jueves, 25 de agosto de 2011

Libros leídos 2011 - 33 - La casa en el confín de la tierra - William Hope Hodgson

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- 31 - La gente del margen - Orson Scott Card
- 32 - División 250 - Tomás Salvador
- 33 - La casa en el confín de la tierra - William Hope Hodgson


He de reconocer que no conocía a William Hope Hodgson, y que fué gracias a las recomendaciones de los amigos Luis Bermer y Bolzano por lo que me acerqué a este desconocido e interesante autor.

Hodgson se trata de un escritor norteamericano que vivió y escribió a caballo entre los siglos XIX y XX. Tiene un estilo cercano al de Poe en cuanto al uso del lenguaje y algunos temas tratados y se le considera el inspirador de Lovecraft, no en vano su obra está situada cronológicamente entre la de ambos.

La casa en el confín de la tierra (también conocida como La casa en el confín del mundo) se trata de una novela publicada en 1908 que podríamos definir como perteneciente al horror sobrenatural y gótico.

El argumento de la novela gira en torno  al hallazgo, por parte de dos excursionistas,  de un sorprendente manuscrito en el medio de las ruinas de una antigua mansión, y a través de dicho texto vamos a asistir a a su lectura dentro de la propia narración. Algo similar a lo que hizo Poe con Las aventuras de Arthur Gordon Pym.

En dicho manuscrito se narra una historia a través de un antiguo inquilino de la mansión, al que vamos a conocer como El recluso, ya que no salió durante años de su finca. En él nos va a presentar una historia de terror opresiva y oscura que transcurrió hace años en la casa.

Se trata de un relato repleto de detalles de una desbordante imaginación, con una estructura de párrafos cortos, como corresponde a un manuscrito/diario, que hacen que su lectura pueda ser rápida y adictiva.

Lo cierto es que a mí no me va mucho todo ese rollo metafísico de planetas, dimensiones extrañas y viajes en el espacio/tiempo, así como de monstruos, demonios y diversos horrores materiales e inmateriales que nos plantean escritores como Hodgson.

Me gusta el terror pero seres como las bestias-cerdo a mí me dejan algo frío, ya que no me provocan miedo ni tensión. Mas bien al contrario, me resultan textos muy espesos en su forma en ocasiones, que, pese a que están muy bien escritos y narran hechos inquietantes, no consiguen atraparme ni crearme todo el desasosiego que deberían. Es curioso, porque este tipo de historias me asustan más al verlas en el cine, en cualquiera de aquellas viejas adaptaciones cinematográficas en blanco y negro, que al leerlas sobre el papel.

En cualquier caso, es un problema de mis gustos y no de Hodgson, que fué un buen escritor, precursor del terror moderno y la ciencia ficción. Es una pena que una granada alemana lo matara en las trincheras durante la Primera Guerra Mundial ya que, al morir joven, creo que tenía mucho por escribir.
 
Como curiosidad comentar que existe una adaptación hecha al cómic por el maestro Richard Corben. En España la publicó Norma en 2003 dentro de su colección Vértigo y ésta es su portada.
 
 
Por último dejar un fragmento de esta novela.  en la que se puede apreciar la forma de Hodgson de construir sus frases,  así como del vocabulario empleado:
 
"Al llegar al otro lado, nos dirigimos hacia el saliente del espolón, y debo confesar que experimenté una insoportable sensación de terror al asomarme desde aquella vertiginosa cornisa a las oscuras profundidades de abajo..., de las que se elevaban el tronar de la catarata y el sudario de agua pulvurenta. "

8 comentarios:

Bolzano dijo...

Bueno, ya corro por aquí aunque hasta el día 29 seguiré de vacaciones en el blog. Tengo muchas entradas preparadas, pero me lo quiero coger con la calma.

Creo que coincidimos, jejeje, como casi siempre, en las sensaciones que nos ha transmitido el libro. Yo dije en su día, que creo que Hodgson es mejor relatista que novelista. Merece la pena leer alguno de sus relatos.
Como dices la parte central es un poco espesa, pero...A mi me gustó mucho en principio y el final de la novela.

Uf, me he dado un empacho de zombis, jejeje, Los Caminantes y Guerra Mundial Z que reseñaré en el blog. El segundo me ha gustado más que el primero. Tiene su punto, aunque con el primero te entretienes bastante.
Ahora no sé que leer, jejejeje, llevo tres novelas empezadas y no me enganchas.. Veremos.

¡Peazo de rollo! Será que hace días que no escribo, jajaja.
Saludos

Ah, y gracias por la mención.

Luis Bermer dijo...

Coincido con Bolz; sus relatos brillan con bastante mejor luz que, por ejemplo, esta novela.

Y coincido contigo en que "miedo/desasosiego" -como en tantas otras novelas "de terror", más bien poco. Algo difícil de conseguir (doy fe xD), como la carcajada, con un libro.

No es una novela redonda, pero merece la lectura. A mí me encantó cómo transmitía lo onírico, los espacios dimensionales... tiene algo que engancha (y a alguien como yo, más :D).

Por cierto, ese cómic me lo compré hace siglos (¿En Discoplay, quizás?).

Un saludo!

Sonix dijo...

Hace semanas me bajé una novela de este escritor, por recomendación en el Ka-Tet, creo. De todos modos, aún no la he leído y no puedo opinar, pero viendo el fragmento que has puesto, parece algo farragoso, sí. Supongo que acabaré leyéndolo, igualmente, aunque tampoco sea i forma de escribir favorita. Claro, los años no pasan en balde y además puede que la traducción no sea la mejor del mundo.
Besos!

Calavera dijo...

Suena interesante, aunque como dice Sonix, con estas novelas tan viejas la traducción puede volverlas más farragosas de lo que en realidad son...

Hace poco fui a la biblioteca y encontré dos ediciones viejas diferentes de Otra Vuelta de Tuerca (que al final no presté), y me dio por comparar las traducciones y eran ¡¡¡completamente diferentes!!!

Lo que, por supuesto, da mucho para pensar... :/

Fede dijo...

Me recuerdo este libro. Me gustó mucho, la verdad. No es para tirar petardos, pero es de mis favoritos.

Yo soy fan de Lovecraft, por lo que creo que a eso se debe el disfrute de esta novela. Muy buena.

Un saludo!!

alcorze dijo...

jejeje, Bolzano, veo que vienes con las pilas puestas ;D Pues sí, con respecto a esta novela a mí la parte central se me hizo pesada, sin embargo tiene partes bastante interesantes. En cuanto a los zombis la novela de Brooks es muy buena y está muy bien planteada. Un saludo!

Uff, Discoplay, Luis, qué recuerdos XDD A mí, aunque no me ha gustado mucho, me ha llamado la atención y creo que, más adelante, me animaré a leer los relatos que comentaste de La nave de piedra. Un saludo Luis!

Sonix, Calavera, a mí ese estilo no me disgusta del todo en cuanto al vocabulario, crecí leyendo novelas de Salgari y Verne que son parecidas, pero sí en cuanto a lo farragoso y espeso que resulta. En cuanto a la traducción no sé si puede tener algo que ver, en mi opinión no mucho, porque a Poe lo tradujo Cortazar y tiene tambén trozos infumables. Un abrazo!

Le debo alguna oportunidad más a Lovecraft, Fede. Un día de estos se la doy. Un saludo!

Shorby dijo...

Lo que me gusta Lovecraft y todavía no he leído este libro. Lo tengo por casa, una reliquia, desde luego =)

Besotes

alcorze dijo...

Pues si te gusta Lovecraft, éste te gustará Shorby. Un saludo!!!