lunes, 31 de enero de 2011

Libros leídos 2011 - 8


Cuando ví la portada de este libro en el escaparate de la papelería donde lo vendían me llamó poderosamente la atención. Tanto la imagen de la portada como el título me entraron directamente por los ojos y decidí que tenía que leer esa novela cuanto antes.

De John Irving leí, hace mucho años, El mundo según Garp. Tengo la sensación de que es un libro del que disfruté, pese a que no me acuerdo de nada sobre el mismo.

La última noche en Twisted River nos cuenta la vida, a lo largo de cincuenta años, de tres hombres. Danny Baciagalupo, su padre Dominic al que todos llaman el Coci y Ketchum, un leñador y el mejor amigo del padre de Danny, un tipo al que llegas a querer en la novela pese a no estar siempre de acuerdo con él. La vida de los tres, y de muchas de las personas que les rodearán a lo largo de su vida, se ve marcada por los trágicos sucesos que se produjeron en el pueblo maderero de Twisted River. A raiz de los cuales Danny y su padre se vieron obligados a emprender una huída que les llevaría por parte de USA y de Canada.

Irving realiza unas extensas y detalladas descripciones, demasiadas en mi opinión, en la novela. Tanto sobre recetas de cocina, paisajes o, por ejemplo, las técnicas de escritura de Danny, que se convertirá en un escritor famoso.

En realidad toda la novela es una detallada crónica de la vida de estas tres personas. De forma ordenada en el tiempo y lugar, aunque utilizando la técnica de saltos atrás y adelante, nos contará la vida de estos tres personajes. Personalmente yo hubiera preferido una historia más lineal, para evitar algunas confusiones que me provocaron esos cambios bruscos sin transición.

Por esta forma que tiene de narrar su historia me ha costado bastante terminar la novela, ya que leía unas pocas páginas cada vez porque se me hacía algo pesada.

Pese a esto es una novela impresionante. Irving es un gran escritor y tiene momentos francamente brillantes cuando, por ejemplo, te deja entrever la muerte de un personaje de una forma totalmente indirecta. Irving también borda las conversaciones, uno de los puntos fuertes de la novela. He disfrutado realmente leyendo los diálogos entre Ketchum y Danny y recibiendo los consejos que ese viejo leñador da: como la importancia que tiene en esta vida la palabra dada y el cumplir las promesas.


Torre del Reloj - Summerhill - Toronto

Al igual que otros muchos autores, Irving utiliza a un escritor como protagonista principal de su novela. Conoceremos sus técnicas a la hora de escribir, lo de autobiográfico o no que puede haber o no en una novela (y en esta de forma especial) y muchos otros clichés que rodean ese mundo.

También se trata de una crónica de los últimos cincuenta años en USA, hasta llegar a nuestros días. Incluye también una crítica bastante feroz de la situación política en USA y en especial durante el Gobierno Bush y tras los atentados del 11-S

En resumen es un libro que, poco a poco, te va llevando a su terreno, y consigue que te vayas acompasando a su ritmo, saltos en el tiempo y a pequeñas frases que, sin darte cuenta, te van haciendo adentrarte en el interior de la novela. Destacaría el último tercio del libro que es simplemente impresionante.

Como curiosidad comentar que relaciona a Danny con escritores del mundo real, como Kurt Vonnegut o Salman Rushdie, y de hecho los convierte en personajes de la novela. Y hablando de escritores, Stephen King en una de las listas que elabora habitualmente ha situado esta novela entre las diez mejores del 2010.

Esta es una frase que me gustó:

"Danny procuraba eludir las confrontaciones, cosa que a menudo lamentaba. La gente que buscaba discutir o pelear con el escritor tenía la impresión de que Danny nunca se defendía; luego se llevaban una sorpresa, o se sentían dolidos, cuando Danny por fin devolvía la embestida, aunque nunca hasta la tercera o cuarta provocación. Danny había observado que esa gente que adquiría la costumbre de acosarlo y hostigarlo siempre se indignaba al descubrir que el escritor se la tenía guardada."

5 comentarios:

Bolzano dijo...

Vay ritmo de lectura que llevas: "tan sólo leía unas páginas", ejeje ¿Unas páginas? no te lo crees ni tú, jejeje

Creía que había leído alguna novela de Irving, pues cuando comentabas el libro me sonaba la sensación que describías. creo que lo recuerdo de un programa de televisión.

no creo que sea un libro que vaya a leer.

Me ha hecho gracia este título de su biografía: "El ruido que hace alguien cuando no quiere hacer ruido"

Saludos.

Perse dijo...

Yo también me habría sentido atraída por esa portada y ese título...si lo recomiendas me lo apunto! ;)

alcorze dijo...

No te creas, Bolzano, hubo ratos que me costó y me dedicaba a otros libros pero luego lo cogí con muchas más ganas y me ha acabado gustando bastante.

Bueno, Perse, es un libro que cuesta lo suyo leer, así que me ha dado un cierto apuro recomendarlo, aunque no pasa nada por darle una oportunidad ya que se encuentra por ahí ;)

Maria dijo...

A mí también me atrae la portada y, no sólo la portada, sino también lo que cuentas. Voy unos días a casa en febrero y me la traeré de vuelta en la maleta.

alcorze dijo...

No es una novela fácil de lerr, María, espero que te guste. Si te pesa mucho la maleta que sepas que se puede conseguir en formatos más ligeros.