viernes, 28 de octubre de 2011

Libros leídos 2011 - 45 - Hacia rutas salvajes - Jon Krakauer

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- Libros 31 al 40
- 41 - El eterno olvido - Enrique Osuna
- 42 - Los caminantes Hades Nebula - Carlos Sisí
- 43 - Diario de una invasión zombie - J.L.Bourne
- 44 - Dificultades con los líquenes - John Wyndham
- 45 - Hacia rutas salvajes - Jon Krakauer


Supongo que a muchos de vosotros os sonará este libro por la magnífica película que se realizó sobre el mismo. Para los que no la conozcáis, copio la sinopsis del libro, algo que no suelo hacer pero que, en este caso, necesito:

“En abril de 1992, Chris McCandless, de 24 años, se internó solo y apenas equipado por tierras de Alaska. Había regalado todo su dinero y abandonado su coche, y soñaba con una vida en estado salvaje. Cuatro meses más tarde, unos cazadores encontraron su cuerpo sin vida. Su historia, difundida en un reportaje de Jon Krakauer, suscitó una agitada polémica. Para unos, era un intrépido idealista; para otros, un loco y un ingenuo sin el menor conocimiento de la naturaleza. Pero, ¿por qué un joven recién graduado decidió cortar todos los lazos con su familia y perderse en una región inhóspita? Antes de desaparecer, Chris McCandless escribió a un amigo: «No eches raíces, no te establezcas. Cambia a menudo de lugar, lleva una vida nómada… No necesitas tener a alguien contigo para traer una nueva luz a tu vida. Está ahí fuera, sencillamente.»”

Jon Krakauer, un alpinista y escritor, recibió el encargo de hacer un artículo sobre Chriss McCandless
al conocerse la noticia de su fallecimiento. Intrigado y también fascinado por el personaje decidió profundizar más en la investigación sobre la vida de MacCandless, hasta concluirla con la publicación de este relato.

Para ello realizó multitud de entrevistas personales, revisó las cartas y postales que Chris (alias Alexander Supertramp) enviaba (en aquella época en la que todavía mandábamos cartas), durante sus largos viajes en los que recorrió andando, en canoa o autostop gran parte de los Estados Unidos y México, así como el diario, notas y fotografías que se encontraron junto a su cuerpo.

Esta obra no es sólo una biografía, sino también una autobiografía, ya que Krakauer aprovecha sus similitudes conel propio Chriss, para realizar un pequeño resumen de su vida. Analizando, como hace con MacCandless, el peso de la infancia y las relaciones paterno-filiales en su actitud aventurera. Me ha resultado más interesante esta parte autobiográfica, que la de McCandless. Supongo que es por el hecho de que Krakauer pudo contarlo y sacar conclusiones de su forma de actuar y pensar y McCandless, al no sobrevivir, no consiguió evolucionar o al menos el poder contarlo. Una lástima, porque era un buen tipo y creo que fue, en parte, una víctima de su propio orgullo.

Chriss sentado junto al autobús abandonado, en medio de los bosques, en el que perdió la vida

En realidad, Hacia rutas salvajes, se podría considerar un pequeño ensayo sobre todas aquellas personas que, un buen día, decidieron abandonar todo e irse a vivir a la naturaleza. Krakauer nos cuenta las historias de estos otros "locos" (incluido él mismo) que, como McCandless, perdieron la vida embarcados en aventuras imposibles de llevar a cabo. Por lo visto, es una especie muy abundante en Norteamérica la de estas personas que lo dejan todo para ir a vivir sin ningún medio y preparación en el desierto o los bosques de Alaska. Jon Krakauer, justifica, en cierta forma, las acciones de estas personas, irresponsables en muchos casos, como parte de una forma de ser y de buscar la libertad y paz interior.

Aquí en España esto de irse al monte a vivir en comunión con la naturaleza sería imposible, aunque sobrevivir viviendo del campo y criando una familia en provincias despobladas y dejadas por parte del Estado, como Soria, Cuenca o Teruel, ya constituye, en sí mismo, todo un reto y aventura.

Hacia rutas salvajes es un libro que te puede llegar a emocionar, a mí me ha provocado sensaciones extrañas hacia el personaje, tanto de rechazo con de absoluta cercania y compresión con el pobre de Chriss.

Esto ha provocado que el libro, en algunos momentos, se me haya hecho pesado, porque, como digo, por alguna razón, no he llegado a empatizar mucho con McCandless. De hecho diría que hasta me caído mal en algunos momentos, ya que conozco a suficiente gente tan cerrados de mente y pagados de sí mismos como él y, sinceramente, pueden conmigo. De hecho, Chriss MacCandless me ha recordado a mí mismo en algunas cosas, cosas de las que menos me gustan o gustaban de mi forma de ser. Me fastidia que personas tan válidas como él se echen a perder por su cabezonería y me causa una pena verdadera.

Chriss, demacrado, pero sereno y alegre, en una autofotografía de despedida, cuando ya sabía que iba a morir allí

Siendo capaz de provocar estos sentimientos, es evidente que Krakauer realizó  un gran trabajo de investigación y lo supo contar de una forma amena y ordenada. Es una gran obra, ya que consigue no dejarte indiferente, y creo que os gustará mucho si os animáis a leerla.

En el blog truestoryfilm podéis encontrar un fantástico resumen sobre todo lo que rodeó a Chris McCandless .También tenéis más información en la web christophermccandless .



Creo que estas frases resumen la personalidad de Chris, al menos desde mi punto de vista, y explican en parte lo que le pasó:

»Se notaba enseguida que era muy inteligente —reflexiona Westerberg mientras apura su tercera copa—. Leía mucho. Utilizaba palabras rebuscadas. En parte, creo que lo que pudo llevarlo a meterse en problemas era que pensaba demasiado. A veces se emperraba demasiado en querer entender el sentido del mundo, en desentrañar qué motivaciones podían tener las personas para ser tan malvadas las unas con las otras. En un par de ocasiones le comenté que era un error profundizar tanto en esos asuntos, pero Alex no paraba de dar vueltas y más vueltas a todo. Siempre tenía que saber cuál era la respuesta correcta a un problema antes de pasar al siguiente.»


"Parecía uno de esos chavales que están buscando alguna cosa, algo, sin saber qué es."


"Yo soy así, y también Ed Abbey. Me parece que ese joven, McCandless, también lo era. Nos gusta la compañía, ¿sabe?, pero no podemos permanecer con la gente demasiado tiempo. Así que nos marchamos, desaparecemos, regresamos una temporada y luego volvemos a desaparecer. "


"«Chris era muy suyo, ya de pequeño —explica su hermana Carine, que nació tres años después—. No es que fuera antisocial, ya que siempre tuvo amigos y caía simpático a todo el mundo, pero podía salir al jardín y entretenerse solo durante horas. Parecía no necesitar los juguetes ni los amigos. Sabía estar solo sin sentirse solo.»"


"«Chris era muy bueno en casi todo lo que se proponía —reflexiona Walt—, lo que provocaba que estuviese demasiado seguro de sí mismo. Si intentabas hablar con él para sacarle alguna idea de la cabeza, no discutía. Se limitaba a escucharte y asentir con educación, y luego hacía lo que le venía en gana."


"La revelación de que mi padre era un mero ser humano, terriblemente humano además, era algo que no podía perdonarle."

"Sabía que en ocasiones la gente moría por escalar montañas, pero, a los 23 años la mortalidad individual —la idea de la propia muerte— aún estaba fuera del alcance de mi horizonte mental. "

16 comentarios:

La pequeña Meg dijo...

Me impresionó mucho, tanto el libro como la película, a veces se me hacía antipático, tenía la sensación de que se encontraba en una permanente crissis interna, pero acabé encariñándome con él, y creo que entendiéndolo...El pasado mes se lo regalé a mi hermano, cumplía 46 años, y tengo elpleno convencimiento de que si no tuviera dos hijos seguiría los pasos de este chico...

Un abrazo y buen finde!!

Tatty dijo...

Este libro me llama mucho la atención, he leído varias reseñas y me parece muy interesante, tengo que localizarlo
saludos!

sirworth dijo...

Pues no conocía yo esta historia, y la verdad es que me ha llamado la atención.

¿Cómo no me va a impactar que un maño reconozca abiertamente que se identifica con un personaje cabezón? ¡¡Inaudito!! XD

Bolzano dijo...

Pues hace relativamente poco que vimos la película en casa (la tenemos comprada) y me impresionó bastante.
Tuvo las mismas sensaciones que tú, pero sobre todo recuerdo la rabia por lo absurdo de su posición y de su final. tuve ganas de cogerlo por el cuello y acabar yo mismo con él.

Y llega el final. Me invadió una enorme tristeza.

no sé si me leeré el libro. No tengo muchas ganas de que se me haga pesada una lectura y tú comentas que a ti, en algunos momentos a sido así. Además, tengo la película muy reciente.

Gran reseña.
Me pillo un cacho para un de mis Momentos.

Saludos

Juan dijo...

Este sí que me lo apunto.

¡Gracias!

alcorze dijo...

Meg, nos provocó sensaciones parecidas el libro. Por cierto, que creo que me parezco bastante a tu hermano ;)

Tatty, creo que te gustará.

sirworth, jajajajaja, qué guasa tienes jodío. Si los maños no somos cabezones XDD

Bolzano, es una historia que provoca todas esas reacciones. A mí al final también me ha causado pena.

Juan, es una gran historia. Creo que te gustará.

Txema dijo...

Un libro interesantísimo, sobre todo por la historia que cuenta y que aunque a mí también me es difícil conectar empáticamente con McCandless a me resultó impactante. Si bien es cierto que el libro tiene sus momentos y en ocasiones es algo pesado.

La película me pareió una buena adaptación del libro y destacaría sobre todo la banda sonora de la misma. Un disco que hizo especialmente para la ocasión Eddie Vedder a petición de Sean Penn (Into the Wild) y que tienen unas canciones preciosas.

Si no lo habéis oído, os lo recomiendo.

¡Saludos!

LaLolaSh dijo...

Oish! Y yo sin conocer la historia!
Para rato me pillan a mí así en medio de la nada.
Me ha recordado, aunque de otra manera diferente, a los hikikomoris, jóvenes japoneses que se encierran en su habitación para no salir en muchísimo tiempo por decepción y descontento con la sociedad donde viven.

mientrasleo dijo...

Me encantó este libro, lo leí hace no demasiado tiempo y lo retuve en mi cabeza tiempo dando vueltas a ideas peregrinas sobre caminos, edades.. ya sabes, ese tipo de cosas.
La película la he ido evitando, dime cobarde.
Un saludo

Moniruki dijo...

Pues la película me gustó bastante,así que tendre que leer el libro.
Buenísima reseña.

Marta ("Como en un cuento"/"La cocina de las pinuinas") dijo...

Que bueno!!! Tiene una pinta super interesante!!! Y en que mundo vivo yo que no he oido hablar de él??? Alguna de esas frases, me hace pensar demasiado!!! jajajaj Un besote

alcorze dijo...

Txema, coincido contigo.

Lalolash, está claro que a cada uno le da por una cosa ;)

Mientrasleo, sí que hace pensar, sí.

Moninuki, te gustará si te gustó el libro.

Marta, ya tienes razón en que hace pensar demasiado este libro. En ocasiones entran ganas de irse uno también ;)

Juan dijo...

Voy por la mitad, y me está gustando mucho. Me encantan los libros de viajes y, aunque este no sea uno de ellos propiamente dicho, es un canto a la vida que me ha cautivado.

En ciertos momentos, es un poco como mi hitoria de "El colono", ya lo sabrás porqué lo digo, aunque el protagonista no tiene mucho que ver con este pobre chico.

Lo dicho, alcorze, ¡muchas gracias por darme a conocer este libro!

alcorze dijo...

Me alegro que te guste, Juan. Es un texto que nos hace pensar y nos mueve algo dentro.

Juan dijo...

Bien, ya termine de leerla.

Me ha gustado, aunque hay varias cosas que no. No me ha gustado que el autor haya puesto otros casos similares de gente que se perdió en Alaska. Los podía haber nombrado, pero no detallado tanto porque se pierde el hilo de la historia principal. Eso daba para otro libro que me hubiera encantado de leer, pero cada cosa en su sitio. El autor lo justifica diciendo que algunos casos eran similares al de la historia. Vale, lo que tú digas. Tampoco me ha gustado que el autor, también justificándolo por la similitud en un episodio de su vida, meta un capítulo entero con algo que no tiene nada que ver con Chris. Eso, también daba para otro libro que también me hubiera gustado leer, pero no en este. Y tercero, que el autor nos repite varias veces lo mismo. Varios episodios que aparecen al principio, luego vuelve sobre lo mismo. Total, que el libro es un poco caótico de organización y con algunos textos de relleno. Pero en el fondo, me ha gustado. Salvando esos detalles, me ha encantado dar con este libro porque es una historia fascinante. Yo también tengo un poco de Chris en cuanto a mi fascinación por la naturaleza y cierta tendencia al ensimismamiento XD

alcorze dijo...

Hombre, Juan, a mí esas partes sí que me gustaron. Creo que en realidad, aunque tome a Chriss como referente central, la novela trata sobre todas personas que tomaron decisiones parecidas.

jejeje, creo que todos nos hemos visto en parte representados en esta historia ;)