martes, 30 de agosto de 2011

Libros leídos 2011 - 34 - Treinta y cero - Lisa Jewell

- Libros 1 al 10
- Libros 11 al 20
- Libros 21 al 30
- 31 - La gente del margen - Orson Scott Card
- 32 - División 250 - Tomás Salvador
- 33 - La casa en el confín de la tierra - William Hope Hodgson
- 34 - Treinta y cero - Lisa Jewell

Treinta y cero se trata de una tipica novela de las de la escritora británica Lisa Jewell. Nos cuenta, como no, la historia de un chico, Dig, y una chica, Nadine (Deen), amigos desde la infancia y a punto de cumplir treinta años. Se están dando cuenta de que se encuentran en la frontera entre la juventud y el ser ya más adulto, algo con lo que se comen la cabeza, y que les lleva a querer encontrar a su amor verdadero sin darse cuenta (sobre todo él) que están hechos el uno para el otro. Realmente el cero (nothing) del título es un juego de palabras, que dice bastante de su situación, ya que ellos van dando tumbos en sus distintas relaciones, aunque no en su vida profesional.

aquí, Lisa, sujetando una pared

En mi caso, que soy ya versión 4.0, y visto desde la distancia, me resulta un tanto más de lo mismo respecto a su obra, ya que a mí, el tema de la edad, siempre me ha resultado indiferente. De todas formas Lisa Jewell es una autora que me cae bien, y me gusta como escribe. Supongo que tiene que ver que cuando la descubrí yo tenía 30 años, y contaba cosas que, más o menos,  me estaban pasando y por eso es una autora algo especial para mí.

Volviendo al argumento de Treinta y Cero,  es la típica novela de Lisa Jewell de incertidumbres, desengaños, amor, trabajo y personajes ligéramente neuróticos. Como hemos comentado Dig y Nadine son amigos desde la niñez y va a aparecer un fantasma de su pasado (de largas piernas y espectacular belleza) que van a poner en peligro los sueños de Nadine. Dicha aparición no es otra que la de Delilah Lillie, antigua novia de Dig, que aparece en Londres sin saber ellos muy bien el porqué.

A partir de este momento van a suceder unos hechos que, intercalados con saltos al pasado, tanto de su vida en común como en solitario, van a conformar una divertida comedia. En ella vamos a ver cómo las decisiones espontáeas y los actos más simples pueden provocar casualidades que lleguen a cambiar nuestra vida. Aunque, en muchas ocasiones, nos empeñemos en repetir los mismos errores del pasado.

En resumen se trata de una típica novela de enredos de situación. Como siempre tiene diálogos ágiles y cargados de chispa así como situaciones hilarantes. He decir que la novela va de menos a más hasta llegar a un típico final de Jewell, que no dejan de ser bastante predecibles. Personalmente es la más floja de las cuatro novelas que le he leído hasta ahora.


Aquí dejo algún fragmento de la novela que me ha gustado o que resume en parte su estilo:

"Era uno de esos momentos absolutamente perfectos en la vida, decidió, momentos que había que aspirar con fuerza, mantener dentro de los pulmones y absorber hasta la última gota, porque en eso consistía la vida. Si uno esperaba la felicidad eterna, acababa perdiéndose la esencia de la vida, que estaba contenida en momentos como ése."

"Ella prefería querer ser adulta y que no se lo permitieran, a que la obligaran a serlo."

"Se maravilló brevemente de aquel extraño mundo, aquel mundo de sábado por la mañana poblado por una clase de hombres y mujeres que no pasaban la noche del viernes en un pub, que no se acostaban a las dos de la madrugada y que no dedicaban todo el sábado a tratar en vano de curarse la resaca. Había algo atractivo en todo esto, algo revigorizante. Se abría ante él todo un abanico de posibilidades. Volvió a pensar en el mundo dorado imaginado por Nadine, el de los hijos y la vida casera. Cada vez lo encontraba más seductor."

"Ese bicho era un maldito lastre. Debería haberlo dejado en casa. Y encima, pensó con una creciente sensación de terror, debía de parecer un homosexual, con aquella cosa bajo el brazo como si fuese una mariconera de Alexander McQueen."

7 comentarios:

Tatty dijo...

Me encantan este tipo de libros, este creo que no lo conocía, de la autora sí he leído algo pero tendré que buscarlo

LaLolaSh dijo...

No sé que pasa pero no hago mas que leer por infinidad de blogs y de artículos algo referente a las dichosas crisis de la edad.
Yo no estoy interesada en sufrir ninguna pero al final me la van a hacer sufrir. Y no por tu reseña de libro entretenido, que está muy bien, sino por mi entorno que no hacen mas que recordarme que se me está pasando el arroz. ¡Qué coñe de sociedad metete!
(Vaya comentario psicótico que me ha salido, sorry)

Saramaga dijo...

De la autora sólo he leído "La fiesta de Ralph", que me gustó bastante. Creo que volveré a ella, que ahora me apetece lectura ligerita. Quizá con esta novela, que aunque no te parece la mejor, me viene bien ahora que voy a por los 30! jejej. Un beso!

yoli dijo...

Hola
No conocìa a esta escritora,pero el primer pàrrafo me gusta mucho
Yoli

Shorby dijo...

Me ha gustado la reseña =)
Tengo el libro por casa, el género me gusta bastante y esta autora también... me gusta su estilo =)

Besotes

Sonix dijo...

Me adhiero al comentario de LolaSh, yo creo que esas crisis de edad muchas veces vienen más de "fuera" que de "dentro". Que conste que a mí ya me han hecho algún que otro comentario sobre "para cuándo tal" o "para cuándo cuál"...
Ea, otro comentario neurótico. xD

alcorze dijo...

A mí, este género del chick list me gusta bastante. Especialmente Lisa Jewell, aunque alguna otra autora me he leído.

De esta escritora, aparte de La fiesta de Ralph, que es su obra más conocida, me gustó muyo también Dream Street 31.