martes, 12 de abril de 2016

El botones de verde caqui - Una aventura de Spirou


Siguiendo las siempre interesantes recomendaciones de Unai en su blog Guardia Oscura, me decidí por hacerme con este genial cómic de Spirou y Fantasio, personajes a los que no me acercaba desde aquellos primeros ochenta en que los leí en la revista Spirou Ardilla, compartiendo espacio con historietas como Quena y el Sacramús o Los hombrecitos.

Tanto en el apartado gráfico como en el guión estamos ante un volumen espectacular en todos los sentidos. Nos encontramos con una típica historia de la espías en la Bélgica ocupada por los nazis, en la que Spirou será un miembro de la resistencia que trabaja como botones en el hotel que sirve de Cuartel General del ejército alemán.

en toda buena historia de espías no puede faltar una femme fatale

Este hecho hará que Fantasio se enfade con su amigo, lo que provocará situaciones tensas entre ellos, por otro lado la imaginación del guión de Yann nos propone unas cuantas subtramas, lo que provoca que el cómic sea tremendamente adictivo, ya que te ves atrapado en la historia y en los dibujos desde el primer momento.

Fantasio, con sus excentricidades, no podía faltar

En definitiva se trata de un muy buen cómic y de una opción fantástica para todos aquellos que nos interesa la Segunda Guerra Mundial.

Siguiendo con la BD franco-belga y la IIGM toca ahora hablar de un cómic que me ha decepcionado.


Operación Overlord: Sainte-Mère-Eglise, es el primero de una serie de tres publicada con motivo del 70º aniversario del desembarco de Normandía. En este primer número se recrea el asalto del pueblo de Sainte-Mère-Eglise, el del famoso campanario, por la 82º División Aerotransportada de los americanos.

El dibujo de Fabbri aun sin gustarme especialmente es más que correcto, y cumple de sobras. El problema viene del guión de Michael Le Galli, que no hay por donde cogerlo ya que es inconexo, aburrido y comete el error de intentar presentarnos, mediante el uso del flash-back, a distintos personajes, algo que, en un cómic de 48 páginas es un error en mi opinión, ya que al final se queda en una historia que no llega a contar nada.


Dudo mucho de que me haga con el segundo volumen (Omaha Beach), con guión también de Galli, aunque es posible que lo haga con el tercero (La batería de Merville), ya que cambia de guionista y espero que mejore.

Bueno, que sigo con mis lecturas comiqueras y disfrutando con la mayoría de ellas y esperando un par de novedades que centran todo mi interés este mes.

¡¡¡Buena semana para todos!!!