO A LA CAZUELAAA!!!!

alcorze dijo...

Te lo recomiendo, unlibroparaleer.

Sí, conejo a la cazuela y rascahuevos tiroteado jajaja

Paula Tina Mente dijo...

Hola!! pues desde luego llama la atención, yo al menos este tema nunca lo he tocado. No sé si me gustará, pero habrá que darle una oportunidad.

Saludos!!!