lunes, 18 de enero de 2016

Atrapado en Belchite - Sento



Aunque la Guerra Civil es un tema que me provoca un cierto rechazo tenía ganas de leer este cómic titulado Atrapado en Belchite, la continuación de Un médico novato. en el que el dibujante Sento Llobell narra las andanzas de su suegro Pablo Uriel, un joven médico al que la guerra, como a tantos otros, atrapó en su torbellino metiéndolo de lleno en la contienda.

Si en Un médico novato veíamos como el joven Pablo, al que la guerra cogió en el Bando Nacional, era tomado preso a los pocos días por los nacionales, al ser considerado de izquierdas. En Atrapado en Belchite vemos como gracias a la mediación de su familia, y a ser médico, era liberado de preso y enviado como médico militar al frente del Campo de Belchite, donde ambos bandos estaban sosteniendo duros combates.

dibujo del Mercado Central de Zaragoza

He estado unas cuantas veces en Belchite, y de chavales íbamos mucho de excursión allí, ya que nos fascinaba pasear entre las ruinas del pueblo y podias entrar donde quisieras, especialmente en sitios peligrosos o en la destruida iglesia.  Hoy en día el pueblo sólo se puede visitar mediante visitas guiadas que merecen francamente la pena.

Esta novela gráfica refleja de forma intensa parte de las sucesos que se produjeron en aquella época. La narración de las memorias de Pablo Uriel es fascinante por todas las situaciones en las que se vio  envuelto, y en el apartado gráfico a mí me ha gustado mucho el tratamiento que Sento le da tanto al dibujo como a las ocasiones en que quiere dar unas pinceladas de color.


un book trailer que permite hacerse una buena idea sobre este cómic


Otro de los aciertos de esta novela gráfica es el equilibrio que Sento consigue tratando un tema tan delicado como el de la Guerra Civil, es complicado no posicionarse o parecer que uno lo hace por un lado u otro, provocando suspicacias, creo que el hecho de que Pablo Uriel fuera médico le ha ayudado a mantener esta ecuanimidad.

Sento me pareció una persona particularmente agradable y amable durante la pequeña charla que mantuve con él en el Salón y estoy esperando con ganas a la tercera y última parte de las memorias de este joven médico.



2 comentarios:

David Gómez dijo...

Estuve visitando Belchite y la verdad es que impresiona su silencio, pero a la vez te imaginas la vida que corría por aquellas calles o ves caer las bombas sobre las los tejados o el Resistiremos de la puerta de la iglesia.

Edu Wallace dijo...

Desde mi ignorancia por no haber visitado el pueblo, si de algo es famoso Belchite es por todo la temática paranormal. También que existen ciertos túneles subterráneos. La verdad es que parece (o es) uno de los pueblos donde más se cebó la guerra civil. Una pena. Un saludo!