jueves, 7 de abril de 2011

El Círculo de Lectores

Hoy, aprovechando un cuarto de hora que me quedaba de la hora de la comida, me he acercado a la FNAC a echar un vistazo.

El caso es que he visto muchas cosas y no he comprado ninguna, que no está el horno para muchos bollos últimamente. Lo que sí que he hecho ha sido algo que no suelo hacer habitualmente, que es coger la revista/catálogo de la FNAC donde salen las novedades editoriales, discos, etc Al hojearla, me ha venido a la memoria algo que realizaba, hace muchos años cuando vivía con mi madre, el mirar y remirar la revista del Círculo de Lectores.

El Círculo de lectores es una empresa que vende libros desde hace más de cincuenta años en España, de hecho hasta sacaban antes sus propias ediciones. No sé cómo funcionará ahora pero antes, para poder seguir siendo socio, tenías que hacer al menos una compra con cada revista (que creo que eran mensuales o bimensuales).

El caso, y a lo que iba, que me ha traído una buena (como diría la amiga Duna) dosis de recuerdos a la memoria.

La revista te la traían a casa y la traía siempre el mismo señor (el del Círculo). Te daba dos o tres días para mirarla y luego tú tenías que realizar el pedido de libros o algún otro material como discos, etc.

Yo siempre me apalancaba con la revista y me la leía varias veces de arriba a abajo. Leyendo con atención todas las reseñas. Luego marcaba con un boli los libros que me interesaban (que siempre eran varios) y venía la labor más difícil. Convencer a mi madre de que me los comprara todos o casi todos, algo que no estaba ni en su mano y mucho menos en su bolsillo.

La de veces que habré fregado y hecho recados para "ganarme" el premio de que me comprara un libro. Esto fué así siempre desde los siete u ocho años hasta que empecé a ganarme mi propio dinero.

En fin, este recuerdo ha sido una buena forma de empezar la tarde. Otro día hablaré de la revista Discoplay ;)

Y vosotros, ¿habéis sido socios del Círculo de Lectores?

31 comentarios:

Sonix dijo...

Buah, en mi casa también mi madre fue socia, pero se dio de baja bastante rápido así que no pude "rapiñar" mucho. En cambio, me enviaban la Discoplay cuando era adolescente así que descubrí escritores y música por ahí. Qué recuerdos...
(Yo también leía las sinopsis de los libros con atención ^^)

Saramaga dijo...

Jajaja, madre mía es verdad! Mi madre siempre ha sido socia del círculo, y a mí me pasaba lo mismo. Miraba y remiraba la revista de arriba abajo y cuando de vez en cuando, mi madre me dejaba pedir algo, me volvía loca para elegir, jeje... qué tiempos aquellos!!!

Y la del Discoplay también!

Me ha gustado tu reseña nostálgica, jeje,

Un besito!

Juan dijo...

Mis padres fueron socios durante muchos años. En mi casa siempre ha gustado la lectura y mis padres siempre pedían algo y me dejaban a mí y a mis hermanos pedir algo (si no era muy caro).

Ahí descubrí los libro juegos, los de elige tu propia aventura (los coloraos' míticos)las aventuras de la mano negra, y tantas y tantas lecturas que me acompañaron en mis años mozos.

Luego, mis padres se borraron porque no les gustaba lo de estar pidiendo cada X tiempo. Así que prefirieron comprar cuando les apeteciese. Mi hermana estuvo apuntada hasta no hace mucho tiempo.

Luis Bermer dijo...

Yo también fui socio hace un par de milenios o así. Lo dejé porque, aunque siempre hubiese alguno interesante, el tipo de libros era bastante generalista, y no me gustaba que me "obligaran" a comprar. Me fui por libre rápido.

Donde sí que compré un güevo fue en la mítica Discoplay ^^

Adrián Granatto dijo...

Mis viejos eran socios de Círculo de Lectores. La biblioteca de mi casa (la de mis viejos, digo) está llena de esas ediciones. Todas venían en tapas duras y sobrecubierta. Ahí encontré mis dos primeros libros de King: La Hora del Vampiro e Insólito Esplendor.
Y es verdad: había que comprar mínimo un libro por mes para continuar siendo socio.
Cuando crecí me asocie por mi cuenta y compré varios libros. Pero, lamentablemente, ahora la cosa no está muy bien para comprar un libro por mes. ¡Si habré comprado tomos de enciclopedias cuando no veía ningún libro que me gustara y el tipo que venía a buscarme el pedido me apuraba!

El Cuervo del Infien-no dijo...

Yo nunca he sido socio del Círculo, pero lo fueron mis padres en su momento... aunque era demasiado pequeño como para interesarme por los libros o por el catálogo XD (creo que dejaron el Círculo cuando yo tenía unos seis años, o tal vez siete). De todas maneras, sí que he disfrutado de la colección que se montaron mis padres... Poe, Dickens... tienen una de clasicazos en edición de lujo que ni te cuento.

Por lo que sé, el Círculo de Lectores sigue funcionando de la misma manera: o compras, o compras XD ahora también tienen CDs y pelis, pero vamos... viene siendo lo mismo, y yo, si quiero algún libro (o CD... o peli), me lo compro cuando me de la gana, no cuando me mande hacerlo una empresa :P.

Lo de la Discoplay es otro tema... gracias a esa revistilla y a la Tipo, pude conseguir discos que, de otra manera, me habría sido imposible encontrar en la era pre-internet.

De hecho, desde hace unos meses, me vuelve a llegar el catálogo de la Tipo a casa XD eso me pasa por ser uno de los últimos seres humanos que aún se compra algún disco de vez en cuando XD (si adivinas de qué grupo fue, te ganas un gallifante :P).

Bueh... me estoy tirando de la moto comentando...

¡¡Saludos!!

Víctor Tudela dijo...

Cierto es que ha sido una publicación para padres...parecía como si estuvieran enganchados a comprar al menos un libro cada mes. Parecía más una obligación que otra cosa. Ahora les estoy eternamente agradecido de que llenaran la casa de libros y de que me metieran el gusanillo de algo tan importante como la literatura.

Bolzano dijo...

Yo sí fuí socio de Circulo, pero cuando me di cuenta que me salía a mejor precio comprando en librerías, lo dejé. Creo que fue cuando te cobraban 1 € por el servicio, con la cual cosa se igualaban los precios.

Ya tengo ganas de ver lo de Discoplay, pues también fuí socio. Jejeje.

Saludos

KAIMAN dijo...

Mi madre también lo fue durante muchos años.
Tampoco íbamos muy sobrados económicamente y ella hacia un esfuerzo enorme para pedir los libros que me gustaban. Cuando aprobaba siempre caía uno. Con especial cariño guardo la colección de 'Dungeons & Dragons' de la editorial -Timun Mas- donde había que tomar decisiones y en algunos ya se utilizaban los dados.

Como oro en paño los guardo.

Maria dijo...

Mis padres no eran del Círculo de lectores. Eran de los de comprar por libre. Teníamos bastantes libros y eso hacía de mi casa, en la época en la que no había internet, centro de elaboración de trabajos escolares. ¡Anda que no habremos fusilado páginas del "Espasa"!

Besos

alcorze dijo...

jejeje, veo que todos los que por aquí andamos, a los que nos gusta, entre otras cosas, leer tenemos un pasado relacionado, si no con el Círculo de Lectores, con los libros a través de nuestros padres

Yo ahora los compro por mi cuenta y probablemente compre más que siendo del círculo pero, en aquel entonces, era una muy buena manera de estar enterado de libros de los que, de otra forma, no conocerías su existencia. Ahora es todo mucho más fácil.

¡Gracias a todos por vuestros comentarios!

Perse dijo...

Claro q en mi casa fuimos del círculo, de hecho mi padre lo sigue siendo. Yo no, no me gusta la obligación de comprar y mucho menos esperar a q me llegue...

alcorze dijo...

Bueno lo de la obligación era un rollo (para mi madre) porque a mí me iba de miedo jejeje

Los libros los traía siempre el mismo señor (el del Círculo) y allí descubrí libros como El señor de los anillos, La conjura de los necios y muchos más

sonia dijo...

Todos tenemos una madre a la que engatusaron para hacerse socia del círculo de lectores xDDD. A la mía también, así que fuímos socios durante casi 3 años, hasta que nos borramos porque si no nos tendríamos que haber ido nosotros de casa para meter los libros xD

rockdelgo dijo...

Yo también fui socio y me suena bastante todo lo que dices; también me acuerdo del hombrecillo que pasaba por casa con la revista...
Yo lo dejé porque me compraba los del Círculo y los que no eran del Círculo, mucha pasta; te daba muy buena calidad de encuadernación pero opté por opciones más económicas.
Saludos

Ani dijo...

Uff...qué tiempos. Cuando una vez al mes llamaban a tu puerta y sabías que era el chico del círculo de lectores que traía tu pedido.
Cómo ha llovido ^o^
Recuerdo que mi hermano pidió la trilogía del Señor de los Anillo y alguna más de Tolkien, que debe tener en casa por algún lado. :P

Besos

alcorze dijo...

jejeje, Sonia, mi madre debio de ser veinte años socia y no se borró porque yo era un pesado de cojones y no la dejaba

Cierto rockdelgo, al final el Círculo se quedaba corto en cuanto a las cosas que ofrecía y algo largo en cuanto a precio. Gracias por tu comentario y pásate cuanto quieras. Un saludo!

Sí,Ani, ese momento en que traían los libros era algo especial. Besos!

Ana Laura dijo...

Aquí en Uruguay los libros del Círculo eran muy caros. Mi madre siempre fue una ávida lectora pero no era socia.

Sin embargo he leído varios libros de esa 'editorial' de segunda mano. Eran buenos libros, sólidos y bien encuadernados, en general me atrapaban ya desde la portada; y estoy hablando solo de la parte física del libro, obviamente también me atrapaban las novelas, por algo las leía, je.

Pero no, nunca fui socia del Círculo. Una pena.

Ana Laura dijo...

Fe de erratas: mi madre ES una ávida lectora ;)

(Por suerte, porque con la jubilación le llegó una mayor soltura económica y ahora es quien más invierte en libros en la familia, aleluya.)

Karlita la + Bonita dijo...

Pues yo nunca he sido socia de algo así (y ni sé si por acá exista cosa parecida), pero yo también eso de rogarles a mis jefes para que me compraran libros (y discos a veces).

Linda entrada. Besos!!!

cactus girl dijo...

Jajajaj...me troncho con el Discoplay (que también era socia!).

Pues los de Círculo me han vuelto a enganchar otra vez, asi que con eso te lo digo todo.

Luego me termino quitando, porque no me gustan que me obliguen a comprar y porque al final valen lo mismo que en cualquier otro sitio.O, incluso más que en la Fnac, por ejemplo.

Pero, efectivamente, todo sigue igual, el mismo hombrecillo, la misma revista......hay cosas que no cambian.

Feliz fin de semana EMilio!!

alcorze dijo...

Cierto, Ana Laura, tenían unas ediciones muy cuidadas y que resisten el paso de los años como campeonas.Qué bueno lo de tu mamá. No hay que dejar de hacer cosas porque nos vayamos haciendo mayores ;)

Karlita, es que, como dicen por aquí, "el que no llora, no mama" así que había que pedirles e insistirles a los padres jajaja, ahora nos toca sufrir la parte contraria ;)

Y tanto, cactusgirl, estos del círculo te pillan ahora y ya no te sueltan. Yo me pregunto qué habrá sido de aquel señor que venía a mi casa. A ese lo esperaba con más ilusión que a los Reyes Magos, al fin y al cabo él venía todos los meses y los otros una vez al año

Buen finde!!!

El Especialista Mike dijo...

En casa si éramos socios, y creo que hoy día siguen siéndolo. La de libros que tengo del Círculo...calculo que un 25% del total que tengo en Murcia son comprados via Círculo...que recuerdos...XD

La chica de las flores. dijo...

Sí, mi madre lo era, y yo lo soy desde hace ya varios años!!

Es una manera de tener literatura regularmente en casa, y de estar al día!

Chaoooo!!!

pat dijo...

Sigo siendo socio, joer las ediciones son bastante buenas, eso si..la variedad cada vez mas escasa

Duna dijo...

Sí, me pasa como a tí, recuerdo que mis padres fueron socios muchossss años y yo llegaba el catálogo y me volvía loca a subrayar cosas, a redondear...
Luego cuando me independicé fuimos unos años socios nosotros hasta que nos dimos de baja y empezamos a comprar en la Fnac (más baratos, posibilidad de bolsillo que creo que en el Círculo no había y al momento).
Un besotee

Angelillo dijo...

En mi casa era mi hermana la que estaba apuntada al Círculo de Lectores, gracias a lo cual yo acumulé una gran biblioteca infantil-juvenil, biblioteca que ahora mi hermana se ha vuelto a llevar, porque es profesora de colegio y me ha pedido si los puedo donar para la biblioteca de su colegio.
Ahora no somos socios (Desayuno también lo era), el libro electrónico se ha comido al libro tradicional en casa. Por espacio y por precio.
PD: A mí tampoco me gustaba la presión de "hay que comprar un libro".

alcorze dijo...

Como comentáis creo que lo peor de Círculo era (es) la obligatoriedad y el tener un catálogo, aunque amplio, limitado ante la gran oferta actual.

En cualquier caso cumplió de sobras du propósito de acercar los libros ¡ a la gente en un tiempo donde no estaba tan al alcance de la mano como ahora.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Cyllan dijo...

¡Que recuerdos! Del Círculo éramos en casa intermitentemente durante toda la vida jajaj, y luego yo de mayor lo seguí haciendo hasta que ser socia de la Fnac me hizo borrarme definitivamente. No pueden competir con los precios y el catálogo de esta tienda. Es verdad que la revista era muy chula y yo también la esperaba con ansia y marcaba lo que me interesaba.
Estoy muy de acuerdo con lo de que lo peor era la obligatoriedad bimensual pero en un tiempo en que no había internet era una herramienta de difusión de la cultura encomiable.

Silcas dijo...

Nosotros somos devoradores de libros y si bien eso de que te obliguen a comprar no mola, sí es cierto que muchas veces te tirarías delante del sofá de no ser porque tienes tres libros que te están mirando fijamente en espera de que los empieces... :-)
Casi siempre hemos preferido el libro a las pelis, así que ahí seguimos, en Círculo. y total, un libro al mes, no es para tanto y nuestra agente Rosa nos trata de maravilla, es un encanto de mujer. Y también apunto a lo que mencionáis algunos en cuanto a vuestros recuerdos de cuando erais pequeños: mis hijos cogen la revista para ver qué hay, y se aficionan a los libros, y eso no tiene precio, sobre todo hoy, que parece que si algo no está en la tele no existe.
feliz semana santa, que ya está a la vuelta de la esquina, compañeros.

alcorze dijo...

Pues sí, silcas. Mi hijo mayor que ha aprendido a leer este curso todas las tardes y por la nocha antes de dormir quiere leer un rato.sus cuentos.

Supongo que el vernos en casa leyendo tiene su buena parte de culpa, y para poder leer hay que tener libros, y a poder ser en papel.

Buenas fiestas!